La clase obrera es la fuerza de la Revolución

01.May.14    Opinión
   


A la clase obrera y todos los trabajadores,

A la mujer trabajadora, a la juventud trabajadora,

A los desempleados,

Camaradas:

El Comité Central del Partido Comunista de México saluda a los proletarios de México y el Mundo este Primero de Mayo, día internacional de lucha de los trabajadores. La memoria de los mártires de Chicago, de Cananea y Río Blanco es el ejemplo de combate contra la explotación y por la conquista de un mundo nuevo, de una vida mejor.


En todo el mundo los trabajadores enfrentan el ataque del capital que liquida los derechos laborales y sindicales para garantizar sus ganancias, en un periodo de crisis económica profunda y devastadora. En Europa y América la consigna para los partidos burgueses y sus alfiles socialdemócratas es la desvalorización del trabajo, la eliminación de los contratos colectivos, de la jornada de ocho horas, de los fondos de vivienda y salud, del régimen de jubilaciones y pensiones, del pago de vacaciones. Todos los derechos conquistados con el sacrificio son anulados para privilegiar a los monopolios y las superganancias que obtienen con la explotación de la clase obrera. Las nuevas condiciones de trabajo son de esclavitud para el proletariado, de enriquecimiento continuo para la burguesía, que recrudecen la de por si sofocante situación de los trabajadores, que entregan su vida día a día por salarios de miseria, enfrentando el riesgo de la muerte por los crímenes industriales, en la insalubridad y la inseguridad. Miles mueren en las minas, o en incendios de locales, en la construcción, en las líneas de producción. Miles son mutilados; cientos de miles sufren el estrés, y las enfermedades laborales aumentan sus porcentajes de afectación a las mujeres y hombres que tienen que vender su fuerza de trabajo.

La crisis capitalista, que entra ya en su sexto año, afecta con violencia a los trabajadores del mundo; los despidos laborales, el paro forzoso, el empobrecimiento, las enfermedades. Cientos de miles de hombres y mujeres han sido arrojados a la mendicidad; trabajadores desempleados y sus familias quedan sin los servicios de electricidad, agua, calefacción por no tener para pagarlos. El hambre se impone.

El mismo sufrimiento y condiciones de sobreexplotación se han internacionalizado para los trabajadores y las familias proletarias de los EEUU, España, Portugal, Italia, Francia, Grecia, México, Brasil, Perú, por citar algunos. Las mismas condiciones para nuestros camaradas trabajadores que se encuentran en la condición de migrantes.

El antagonismo capital/trabajo, las condiciones de inestabilidad del capitalismo agudizan la confrontación clasista. Potentes huelgas sacuden Europa. La clase obrera de Grecia en la vanguardia con huelgas generales que enfrentan directamente al poder de los monopolios.

Si el capital no tiene patria, la internacionalización de la lucha obrera es un imperativo. La consigna de Marx y Engels es más vigente que nunca y aquí la enarbolamos como tarea central: ¡Proletarios de todos los países, uníos!

En México el poder de los monopolios, a través de la Reforma laboral aplicó esas mismas medidas contra los trabajadores. PRI, PAN, PRD, PVEM, juntos en la Cámara de Diputados y Senadores desaparecieron las conquistas del movimiento obrero. Todas las leyes en México favorecen a la burguesía, a los monopolios, a la patronal. Y ya están los trabajadores sufriendo las consecuencias. Además sumaron la reforma fiscal que desde Enero trajo un aumento del 15% al costo de la vida.

México es uno de los países con más alta extracción de plusvalía, es decir donde la sobreexplotación campea.

En el hambre y el desempleo, sin derechos, con la muerte acechando en los centros de trabajo, con salarios tan bajos, la clase obrera mexicana no tiene nada que defender de este sistema que es el responsable de su deplorable situación, y si muchas razones para luchar, para organizarse y desafiar al poder de los monopolios, al gobierno del hambre y la miseria de Enrique Peña Nieto, para confrontar a los partidos burgueses.

El Partido Comunista de México llama a la clase obrera, a todos los trabajadores, a la juventud trabajadora, a la mujer trabajadora, a luchar por derrocar este gobierno del hambre y la miseria, a derrocar el capitalismo y construir un poder obrero. Debemos construir sin mayor dilación un país donde la ley sea el derecho del trabajador, una República de los trabajadores.

El Partido Comunista de México, como partido de la clase obrera llama a los millones de trabajadores mexicanos a rebelarse, a romper las cadenas, a forjar la unidad que nos dará la fuerza para acabar con la dominación de clase de la burguesía, que nos condena a muerte.

Los trabajadores deben checar la tarjeta justo a tiempo para su cita con la historia; cualquier dilación significará más sufrimiento y dolor, incertidumbre, penurias. Es la hora de la clase obrera. Obreros de la industria, petroleros, electricistas, mineros, trabajadores de la construcción, trabajadores de la educación, telefonistas, trabajadores de los autoservicios, proletarios de México: ¡¡Hay que derrocar al capitalismo!!

Hay una alternativa…

El socialismo-comunismo es la sociedad donde se pone fin a la explotación del hombre por el hombre; el poder pertenece a los productores de la riqueza, es decir a los trabajadores; se garantiza el trabajo, la alimentación, la vivienda, la educación, la salud, la cultura, la recreación.

El socialismo-comunismo se basa en la propiedad social, en la socialización de los monopolios que antes pertenecían a un puñado de parásitos, es decir la burguesía. El socialismo-comunismo solo puede ser creación de los obreros, de los trabajadores, no será obra de ningún dios, de ningún mesías.

La alternativa es únicamente resultado de la lucha obrera, de la unidad y organización de los trabajadores. Esta alternativa es la Revolución proletaria, la Revolución socialista.

Camaradas proletarios:

El Partido Comunista de México informa a la clase obrera que este año, en Oaxaca el 13, 14 y 15 de Septiembre, realizará su V Congreso que abordará los problemas de la nueva Revolución, las tareas inmediatas de la clase obrera.

El Partido Comunista de México al cumplir 20 años, el próximo 20 de Noviembre, llama a los obreros, a los trabajadores asalariados o en el desempleo a ingresar a sus filas, a reforzar el destacamento de vanguardia en la lucha contra el capital y su Estado.

El Partido Comunista de México llama a toda la clase obrera y las capas populares a construir el frente anticapitalista, antimonopolista y antiimperialista por el poder obrero y popular, por el socialismo-comunismo, que será el instrumento poderoso para la victoria revolucionaria en México.

Es la clase obrera en México y el Mundo la única que puede poner fin a la explotación capitalista que sufre toda la humanidad. Es la clase obrera la sepulturera del capitalismo. En pie camaradas obreros, en pie proletarios: ¡a la lucha!

¡Viva el Primero de Mayo!

¡Viva la clase obrera!

¡Proletarios de todos los países, uníos!