Palabras de Marco Vinicio Dávila, Secretario de política obrero-sindical del PCM