¿Reforma al sector salud, o abandono y ataque a los trabajadores?

17.Feb.14    Noticias nacionales
   

200 *Volante repartido en instalaciones del IMSS

Se prevé que para este año se implemente, como parte del paquete de las llamadas “reformas estructurales”, una Reforma al seguro social. El pretexto para esta reforma es que se va a unificar el Seguro para que todas las personas en México sin importar edad, raza, o nivel socioeconómico tengan asegurado el acceso a la salud. Muy parecido a la forma en que el actual régimen presenta los nuevos impuestos como “una preocupación por la obesidad y la diabetes”, o el ataque a las condiciones laborales de los maestros como “una mejora a la educación”.

Ya desde ahora se vislumbran los problemas; y es que el nivel de las prestaciones laborales dentro del Seguro Popular dista mucho de estar a la misma altura que las del IMSS o el ISSTE, conseguidos tras arduas luchas. Por ejemplo, en la iniciativa se piensa subrogar áreas como el laboratorio, inhaloterapia, clínica de catéter, cocina, farmacia, limpieza, etc., a empresas privadas, con el consiguiente recorte de personal y pasando a subcontratar los trabajadores de estas áreas mediante outsourcing. Con la anterior medida se desconocerá el derecho a la antigüedad, el pago de vacaciones y jubilación, además de ir congelando y eliminando las plazas base por los contratos temporales.


¿Y estas medidas son para mejorar los servicios de salud a los derechohabientes? No, porque el trabajador seguirá ofreciendo el servicio con carencias de material, equipo y de infraestructura. Al reunir en una sola institución al IMSS, ISSTE, SSA, no se destinará más recursos ni se ampliarán las capacidades materiales o humanas, a esto el régimen le llama “optimización”. Algo similar a la reforma educativa, que destruyó las conquistas laborales de los maestros y por otro lado no amplió la cobertura escolar, sino que incluso pasó a combinar grupos.

¿Cuándo hablan de combinar el Seguro Popular, IMSS e ISSTE, usted cree que el régimen va a elevar el servicio del Seguro Popular o que va a reducir el del IMSS e ISSTE?

A principios de esta década entre IMSS y la SSA tenían contratados 117,496 médicos, mientras que cada 5 años se matriculaban 50,885 nuevos médicos. Como se puede ver, la política del régimen es atacar las condiciones laborales de los trabajadores, abandonar a su suerte el sector salud mientras es abrumado por la carga de trabajo, y privatizar paulatinamente todo el sector social.

Es decir el gobierno nos aumentó los impuestos pero no piensa usarlos para mejorar los hospitales o escuelas, solo piensa en usarlos para lucrar mientras le sirve en bandeja de plata reformas que les sirven a los monopolios, y aplastar cualquier protesta en su contra. Esa es la Reforma al Sector Salud tal como la maneja el poder de los monopolios.

Los trabajadores del sector salud tienen todo el derecho de enfrentar y detener esta Reforma, así como todas las otras reformas que atentan contra el pueblo: “Solamente la fuerza de los trabajadores opondrá resistencia a las medidas barbarás del capital”.