Autor: “Margarita Hernández Ramírez, miembro del Comité Central del PCM”

Legalizar lo ilegal

Entonces era ilegal todo lo que durante muchos años cometieron en agravio de los derechos y garantías de los trabajadores. Entonces ellos –los patrones– sabían que estaban violando una ley plasmada en la Constitución de la República, la misma que juran los gobernantes hacer valer y respetar.

Entonces todos ellos ricos empresarios, dueños de los medios de producción, en complicidad con los gobernantes en turno, estuvieron todos estos años actuando fuera de la ley. Ahora manifiestan que a todas esas ilegalidades cometidas, valiéndose de la necesidad de los trabajadores, es urgente y necesario darles legalidad. Y como lo prometido es deuda, y entre sinvergüenzas se entienden para resolver sus prioridades, no les queda más que volver legal lo ilegal. Y eso que este es el país en donde muchas veces hemos escuchado: “¡nadie debe estar fuera de la ley!” O sea que debemos entender cuando dicen eso en sus medios de comunicación que se refieren a que los trabajadores no deben estar fuera de la ley. Nosotros los trabajadores si tenemos quien nos aplique todo el peso de la ley. La reciente aprobación de la reforma a la Ley Federal del Trabajo así lo confirma; y las cárceles llenas de gente acusada por delitos famélicos.