Represión y Solidaridad en Telecable Tamaulipas

14.Jul.13    Noticias nacionales
   

Una cantidad importante de cartas en solidaridad con la lucha sindical en Telecable Tamaulipas, provenientes del país y del exterior, han llegado a manos de los compañeros que impulsan la sección sindical en Telecable de Tamaulipas. Estas cartas han sido introducidas y ditribuidas al interior de la empresa.

La actividad y la persistencia de los compañeros han hecho a la patronal perder los estribos una vez más. En esta ocasión los gerentes han recurrido a la amenaza y a las descalificaciones contra el sindicato. Los directivos de grupo Hevi, dueños de Telacble de Tamulipas y el tercer monopolio en importancia de esta rama, en Zapopan se trasladaron a la oficina matriz de Tampico para “verificar que los trabajadores tuvieran buenas condiciones y prometer muchas más”.

Más esta visita colisionó con una brigada de que al punto de las 4:00 pegó en los alrededores de la empresa, en paredes y postes, más cartas de solidaridad. También se recurrió a realizar bloqueos intermitentes de la calle sobre la cual se ubica la oficina matriz, desplegando una manta que exigía la reinstalación. Se volanteó entre los transeuntes para informar de lo que se trataba. En ese momento los directivos salieron del edificio y se percataron de lo que ocurría, tras las lo cual se dieron la vuelta y corrieron a resguardarse en el edificio, encadenando las puertas.


Otro de los gerentes fue mandado a tomar fotografiar la actividad, lo cual realizó no sin temor y acompañado de guardias. A los 5 minutos la policía comenzó a dar rondines y amenazar verbalmente a los compañeros.

Para sorpresa de la patronal la brigada se esfumó para volver a aparecer en otras sucursales y repartirle a los trabajadores de esas sucursales volantes, y desplegar en el exterior la manta.

Informamos que en las semanas anteriores las medidas de agresión contra el trabajador fueron las siguientes:

-Aumento de 1 hora a la jornada laboral de 8 a 9 horas
-Cambiar el horario vespertino para salir a las 11 con amenaza de que, si se necesita, “seguiran laborando hasta la hora necesaria sin pago de tiempo extra.”
-Amenazas recurrentes de despido.
-Las nuevas unidades de transporte que llegaron fueron tomadas por los gerentes dejando al trabajador unidades viejas y en mal estado.

El día de ayer mandaron a poner camaras en los pasillos y micrófonos en el área donde se llenan las hojas de trabajo diario, pensando que con ello intimidarán a los trabajadores e impedirán la organización.

El proceso legal ha segido adelante. La primera audiencia se llevó acabo, aunque no asistió el patron solo su sindicato blanco alegando que no se les habia notificado, dándose una nueva fecha para la siguiente audiencia.

También el día de ayer los despedidos recibieron de los abogados de la empresa un pago como parte de un acuerdo. La patronal pretendía imponer como condición para ese pago que se le dieran los nombres de quienes están del lado del sindicato. Sin embargo, para su frustración, gracias a la compartimentación del trabajo, los despedidos no quisieron ni pudieron ceder esa información.