Quédate en casa, la militarización durante la cuarentena

   

Medidas del gobierno para hacer efectiva la Cuarentena


 

A través de las conferencias diarias el Dr. López-Gatell ha explicado de una manera sencilla la posible cadena de contagios (estadísticamente hablando), esto como parte de su trabajo y como derecho indispensable de la población al acceso de la información pública. 

Pero ¿Basta con tener esta información para hacer frente a la pandemia o es otra forma de trasladar la responsabilidad a las y los trabajadores? Todas las clases magistrales del Dr. López-Gatell terminan con un #QuedateEnCasa ¿Pero qué medidas está tomando el estado mexicano para hacer una cuarentena efectiva para todas y todos, y que ésta se lleve a cabo con dignidad ¿Cómo es que se fortalece el sistema de salud pública?

AMLO anunció las medidas para la recuperación económica en 4 ejes:

  1. Mantener los apoyos sociales. ¿Esto es una medida? ¿Debemos agradecer que no desaparezcan? ¿Todos/as los/as mexicanos/as tienen acceso a estos apoyos? 
  2. Continuidad de la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas. ¿Para beneficio de quién? ¿No es exponer a la clase trabajadora al virus mientras se realiza  esta construcción? 
  3. Otorgar 2 millones 100 mil créditos a trabajadores formales e informales. ¿Quiere decir que lo que necesitamos las y los trabajadoras formales e informales terminar endeudados con el estado? 
  4. Aumentar la rigidez en la austeridad republicana para lo que se reducirá el sueldo de funcionarios de alto nivel y se eliminarán aguinaldos desde subdirectores hasta el presidente. ¿El dinero de esta reducción se invertirá en salud pública o servirá para dar contratos millonarios como el que se le otorgó a Salinas Pliego?

De estos 4 ejes, ninguno está destinado hacer efectiva la cuarentena que exige el Dr. López-Gatell, no se obliga a las empresas a mandar a casa a las y los trabajadores con sueldo íntegro, tampoco no se sanciona a las empresas que despiden a las y los empleados, no se planifica la producción esencial para reducir el número de las y los trabajadores, no se obliga a las empresas de salud privada para atender de manera gratuita (a pesar de que la salud es un derecho que debe garantizar el estado). Asimismo, no se plantea una estrategia para evitar que el virus llegue a las comunidades indígenas pobres en donde no hay hospitales. 

Sin embargo, ya tenemos tan metido en la cabeza que la solución es quedarse en casa (esto a pesar del hambre, de la escasez de alimentos y del dinero) que la ciudadanía empieza aprobar las medidas de represión fascista. 

Ahora se leen comentarios de aprobación a la militarización, al cierre de negocios locales por parte de policías, a la dispersión de personas en lugares públicos con antimotines, al cierre de espacios públicos y avenidas de circulación, incluso se pide que se haga efectiva la represión con tal de “evitar la propagación del virus”. 

Eduardo Galeano escribió al respecto:

“El miedo es la materia prima de las prósperas industrias de la seguridad privada y del control social. Una demanda firme sostiene el negocio. La demanda crece tanto o más que los delitos que la generan, y los expertos aseguran que así seguirá siendo. Florece el mercado de las policías privadas y las cárceles privadas, mientras todos, quien más, quien menos, nos vamos volviendo vigilantes del prójimo y prisioneros del miedo”. 

Los estados capitalistas están aprovechando el miedo para militarizar y controlar a través de la fuerza, la crisis económica que existe y que va a intensificarse ¿Acaso a eso se refiere AMLO cuando dice que el COVID-19 nos vino como anillo al dedo? 

Es importante reflexionar acerca de la militarización cuando la burguesía empieza a acomodar el orden mundial para defender sus intereses y preguntarnos ¿En qué posición se encuentra México en la política internacional cuando acaba de declarar que no va a reducir lo acordado en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y cuando EEUU, principal comprador del petróleo mexicano declaró que ellos asumirán la reducción que le correspondería a México? ¿Cómo se van a mover las piezas de la política mundial cuando EEUU amenaza las costas venezolanas, país con mayor producción de petróleo en América Latina, al mismo tiempo que reduce su producción? Son las y los trabajadores quienes vamos a pagar las consecuencias de la crisis y las guerras. 

No hay que perder de vista que, en situaciones de crisis la población deja de ver lo sucede alrededor para centrarse en su necesidad inmediata y en esta ocasión para el grueso de la población, la preocupación inmediata es-literalmente- tener comida en la mesa. Es este momento el que suele aprovecharse para hacer cambios sin temor a protestas. 

Quedarse en casa es una opción que las y los trabajadores del campo y la ciudad no tenemos, pero si tú tienes esa oportunidad prepárate para cuando haya que salir de casa a tomar el cielo por asalto, ¿Cómo? recuerda las palabras de Antonio Gramsci: “Instrúyanse, porque necesitaremos de toda nuestra inteligencia; Conmuévanse, porque necesitaremos todo nuestro entusiasmo; Organícense, porque necesitaremos de toda nuestra fuerza”