Segunda movilización roja de los obreros industriales contra la Reforma Laboral

26.Sep.12    Noticias nacionales
   

Otros 2 mil obreros del Sindicato Independiente de la Nissan volvieron a movilizarse la tarde del pasado 24 de septiembre, para expresar su rechazo a la iniciativa de Reforma Laboral que Felipe Calderón envió a la Cámara de Diputados.

Cerca de las 5 de la tarde, maestros jubilados levantaron los bloqueos en las calles cercanas al centro de la capital morelense para abrir paso al contingente de trabajadores sindicalizados de la Nissan. Vestidos con sus uniformes rojos, los obreros de los turnos matutinos repitieron la acción realizada por sus compañeros durante la mañana de aquel día.

Vale la pena mencionar que la movilización contó con la presencia de los telefonistas y compañeros de la fábrica de cartuchos, que coincidió con bloqueos de parte de los jubilados, protestas del movimiento magisterial, bloqueos de transportistas, protesta de empleados del Hospital del niño y paro de labores en Capufe


La movilización contó con la presencia de un contingente de militantes del Partido Comunista de México (PCM), quienes repartieron volantes contra la iniciativa de reforma y marcharon hombro a hombro con los trabajadores.

Por su parte, el comité del sindicato independiente de la Nissan saludó la presencia de los comunistas a quienes los obreros habían visto con anterioridad en brigadas de volanteo y venta de periódico a puerta de fábrica.

“Oposición total, a la Reforma Laboral” se escuchó a un sola voz que estremeció las estrechas calles del centro de Cuernavaca. “Se ve se siente, sindicato independiente” gritó el contingente rojo de obreros industriales frente a la sede del Congreso.

En medio de rechiflas y consignas contra los gobiernos federal, estatal y diputados, a las afueras de la sede legislativa de Morelos, el secretario general de la Nissan, Andrés Lozano Rojas, expresó que “la contratación temporal y por hora que tendrá como consecuencia el pago de salarios más precarios y a su vez esto permitirá que se pierda el derecho de antigüedad y que se disuelvan las prestaciones sociales”.

Además, advirtió que nadie podrá parar las manifestaciones públicas que se generarán en caso de consumar esta reforma, “de ser necesario haremos paros para llamar a otros sindicatos a la huelga general” dijo.

Ya en la plaza Emiliano Zapata frente al palacio de gobierno, Diego Torres, Segundo Secretario del Comité Central del PCM, declaró que “los obreros de la Nissan son ejemplo para la clase obrera de México, que han demostrado cómo debe ser la lucha contra la reforma, con bloqueos, huelgas y movilizaciones en la calles”.

“¿Esperarán 6 años para ver si cambian las cosas? como promete una minoría parlamentaria. Y si a esa minoría parlamentaria le hacen fraude por milésima vez ¿Estarán dispuestos a trabajar 12 o más años con esta reforma?, ¿Están dispuestos a heredarle esto a sus hijos?”, preguntó Diego Torres a los trabajadores, quienes contestaron con un contúndete ¡No!.

Finalmente, el dirigente comunista llamó a lo obreros a convocar a más trabajadores a la lucha que “será en los centros de trabajo y las calles donde se escribirán las nuevas leyes en beneficio de la mayoría y de donde surgirá el nuevo poder obrero y popular”.