Autor: Búsqueda de “Martha Aguilar”

Correspondencias. Esbozo del amor libre

Martha Aguilar
28.Ago.14 :: Columnas

A principios de 1915 Inessa Armand escribió a Lenin el plan de un folleto dirigido a las trabajadoras cuyo tema a tratar era el amor libre. A esto suceden un par de cartas, siendo en la del 17 de enero de 1915 en la que Lenin responde que “prácticamente, es una reivindicación burguesa y no proletaria”. Desglosando después 10 puntos asociados a esa idea y en los cuales explica que más allá de entenderse amor libre como libre de todo cálculo financiero, de toda preocupación material, de prejuicios religiosos, de las prohibiciones parentales, de prejuicios sociales, o de la mezquina atmósfera del medio; se entendería amor libre como libre de la seriedad en el amor, libre de la procreación o como libertad de adulterio. E increpa a Armand:

” (…) El quid no está en cómo usted ‘quiere comprender’ subjetivamente este concepto. El quid está en la lógica objetiva de las relaciones de clase en las cuestiones de amor. “


Versos sin son para la Revolución Cubana

Martha Aguilar
24.Jul.14 :: Biblioteca virtual


A la Revolución defiende, el proletariado aclama,
Recuerda Pinar del Río, recuerda el Granma.
Aguanta un poquito más, aguanta.
Que toda la podredumbre que te acecha
Será lavada por un mar embravecido
De trabajadores del mundo unidos
Que cambiarán la correlación de fuerzas.
Cuba, cuídate de los que te odian
Cuídate de los que te aman.
Cuídate de ti
Como le decía Vallejo a España.


Algunos apuntes sobre El ¿Que Hacer?

Martha Aguilar

I.

1903 fue un año muy importante para el movimiento comunista. En este año se suscitaron eventos que derivaron en victorias cuyo término fue la Revolución de Octubre de 1917. En 1903 se celebró el II Congreso del Partido Obrero Social-demócrata de Rusia (POSDR) y es a partir de él que se puede considerar el surgimiento del bolchevismo. Baste recordar que fuertes discusiones antecedieron al congreso y que el término “Bolchevique” se utilizó para designar a esa mayoría, que tenía a Lenin a la cabeza. Otra cuestión importante es que “los principios aceptados en el II Congreso del POSDR constituyen las primeras bases del leninismo”.

Fue en las vísperas de ese congreso que Lenin redacta el ¿Qué hacer? (1902), como una necesidad objetiva de combatir las posiciones erradas que venían adoptándose dentro de la social-democracia rusa y que surgían en el marco del crecimiento del partido y en la antesala de la Revolución democrático-burguesa de 1905, que llevó a la caída del zar y al fin del absolutismo. Al ver esto como un proceso, los aportes del ¿Qué hacer? se vuelven imprescindibles para entender las características de la organización (el Partido) que llevó a la clase obrera al poder y construyó la primera experiencia socialista de la Historia. Lo anterior se debe a que el ¿Qué hacer? brinda los principios organizativos –estratégicos y tácticos- del partido, toda vez que suministró las bases teóricas para el trabajo partidario; demostrando así que sin un programa que dote de la táctica y la estrategia efectivas para luchar por la revolución, el movimiento obrero tenderá al espontaneismo, es decir, a una lucha producto de las condiciones materiales de vida de los obreros, pero desorganizada y sin dirección.


Correspondencias. Más vale solos…

Martha Aguilar
29.Oct.13 :: Columnas

En los Pecados de la Revolución, Ernesto Guevara ilustra dos de esos “pecados” con dichos populares: ‘La cabra tira al monte’ y ‘Dios los hace y ellos se juntan’, haciendo referencia a los traidores a la Revolución que buscaban enriquecerse a costa de ella, que realmente nunca estuvieron en el combate, que eran nocivos para el pueblo y que finalmente terminaron yéndose a Miami. A este par de dichos bien se le pudo haber agregado el famoso ‘Más vale solos, que mal acompañados’.

¿A razón de qué? El 14 de diciembre de 1957, Fidel Castro envía una carta a diversas organizaciones para posicionar al M26 en relación a un pacto (el Pacto de Miami) que Felipe Pazos firmó en nombre del M26, sin siquiera consultar al movimiento y en donde Pazos es propuesto como presidente provisional.


Correspondencias. Cartas desde la prisión

Martha Aguilar
16.Oct.13 :: Columnas

No hace mucho tiempo, una carta era un modesto -y suficiente- medio para ponerse al día y mantener el contacto entre las personas. Sólo tinta y papel bastaban para transmitir cualquier mensaje, para sentirse cerca. Un sobre, un timbre postal, la oficina de correo, se han vuelto artículos de uso poco común gracias al correo electrónico, las redes sociales y el internet.

Sin embargo, no hace mucho tiempo, las cartas resultaban un medio efectivo y necesario para la comunicación. A pesar de ello, en una situación carcelaria el panorama cambia drásticamente. Podríamos tomar como ejemplo el Uruguay de segunda mitad del siglo XX, durante la dictadura, cuando la represión, la censura, el espionaje y la persecución se ejecutaban de manera abierta y descarada. Revisiones exhaustivas, tachaduras y retenciones, eran sólo algunos de los ingredientes carcelarios a las misivas de los presos políticos que “dejaban de estar incomunicados”.

Mucho de lo anterior puede leerse en la obra de Mario Benedetti, en libros como Primavera con una esquina rota, o bien, en Cartas desde la prisión, que es el epistolario que sostuvo Raúl Sendic con sus hijos, principalmente.


¿Siempre es 26 de Julio?

Martha Aguilar
30.Jul.13 :: Opinión

Uno de los grandes aportes del marxismo es ver las cosas en proceso, en un continuo devenir, en transformación: ver a la materia en movimiento. El estudio de la historia sin esa base, podría caer en el reducto a sucesos acabados y estáticos que se acumulan en el tiempo. Tal vez por eso Fidel decía que Martí fue el autor intelectual del Asalto al Cuartel Moncada; porque la lucha de clases es así, ni somos los primeros en luchar, ni seremos los últimos en hacerlo. En eso radica la importancia del legado de aquellos que combatieron por derrocar a la tiranía, contra las agresiones imperialistas, contra el bloqueo económico, por construir una sociedad diferente, por construir una sociedad sin explotación.

Han pasado ya 60 años desde que se tomó por Asalto el Cuartel, 60 años de que se tomó por asalto el destino de Cuba. Por eso, el Asalto al Cuartel Moncada es aprendizaje que, como bien diría Fidel “nos enseñó a convertir los reveses en victorias”, victorias que más que ser como trofeos que bien podrían cubrirse de polvo en un rincón, son retos de la sociedad socialista, son victorias que se construyen con la lucha ideológica, política y económica, que siguen teniendo como trinchera la fábrica, el barrio, la Sierra, el Llano, la escuela y cada organización que cimienta el edificio revolucionario. Porque cada victoria exige ser una nueva conquista, y cada revés hay que convertirlo en victoria. Así nos lo enseñó el M-26.


Correspondencias. Correos Clandestinos

Martha Aguilar
28.Jul.13 :: Columnas

Una información oportuna puede salvar una vida. Un mensaje a tiempo puede significar una victoria o una derrota. El cuadro se vuelve mucho más complejo si nos ubicamos en Cuba a mediados del siglo XX, en medio de la guerrilla.

Con la adversidad constante a la que se enfrentaron los guerrilleros, el papel de los correos clandestinos era crucial. Mantener informado al frente, cumplir de enlace, llevar la información de un lado a otro, hacer llegar a su destino la prensa, cartas, papeles, comunicaciones, medicamentos, entre otras cosas; no sólo era una tarea difícil, también era una tarea de mucha responsabilidad y requería de toda la astucia, disciplina y habilidad combatiente, tal como lo requieren todas las tareas revolucionarias.

Esta tarea se ejecutaba principalmente por mujeres. De hecho, en la Guerra de guerrillas, Guevara apunta que “la mujer puede ser dedicada a un considerable número de ocupaciones específicas [dentro de la guerrilla] de las cuales, una de las más importantes, quizá la más importante sea la comunicación entre diversas fuerzas combatientes, sobre todo las que están en territorio enemigo.”

Es precisamente Guevara quien por enero-abril de 1959, redactaría un escrito titulado Lidia y Clodomira en memoria de las combatientes del Ejército Rebelde, “compañeras de peligro” que cayeron poco antes del triunfo de la Revolución, cuando “la debilidad de un hombre” las entregó, junto a otros compañeros, a manos enemigas.


Correspondencia. Cartas Pioneras a Lenin

Martha Aguilar
24.Jul.13 :: Columnas

De la correspondencia de Lenin que se conoce, hay una que se descubrió en el transcurso de la investigación que realizó la periodista Lia Simonova en el periodo de 1958-1978 y que se publicó bajo el título Virajes del destino. Dicho trabajo tenía como fundamento la sospechaba de que el cuento Fiesta de año nuevo en Sokolniki, de Bonch-Bruievich, estaba basado en hechos verídicos. Y es a través de una serie de pistas recopiladas en su investigación (entrevistas, memorias, viajes, documentos), que deduce la existencia de unas cartas pioneras a Lenin.

El cuento habla de una celebración de año nuevo que se llevó a cabo en la Escuela Forestal de Sokolniki. Esta escuela dio asilo a hijos de revolucionarios, huérfanos de guerra, niños enfermos, vagabundos, etc. Allí se les daba formación académica, y simultáneamente se les formaba en el trabajo, el arte y la ciencia, con altos valores comunistas: en la igualdad, la cooperación, la fraternidad, entre otras cosas. Sumado a lo anterior, la Escuela Forestal era uno de los lugares donde se podía dar atención médica y recuperación a los enfermos durante la Guerra Civil.

Según Simonova, en aquella época (1918) no había hospitales para adultos y cuando Nadezhda Konstantinovna Krupskaya presentó complicaciones con la enfermedad de Basedow y malestares del corazón, los médicos la enviaron a la Escuela de Sokolniki para que pudiera recuperarse y recibir atención. Un visitante frecuente de Nadezhda Konstantinovna: Lenin. Esa fue una de las razones porqué fueron invitados a la celebración de año nuevo de la Escuela Forestal (1918-1919).

Buscando a los participantes de la celebración con la intención de documentarlo, Simonova se percata de que al final del cuento, Bonch-Bruievich hace mención de la correspondencia entre Lenin y los niños de la Escuela Forestal. Encontrar esas cartas representaba para Simonova ubicar a más participantes de la celebración de año nuevo.


Versos Bolivarianos

Martha Aguilar
14.Abr.13 :: Biblioteca virtual

América
la desnudez de tus verdores
se abre en medio de los tempestuosos mares
mientras tus aguas profundas se desangran
hasta contaminarte el Golfo
de cielo azul al que abres tus cielos
donde vuelan
mirlos, águilas y drones.

América
tan de aborigen descalzo
y admiración intercontinental
de la pobreza
¡cómo me duelen tus Andes!
tus selvas mutiladas
y los ríos contaminados
de los que te emana
un fétido olor
a sistema descompuesto.

América
la de la Tierra de Fuego
la de las venas abiertas
la del Caribe en que navega
una islita de esperanza.
En cada uno de tus recodos se dibuja
una razón de combate
por eso en tu vientre llevas
gestando la lucha guerrillera
que hace latir desde los más profundos centros
la vida.


Qué es la imposición

Martha Aguilar
04.Sep.12 :: Opinión

Añeja, una palabra,
se saborea en los discursos dominantes
y hasta en los que no lo son tanto.

Desde las paredes hasta los diarios
se habla de imposición
y sin reparos se acepta
como cierto lo contado,
pero habría que cuestionar
si un presidente
ha sido lo primero
que los ricos nos han impuesto

Que esos pocos que acumulan la riqueza
que producimos socialmente,
también nos han impuesto a nuestros explotadores,
asegurándose de pagarnos
a penas lo necesario
para no morir de hambre.


Quiénes somos los proletarios

Martha Aguilar

Yo soy el sudor en la frente del campesino
bajo el sol ardiente
a media jornada.
Soy la tierra, el arado y la siembra.
La buena y la mala siega.

Soy el cansancio del obrero
después de las horas extras;
soy la deuda que se ha echado
para la sobrevivencia.
La fábrica, el martillo y la herramienta, soy,
la fuerza.

Soy el llanto silencioso de una mujer
doblemente explotada;
soy el ruido de las cadenas que rompe
cada vez que se levanta.