¿Realmente beneficia la reforma a las pensiones de los trabajadores?

13.Ago.20    Obrero Sindical
   

Con la cuota social el Gobierno lo que hace es trasladar recursos del Estado al capital financiero. El BBVA, por ejemplo, defiende que no sólo debe tratarse del incremento de las cotizaciones, sino que también es necesario que las aportaciones al Infonavit…


El miércoles 22 de julio de 2020, López Obrador anuncio un proyecto de reforma al sistema de pensiones para que los trabajadores eleven su tasa de retiro hasta 40% y tengan acceso a una pensión digna, pues en el momento de pensionarse un trabajador lo que tiene asegurado es la pensión de garantía de un salario mínimo general.

El proyecto de Reforma contempla los siguientes puntos:

 

I.- Se reducen semanas de cotización de 1,250, que son 24 años, a 750 que son 14 años 5 meses, considerando que cado año tiene 52 semanas. Esta propuesta “beneficia” únicamente a los trabajadores que cotizan en Afores, derivados de la reforma del 1 de julio de 1997, pero para pensionarse por cesantía deben de cumplir los 60 años o por vejez 65 años. Esto último no se modifica. A quienes cotizan en el formato de beneficio definido, es decir que están en el sistema de pensiones de antes del 1 de julio de 1997, no los beneficia en nada.

 

II.- a) En la actualidad las aportaciones al fondo de ahorro para el retiro de los trabajadores son de 6.5%, conformado de la siguiente manera:

Aportación del Patrón: 5.15%

Aportación del Trabajador: 1.125%

Aportación del Gobierno: 0.225%

II.- b) En la nueva propuesta del Gobierno las aportaciones serían del 15.225%, por lo que quedarían así:

Aportación del Patrón: 13.875%

Aportación del Trabajador: 1.125%

Aportación del Gobierno 0.225%

 

III.- En el proyecto de modificación las aportaciones dependerán del ingreso de cada trabajador:

a).- La cotización que aporte el trabajador no aumentará, al menos en esta propuesta de reforma.

b).- Las aportaciones del patrón se incrementaran a lo largo de 10 años; para el trabajador que perciba un salario mínimo general el patrón aportará el 5.151%, en cambio el 13.875% para los trabajadores que perciban hasta 25 UMA diarias, $86.88 por 25 igual a $2,172.22 diarios; y que representan el 1% de los trabajadores afiliados al IMSS. La simulación está en que el patrón hará lo mismo que hace hasta hoy, en parte por medio de las outsourcing: dar de alta a los trabajadores en el IMSS con el salario mínimo, aunque el salario de estos últimos sea mayor.

c).- En cuanto al Gobierno, es éste el que aportará el 1.798% para los trabajadores que tenga un salario de 4 UMA ($347.52) hasta el 8.724%, para un trabajador que perciba el salario mínimo.

Con la cuota social el Gobierno lo que hace es trasladar recursos del Estado al capital financiero. El BBVA, por ejemplo, defiende que no sólo debe tratarse del incremento de las cotizaciones, sino que también es necesario que las aportaciones al Infonavit se trasladen a las Afores. Lo que ha recibido el beneplácito y la aceptación el Consejo Coordinador Empresarial, pues en la realidad la patronal aportara cero en el caso de los salarios mínimos. Esta aceptación de la nueva propuesta indica que las empresas y financieras serán las beneficiadas, y no los trabajadores.

Desde la perspectiva de los trabajadores lo que se debe demandar es la abolición de las Afores. Y que todos los trabajadores estén en el sistema de beneficio definido, también llamado de solidaridad, con el agregado de una reducción de 5 años en la edad para pensionarse.