No desistiremos en la lucha por el derecho a la salud

24.Ago.15    Noticias nacionales - Opinión
   

Médicos Hace algunas semanas se realizó una movilización por parte de los trabajadores del sector salud, derechohabientes y organizaciones solidarias como el PCM contra las políticas de privatización que se pretende implementar con la reforma a la salud. La movilización se registró en más de 17 estados, donde los trabajadores reiteraron su lucha contra la privatización del derecho a la salud, y la complicidad del SNTSS, denunciando que es un sindicato charro y cómplice del estado mexicano que además ha comenzado una campaña de represión contra los trabajadores de base que buscan movilizarse, ya que bajo amenazas se les impide participar en las movilizaciones.


Este es un movimiento desde la base de trabajadores que buscan descubrir la mentira de la “universalidad de los servicios de salud” que no es más que la privatización de los servicios, no se trata de demandas laborales, ni de vacaciones ni prestaciones es algo más grande, es por el derecho a la salud del pueblo trabajador, pues ha sido una conquista histórica y revolucionaria que costo sangre y muerte de muchos trabajadores, que se dieron cuenta que si las condiciones laborales eran las culpable de sus males y sus enfermedades debían garantizarle condiciones seguras y reparación de daños si se enfermaba, o accidentaba.

La lucha de ferrocarrileros, obreros y mineros les permitió obtener los beneficios de un sistema de salud ante luchas de confrontación y represión, y hoy tras muchos intentos nuevamente el estado capitalista busca arrancarnos ese derecho y no conforme con eso busca lucrar con la vida de miles de personas pues ven en sus enfermedades un negocio de grandes ganancias para las empresas privadas.

Mientras las autoridades siguen negando el hecho de la privatización de los servicios de salud, ya tenemos el recorte de 30 medicamentos del ya reducido cuadro básico, que afecta a hipertensos y los condena a infartos, a pacientes psiquiatras y que decir a diabéticos que si no se controlan puede ser mortal para ellos, así que deberán desembolsar grandes cantidades de sus ingresos familiares para pagar enfermedades tan caras.

Nos dicen que no hay privatización, pero nosotros la estamos viendo, las farmacias, las ambulancias, los equipos de hemodiálisis, hospitales de alta especialidad, laboratorios, guarderías, ya están siendo controlados por empresas privadas bajo el argumento de que es para mejorar la calidad porque el estado no tiene dinero suficiente para hacerlo, pues si dejaran de pagar sueldos tan altos a funcionarios públicos y de darse lujos como aviones privados o casas carísimas seguro que les alcanzaría, su intención de privatizar este derecho solo lleva a la muerte a miles de enfermos crónicos, pues tal pareciera que se hacen los ciegos o fingen demencia pues hace apenas unos días hablaron sobre las últimas cifras de ´pobreza en México de casi 100 millones de personas que si no tienen para comer menos tendrán para pagar atención médica privada.

Es por eso que hoy salen a las calles los trabajadores del sector salud, pero es tiempo de darnos cuenta que no basta con luchas aisladas pues es mejor si avanzados de manera ofensiva, todos quienes somos víctimas de las políticas del gobierno capitalista que tenemos, trabajadores de PEMEX, trabajadores del sector salud, Magisterios, Obreros, Campesinos, Jóvenes, debemos encaminarnos a la lucha y formación de un frente de trabajadores porque finalmente vamos contra un mismo enemigo, la unidad desde la base de los trabajadores es una necesidad inmediata, y solo esa unidad podrá darnos verdaderos resultados, si la base se mueve los de arriba tiemblan.

Ya los trabajadores del sector salud han dado un gran paso al desconocer la legitimidad del SNTSS pues reconocer que nunca vio por los intereses de los trabajadores, nunca defendió sus luchas labóreles ni los está apoyando en este momento al contrario actúa en complicidad con las autoridades, y desmantela el contrato colectivo de trabajo sin el cual se muestran indefensos legalmente y no conforme con eso los persigue si ve que intentan movilizarse.

También hacemos el llamado a los trabajadores pues fue gracias a ellos que se consiguió este derecho a la salud, y son los trabajadores principalmente de la industria en quienes recae todo el peso de la crisis y la explotación que se refleja en sus cuerpos enfermos, en las miradas cansadas, en los miles de accidentes que ocurren a diario entre obreros de la construcción o mineros, o metalúrgicos, en las miles de manos amputadas por las maquinas que los forzar a trabajar por jornadas inhumanas, que los deja indefensos por la desnutrición de sus cuerpos con un salario que no da para alimentarse y alimentar a sus hijos dignamente, que con sus sueldos mínimos no podrás pagar un tratamiento como una hemodiálisis que implica más de 100 000 pesos al año o comprar insulinas o pagar una cirugía, debemos recuperar ese derecho buscan hacer una mercancía pues son finalmente los trabajadores los que generan la riqueza y que sin ellos ni un engranaje se mueve.

Los miembros del PCM abrazamos la lucha de cualquier grupo de trabajadores pues es para nosotros el único camino que puede traer un cambio radical y revolucionario la lucha de las bases trabajadores es la que tiene el poder de cambiar la historia.