Los comunistas suazis denuncian el arresto de su dirigente

22.Sep.13    Noticias internacionales
   

El 14 de Septiembre, la Lukhozi, unidad de policía especial, arrestó al Subsecretario General del Partido Comunista de Suazilandia (CPS), Musa Dube, mientras realizaba una campaña para boicotear las fraudulentas “elecciones” que monta el régimen Mswati.

El camarada Dube fue confinado a la tristemente célebre prisión Manzini, y se le acusa de los cargos de sedición. El Secretario General del CPS ha declarado que “Sedición es el término usado por Mswati para describir el trabajo en pro de la democracia”.

El camarada dirigía una campaña para promover el mensaje de que las únicas elecciones que deberían establecerse en Suazilandia serían elecciones libres y justas. Las “elecciones” organizadas por el último monarca absoluto sobre el planeta no admiten participación de fuerza alguna que no sea leal al monarca.

La persecución e intimidación contra activistas que realizan campaña por el boicot de las elecciones se recrudeció a partir de que el Comisionado de policía Issac Magagula opinó sobre la “amenaza” a las elecciones por “grupos e individuos”.

El régimen Mswati ha utilizado estas “elecciones” para reafirmar su dominio sobre el país, y ha recibido una actitud permisiva y acrítica de la mayoría de los Estados africanos, la Comunidad de Desarrollo del África Austral (SADC), y la comunidad internacional. Algunos Centros de investigación ligados a monopolios británicos como Chatham House visitaron Suazilandia para respaldar las elecciones y expresar opiniones contra la oposición.


El CPS ha denunciado como el hecho de que su país no constituya un punto de importancia geoestratégica o un país más grande lleva a que jugadores internacionales y otras fuerzas, supuestamente progresistas, guarden silencio sobre la necesidad de instaurar la democracia en Suazilandia. “No les interesa y están contentos con ver que las cosas se mantengan en su lugar”.

A pesar de esto, la mayoría del pueblo Suazi está consciente de que las “elecciones” son solo una ridícula maniobra del régimen Mswati, que no ayudarán en lo más mínimo. El CPS no ha sido intimidado y continuará propaganda la idea de que la terrible pobreza, hambre y pandemia que campea en su país está ligado con el régimen autocrático y el capitalismo.