Las contiendas electorales estudiantiles en Yucatán

11.Feb.21    Juventud - Opinión
   

Es de suma importancia que las y los estudiantes no se dejen engañar por ninguna de estas agrupaciones burguesas, ya que a pesar de que ahora se quieren presentar como defensores del estudiantado, es bien sabido que durante las elecciones se sirvieron de amenazas, chantajes, intimidaciones y una serie de acciones porriles (…)


Entre los días 9 y 11 de diciembre de 2020 se llevó a cabo el proceso electoral estudiantil, para elegir a Consejeros Estudiantiles de las distintas Facultades de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY). Estas figuras tienen voz y voto en el Consejo Universitario, donde se toman decisiones sobre el rumbo de la Universidad. Si bien estas figuras deberían representar los intereses del estudiantado de cada Facultad ante las autoridades universitarias, en los hechos funcionan como voceros de los intereses de la Rectoría ante sus compañeros, incluso atentando contra los intereses de éstos como estudiantes. Detrás de estas figuras suelen estar las Federaciones Estudiantiles, financiadas por la propia Universidad y los partidos de la burguesía (PAN, PRI, etc.), replicando en el ámbito universitario las formas y los fines de la política burguesa oficial.

 

Dichas federaciones tienen un papel significativo en las elecciones estudiantiles ya que se encargan de intervenir de manera directa en los comicios y atentar contra la democracia estudiantil en dicho proceso, siempre con el objetivo de favorecer al candidato o candidata de su preferencia, quien en su mayoría es alguien elegido por la misma burguesía (a través de las mismas federaciones).

 

En las elecciones anteriores para Consejo Estudiantil, las Federaciones se disputaron el botín. Fueron pocas las Facultades en las que ganaron consejeros estudiantiles sin afiliación a éstas. Ocurrió lo mismo en las elecciones para las Sociedades de Alumnos, llevadas a cabo poco después, con la particularidad de que, en esta ocasión, fueron varios estudiantes quienes expresaron inconformidad por las convocatorias y los resultados. Es de suma importancia que las y los estudiantes no se dejen engañar por ninguna de estas agrupaciones burguesas, ya que a pesar de que ahora se quieren presentar como defensores del estudiantado, es bien sabido que durante las elecciones se sirvieron de amenazas, chantajes, intimidaciones y una serie de acciones porriles para evitar a toda costa que sus candidatos perdieran.

 

Sin embargo, a pesar de que lograron su cometido, el efecto colateral fue la formación de un germen de organización estudiantil independiente, no visto desde hace varios años. La tarea de las y los estudiantes comunistas en la UADY es elevar la lucha y la movilización estudiantil, buscando el vínculo entre las demandas e inconformidades cotidianas y un programa revolucionario. Es importante desenmascarar a las Federaciones Estudiantiles como el brazo estudiantil de la burguesía. Pero a su vez, debemos procurar enfatizar la unidad del estudiantado para organizarse e ir planteando lucha por reivindicaciones económicas inmediatas, sin perder de vista que esas contradicciones no podrán resolverse en el capitalismo. Esa es la tarea que como estudiantes comunistas tendremos para el siguiente periodo, que ya da señales de ser de intensa lucha.