Nayarit: primer lugar en violación de los derechos laborales

23.Mar.16    Noticias nacionales - Opinión
   

NEl Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado, Municipios e Instituciones Descentralizadas de Carácter Estatal de Nayarit (SUTSEM) está constituido por trabajadores administrativos y manuales que laboran en dependencias de los Poderes del Estado, Municipios e Instituciones Descentralizadas de Nayarit, con una membresía de 9,524 trabajadores en todo el estado, identificados conforme a los objetivos y valores que emanan de la declaración de principios de la organización.


A la opinión pública nacional e internacional,

Queremos denunciar que la administración del Gobernador Roberto Sandoval Castañeda, no está cumpliendo los compromisos laborales contraídos con los trabajadores que le prestan sus servicios, situación que se ha generalizado en los veinte municipios que conforman Nayarit. Desde hace dos años se le adeudan a los trabajadores prestaciones consistentes en aguinaldos, vacaciones, prima vacacional, resoluciones jurídicas pendientes de pago, retenciones por cuotas sindicales que no han sido enteradas, fondo de mutualidad, fondo de ahorro, becas, estímulos por antigüedad, descuentos retenidos que no han sido reportados para el pago de créditos de vivienda, del FONACOT, de tiendas comerciales e instituciones financieras, incremento salarial, el entero de las aportaciones al fondo de pensiones y de seguridad social y la dotación de equipo de protección para el desempeño del trabajo.

La agresión y hostilidad hacia los trabajadores ha llegado a tal grado que se han unido los presidentes municipales de todos los municipios para demandarle al SUTSEM, ante el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje del estado, el desconocimiento y nulidad de los convenios laborales que han sido negociados por ambas partes, depositados y sancionados por la autoridad laboral.

El SUTSEM, congruente con sus principios, valores y razón de ser, ha denunciado esta política laboral del gobierno del estado y demandado el respeto de los derechos laborales y garantías sociales de los trabajadores, lo cual le ha traído la animadversión de los dos órdenes de gobierno, estatal y municipal, reflejada en una campaña de denostación, descalificación e injerencia en la vida interna de la organización durante los último tres años.

EL PROCESO ELECTORAL

Conforme a lo señalado por el Estatuto que rige la vida interna del sindicato y que se encuentra depositado ante el Tribunal de Conciliación y Arbitraje del estado, a finales del mes de octubre se inició el proceso de conformación del Consejo Electoral y se dieron a conocer las bases para el registro de planillas de los aspirantes a la Secretaria General del SUTSEM, Comité Ejecutivo Estatal y Comisiones, previa emisión de la convocatoria ajustada estrictamente al Estatuto vigente, que entre otras cosas requiere contar con hasta el 30 por ciento de firmas que respalden el registro del candidato.

En ese sentido, los aspirantes a la Secretaria General del SUTSEM tuvieron la misma oportunidad de hacer un trabajo de promoción del voto por las distintas dependencias y organismos gubernamentales en todo el estado, incluido los municipios, a fin de solicitar el apoyo y firma de los trabajadores sindicalizados. El 21 de noviembre del año en curso fue el último día para el registro de planillas, presentándose únicamente la solicitud de la planilla verde encabezada por la C. Águeda Galicia Jiménez, con el respaldo de 8,500 firmas, además de los diferentes requisitos que se desprenden de la convocatoria. A pesar de que existió una clara y abierta manifestación para registrarse una planilla que es impulsada y patrocinada por el gobierno del estado, no lo hizo, en virtud de que no le favoreció la preferencia de los trabajadores sindicalizados, al no contar con el respaldo del 30 por ciento de firmas como lo marca el Estatuto vigente, por tanto no cubría los requisitos Estatutarios, lo cual fue evidente al no hacer el intento de registrarse.

Formalmente el Consejo Electoral constituido para este proceso, procedió a otorgarle durante las siguientes 24 horas después del registro a que hace referencia el Estatuto vigente, la constancia de aceptación a la única planilla registrada, por lo que procedió a esperar la conformación de la Asamblea General y la integración de la mesa de debates que se erigió en mesa electoral el sábado 29 de noviembre.

La planilla promovida por el gobierno del estado advirtiendo su imposibilidad e incapacidad de registrarse por no cumplir con los requisitos, especialmente el de estar respaldada hasta por el 30 por ciento de firmas, inicio una campaña a través de los medios de comunicación y redes sociales descalificado y desconociendo el Estatuto vigente, así como el impulso de una demanda laboral para intentar detener la conformación legal de la Asamblea Electoral un día antes de su realización, al grado de utilizar a modo y convertir en cómplice al Tribunal de Conciliación y Arbitraje del estado para que con argucias que no tienen sustento legal, se atribuyera facultades de un tribunal constitucional a fin de dictar una medida cautelar tendiente a ordenar la suspensión del proceso de elección del Secretario General del SUTSEM, pasando por alto con ello, el principio de libertad sindical de rango Constitucional que emana del Convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y que cobra plena validez en nuestro país por la reciente reforma al artículo 1°. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, al pretender desconocer al Secretario General del Sindicato mucho antes de externar su voluntad los trabajadores sindicalizados a través de su voto.

Pese a todo ello, es que el sábado 29 de noviembre en un ambiente democrático y contra toda adversidad, desafiando a la política antisindical del gobierno del estado, se llevó a cabo la Asamblea Electoral con la participación de 8,700 trabajadores sindicalizados, más del 90 por ciento de la membresía, quienes de una manera libre y voluntaria ratificaron su respaldo a la única planilla registrada, quien sin lugar a dudas y ante la fe del Notario Público número 15 del Estado de Nayarit, Lic. Jorge Arturo Parra Carrillo, por unanimidad eligieron para el periodo 2014–2017 a la C. Águeda Galicia Jiménez. Dando muestra el SUTSEM que en este momento se encuentra más unido y fortalecido que nunca.

Aunque la Asamblea Electoral, como único órgano soberano del SUTSEM, por unanimidad ratifico al actual Comité Ejecutivo Estatal, encabezado por la C. Águeda Galicia Jiménez, el gobierno del estado insiste en inmiscuirse en la vida interna de la organización, al pasar por alto la voluntad de 8,600 trabajadores sindicalizados, pues ha desconocido a los dirigentes que fueron votaron en la elección y ha iniciado el desmembramiento del Comité Ejecutivo Estatal con prácticas como el amago de iniciar procedimientos administrativos para su despido.

Por estas razones es que exigimos al gobierno del estado de Nayarit:

1.- Cese en su deseo de violentar la libertad sindical contemplada en nuestra Carta Magna y leyes laborales, así como el Convenios 87 de la OIT, y a conducirse por los cauces Constitucionales, absteniéndose de intervenir en la vida interna del SUTSEM, pues el ejercicio de ese principio jurídico emanado de su Estatuto es en el marco de las normas nacionales e internacionales, suscritas por el Estado mexicano y ratificado por el Senado de la República, de tal manera que son los miembros activos del Sindicato los que han externado su voluntad a través del voto dentro de los cauces que marca el Estatuto y, en consecuencia, son los que han decidido quienes llevaran las riendas de la organización como sus dirigentes.

2.- Respetar y restituir en sus prestaciones a los trabajadores que las han devengado y que le son adeudadas.

3.- Cumplir con el incremento salarial correspondiente al año 2014.

4.- Cese en el despido de los trabajadores sindicalizados.

5.- El reconocimiento del Comité Ejecutivo Estatal elegido libre y democráticamente para el periodo 2014 – 2017.

Por todo esto manifestamos nuestra solidaridad con los trabajadores del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado, Municipios e Instituciones Descentralizadas de Carácter Estatal de Nayarit.