¿Quién visita a Trump? Sobre la visita de los empresarios y López Obrador a Donald

23.Jul.20    Noticias internacionales
   

No es casual que el primer destino de López Obrador en el extranjero sea Washington, la capital estadounidense, pues es este país el principal socio comercial de México. Ambos países junto a Canadá conforman uno de los principales mercados comerciales del mundo


Por primera vez en el par de años que van del sexenio morenista el presidente Andrés Manuel López Obrador viaja por vez primera al extranjero. La visita se hace en el marco de la entrada en vigor del renovado tratado de libre comercio entre Canadá, Estados Unidos y México, TMEC antes TLCAN.  Y justo cuando peor lucen las aspiraciones reeleccionistas del presidente estadounidense Donald Trump.

No es casual que el primer destino de López Obrador en el extranjero sea Washington, la capital estadounidense, pues es este país el principal socio comercial de México. Ambos países junto a Canadá conforman uno de los principales mercados comerciales del mundo y el empresariado mexicano tiene intereses e inversiones a ambos lados de la frontera.

Basta ver la lista de invitados -del lado mexicano- a la cena con Trump para entender la importancia de la entrada en vigor del TMEC para la gran burguesía: Patricia Armendáriz Guerra (Financiera Sustentable); Carlos Bremer Gutiérrez (Value Grupo Financiero); Daniel Chávez Morán (Grupo Vidanta); Bernardo Gómez Martínez (Grupo Televisa); Francisco González Sánchez (Grupo Multimedios); Carlos Hank González (Grupo Banorte); Miguel Rincón Arredondo (Bio Pappel); Ricardo Salinas Pliego (Grupo Salinas); Marcos Shabot Zonana (Arquitectura y Construcción); Carlos Slim Helú (Grupo Carso) y Olegario Vázquez Aldir (Grupo Empresarial Ángeles).

Ya ni siquiera es creíble el viejo discurso nacionalista según el cual los empresarios nacionales ayudaban al desarrollo económico del país, pues en la mayoría de los casos hablamos de empresas transnacionales con capital multinacional, basta recordar el ejemplo de la vieja empresa cuyo patriarca se declaró soldado del PRI, Televisa es hoy una multinacional con intereses en México y Estados Unidos, posee el 36% de la estadounidense Univisión.

¿Quién acompaña a quién? ¿Los empresarios al presidente o el presidente a los empresarios? El discurso oficial -por supuesto- se centra en el supuesto beneficio para todos los mexicanos que traerá el renovado tratado de libre comercio; más y mejores empleos; mejores sueldos y mejores prestaciones; en fin, más de lo mismo, el mismo discurso de hace 26 años cuando entro en vigor el TLCAN.

Y los resultados -como no podía ser de otro modo-, también los conocemos. Más ganancias; más ceros a las cuentas bancarias; más mansiones; más autos de lujo; más y más para unos cuantos. Más trabajos mal pagados, menos prestaciones, más explotación y más miseria para los trabajadores, y en general para todo aquel que no comparta apellido con los arriba listados, o en su defecto sea socio comercial u operador político, que como también podemos apreciar con toda claridad, puede proceder de la derecha o de la izquierda, al fin y al cabo dentro de la democracia burguesa son lo mismo y trabajan para los mismo, para el enemigo de la clase obrera: los monopolios.