¡Nissan debe pagar!

02.Feb.13    Noticias nacionales
    ()

*Volante repartido en la fábrica de NISSAN*

Desde hace días se sabe que el monopolio de NISSAN planea despedir a alrededor de 130 compañeros trabajadores el ocho de Febrero y a otros 60 el primero de Abril. Junto con esta información se han esparcido versiones sobre que el paro será de solo un mes o un periodo similar. Hay que saber que el interés de la empresa es garantizarse las mayores ganancias, si un mes de sueldo les sale más barato que un despido y posterior recontratación hay que ver que no buscan restablecernos nuestro empleo en breve o con la plenitud de derechos.

Hermano obrero, este monopolio no tiene ninguna misericordia para lanzarnos a la calle, no se le debe perdonar nada, debe entregarnos hasta el último centavo que nos corresponde por nuestro Contrato Colectivo. Compañero, si NISSAN te despide está obligado a pagarte la liquidación y además de esta, tiene la obligación de entregarte la parte proporcional de la prima vacacional, prima de antigüedad, aguinaldo, premio a la puntualidad, premio anual, parte proporcional del fondo de ahorro para trabajadores sindicalizados, fondo para previsión social, la parte proporcional de la canasta básica. No solo está obligado a pagarte sino a demostrar que lo hace, debe desglosarte todos estos rubros.


Si NISSAN no te desglosa o no te paga lo que te corresponde, si NISSAN piensa dejarnos en la calle y burlarse de nuestros derechos, podemos y debemos protegernos con nuestro sindicato que tiene la facultad de interponer una demanda colectiva.

La asamblea cuenta con la fuerza para respaldarnos, para oponerse con la mayor firmeza a los despidos, pues estos están destruyendo con una simple firma los convenios y el Contrato Colectivo que se negocia cada año. Si hoy permitimos el despido de 190 compañeros, ¿Mañana quien seguirá? Esto es lo que se decidirá en próximos días en la revisión del contrato. ¡Todos con planta, nadie sujeto a estos despidos!, ¡Rompamos la barrera del incremento salarial!, ¡Defendamos el ritmo normal de trabajo! Con nuestra fuerza podemos ir a paro sin temor como otros años. Solo el escalofrío que sienten los patrones cuando detenemos las máquinas e inundamos sus calles detiene sus agresiones. ¡Ni un engrane se mueve sin nosotros!

Compañeros, además de advertirles e informarles, queremos hacerles ver como estas medidas demuestran que los intereses de los capitalistas y los obreros están enfrentados. Ellos nos exigen aumentar la producción, matarnos en ritmos cada vez más intensos para aumentarla. Y ya luego, cuando esta alta producción que ellos exigieron resulta que no se puede vender, nos lanzan al hambre y a la desesperación.

Para los obreros, el trabajo es nuestra vida. Nuestras vidas, nuestro futuro y el de nuestras familias valen más que las ganancias de NISSAN. Hoy toca defendernos con nuestro sindicato. Pero la única solución completa para los obreros será expropiarle, quitarles el control de las plantas, de las fábricas, de las empresas a los capitalistas y ponerlas bajo control y administración de los obreros manuales e intelectuales. Solo esas medidas socialistas alejarán para siempre el fantasma del despido de nuestras vidas.