Saludo a la unidad revolucionaria

30.Nov.13    Opinión
   

Como fue informado, en el X Pleno del Comité Central se concretó la unidad entre el PCM y la OCPCM y la OPR, así como la dirección del FIR. Aquí el saludo del camarada Felipe Cuevas a ese acontecimiento, que sin estridencias ni altisonancias fortalece al partido marxista-leninista y el torrente de la revolución socialista en México.

Camaradas del Partido:

Ustedes no se imaginan la alegría que me da la noticia de fusión de nuestros esfuerzos comunistas, cierto que era lo anhelado y esperado, que algún día debía darse sobre esa base tan complicada pero a la vez tan gloriosa de consenso y democracia proletaria.

Por lo que cuentan la satisfacción por los pasos dados es sentida en toda la militancia, y con más razón se redoblan los ánimos de lucha tanto como la resolución de crear esa organización necesaria al proceso de la lucha de clases.


Claro, la unidad se dice fácil, y todas y todos sabemos de lo laberíntica que es, pero cuando se tiene conciencia, perspectiva y determinación de lograrla, no hay tarea imposible, sólo tarea de gran esfuerzo. Lo que ustedes militancias y dirigencias conquistan es una gran cosa, una mancomunión de esfuerzos concretos, y una experiencia avanzada sobre cómo replantearnos las cuestiones de la unidad comunista, revolucionaria, clasista y popular.

Me dispensarán tanta sustantivación de las cosas, pero ya que los pasos inmediatos llaman a la toma del impulso en el trabajo, pues cabe resaltar este importante logro de la política clara de replantearse en la teoría y en la práctica nuestro trabajo revolucionario; estas experiencias unitarias dan cuenta de un proceso especial con sus tanteos, sus méritos y sus dificultades, que ayudarán a continuar otros pendientes y otras formas de abordar nuestro trabajo popular en general. Por ello es que nos resulta tan grato el logro, porque sin duda repercutirá en las tareas inmediatas.

Todas y todos sabemos que seguirán etapas de replanteamiento orgánico, discursivo y de fusión plena, son ámbitos especiales sobre los que toca entregar aportes, nada viene fácil, sí agradable, pero hay que esforzarse, ponderar y sobre todo hacer paciencia de las dificultades que puedan esperarnos.

Como decimos en estos casos, resurgen las necesidades de refuerzo a las relaciones políticas revolucionarias entre comunistas, relaciones que enaltezcan nuestra lucha y aspiración social, que permitan el avance máximo y total de la organización, y para todo esto se necesita como ustedes saben bastante bien mucha conciencia y fraternidad. Podemos confiar del colectivo y las comprobadas capacidades de nuestra dirección, la tarea en sí misma es interesante.

Sin duda en el marco general de la lucha de clases en el país y sus regiones, la unidad tendrá sus repercusiones, permitiéndonos innovar otros mecanismos unitarios hacia nuestro pueblo y sus organizaciones. Es una unidad firme contra el sistema que tanto ha cercenado los proyectos de las revolucionarias y revolucionarios, pero también contra esa ideología extraña del oportunismo dogmatismo como otras de corte pequeñoburgués mesiánico que durante tanto tiempo obstruyeron procesos de éste tipo.

Este pequeño paso que de alguna manera ya se venía ejecutando, debe permitirnos ver mejor la enorme tarea que asumen quienes forjados en el pensamiento de la revolución, del proletariado, que es el marxismo leninismo; tienen ante sí de proyectar y promover una alternativa socialista eficaz, realizable frente al capitalismo imperialista.

Camaradas muchas felicitaciones, como ustedes saben lo que viene es más trabajo por la revolución, comparto gratamente este logro suyo que ahora es de todas y todos.

Con estos éxitos y en éste aniversario de la revolución bolchevique dan ganas de abrazarles, pero la distancia es grande.

Salud y revolución