Reporte de la marcha contra la represión en Jojutla

12.Jun.12    Noticias nacionales
   


La marcha convocada para el día sábado 2 de junio por el PCM y la Liga de Juventud Comunista para denunciar la represión en Jojutla y exigir justicia, se desarrolló satisfactoriamente y culminó en un encaramiento entre la policía municipal de Jojutla y la fuerza popular organizada.

La marcha partió del puente de Guadalupe y avanzó por las calles centrales de Jojutla en un marco de agitación por las campañas electorales que también ocupaban con cientos de acarreados las calles. Sin embargo el contingente organizado y decidido que integraban nuestro partido, la LJC, los comerciantes de la URCAIZ, los trabajadores a cuenta propia y la brigada zapatista, se abrió paso entre aquellos tumultos bajo la firme consigna de “¡Ni un voto al PAN , ni al PRI, ni al PRD, hagamos la ruptura: tomemos el poder!


Llegamos a las instalaciones de la policÍa municipal donde se ubican los responsables de los actos de represión contra nuestros companeros comerciantes, quienes a la fecha resisten y afirman que no pagaran los derechos de piso que pretenden imponerles violentamente. En un acto de justicia popular, una comisión se acercó a las puertas y declaró un ultimatum al cuerpo policial para disolverse por voluntad propia a un plazo no mayor a un año, de lo contrario el pueblo se encargaría organizadamente de sustituirlos.

Luego de enfrentamientos verbales con elementos de una patrulla que pretendía ingresar a su base y romper nuestro bloqueo llegaron una treintena más de refuerzos con intenciones de accionar de la misma forma que lo han venido haciendo en contra de las manifestaciones y actividades de los comerciantes: con represión. Pero esta vez los compañeros no estaban aislados y contaron en todo momento con el respaldo de nuestros camaradas quienes disciplinadamente evitaron las detenciones y contuvieron el hostigamiento.

Finalmente nos retiramos en orden y con un saldo favorable para nuestro pueblo. Integremos y ejerzamos el poder con un objetivo concreto: Hacer justicia a costa del poder y la economía de los monopolios que se contradicen con la realidad de nuestras necesidades.