Los despidos por enfermedad en Cartuchos son injustos e ilegales

13.Jun.12    Noticias nacionales
   

A los trabajadores los someten regularmente a exámenes médicos en los que nos extraen sangre para evaluar el nivel de plomo. El plomo se mide en microgramos por decilitro de sangre y a partir de los 40 o más es cuando comienza a envenenar el cuerpo. Así como otros materiales nocivos como el grafito que no se ve pero que esta en el ambiente de tu trabajo. El grafito que esta regularmente en la pólvora también produce daños a tu salud como daño a los riñones.

No suena mal recibir ese tipo de información cuando estamos trabajando con tan peligroso elemento. El problema es precisamente que el trabajador es el último informado de esto, y solo cuando insiste. Quien recibe los resultados en primer lugar es la patronal y la administración de la fábrica. ¿Y porqué estarán tan interesados en los resultados?

La realidad es que las ganancias de la fábrica provienen de nuestro trabajo no retribuido y aumentan en la medida en que logran ahorrarse gastos relacionados con nuestras condiciones laborales y de vida. Los resultados de los exámenes médicos son información valiosa para ellos, pues les anticipan quién de nosotros requerirá gastos médicos y ausentarse del trabajo, o inclusive retirarse por lo deteriorada de nuestra condición.


Estamos hablando de que el verdadero despido no es por improductividad laboral sino por enfermedad, enfermedad causada por nuestra propia actividad laboral. Claro que ellos intentan disfrazar este acto de alguna manera. En cuanto detectan que alguien está alcanzando niveles tóxicos de plomo lo someten a vigilancia y desgaste continuo para hallar una excusa. Ha habido casos de compañeros a los que no les encontraron excusas y pasaron a inventarles que estaban robando munición, amenazando que si no aceptaban un reducido finiquito serían demandados.

Este es el disfraz con el que se oculta la horripilante realidad de nuestro opresor. El examen sirve para que a cambio de una miseria limosna nos manden a morir sin empleo, sin seguro social y sin avisarnos de nuestro padecimiento. Prácticamente nos desechan. Es importante que conozcas esta información ya que de ello va por medio tu salud.

Esto es absolutamente ilegal, podemos y debemos oponernos. Debemos exigir todos que los resultados de los exámenes sean revelados siempre y poner atención en cuanto algo ande mal. Nosotros producimos las riquezas de esta planta, y parte de esa riqueza tiene que usarse para cuidar y recuperar nuestra salud.

Compañeros, para la patronal somos desechables, a nosotros nos corresponde preocuparnos por defender nuestra salud y empleo. A los trabajadores nos corresponde organizarnos para tener fuerza y luchar por un bienestar en tu salud y económico.