Intervención imperialista francesa en República Centroafricana

01.Dic.13    Noticias internacionales
   

El gobierno Francés anunció esta semana que enviará un millar de soldados a la República Centroafricana que se sumarán a los 400 que ya tiene desplegados en el país.

La misión, de acuerdo al ministro de relaciones exteriores Laurent Fabián consistirá en “ayudar a restablecer el orden”. Léase frenar el avance de la coalición de grupos opositores Séleka, quienes tomaron el control de la capital, Bangui, en Marzo de este año y forzaron la salida de Francois Bozizé, general que llegó al poder mediante un golpe de Estado apoyado por Francia en 2003.

Entonces uno se pregunta, ¿donde quedó el entusiasmo del gobierno francés por apoyar “revueltas”, que es su excusa para intervenir en Siria? ¿En base a que se vuelve digna una “revuelta” de ser apoyada y otra de ser aplastada por el Estado francés?

Hollande, que de acuerdo a los oportunistas en Europa “traía nuevos aires”, mucho más cínico nos dá la respuesta: Instruyó al Ministro de Defensa para que tomara todas las medidas necesarias para proteger los intereses de empresas e instituciones francesas en el territorio centroafricano.


El país, que fue saqueado durante décadas por el colonialismo francés, obtuvo su independencia formal en 1960 pero su posterior historia ha estado plagada de golpes de estado, magnicidios y feroz represión contra cualquier sombra de rebelión, todo ordenado desde los invisibles hilos de los grandes monopolios que atan a los políticos, los generales, la prensa, etc. El país es fuente de abundantes recursos minerales, como el petroleo, uranio, diamantes, cuenta con abundantes tierras de cultivo e instalaciones de energía hidroeléctrica, cuya riqueza se transfiere en proporciones salvajes a las cuentas de los monopolios que clavan el diente en la región.

Para hacerse una idea de que tan aplastante es el poder de estos monopolios consideremos a la francesa Areva dedicada la energía nuclear y que extrae combustible del suelo centroafricano. Esta empresa reporta ganancias por 10.863 millones de euros, mientras el Producto Interno Bruto total del pais llega a 3.254 millones de dólares. Este aplastante poder le permite a Areva imponer un acuerdo bajo el cual se queda con el 90% del beneficio de su explotación minera, sin reparar en costos por practicarlo a cielo abierto. Con razón el Palacio del Elíseo hace sonar los tambores de guerra.