Autor: “Marco Vinicio Davila, miembro del Buró Político del PCM”

La guerra es la extensión de la política por otros medios

200 La guerra es la extensión de la política por otros medios, lo han podido corroborar los maestros de la CETEG y los normalistas de Ayotzinapa con el recrudecimiento de una serie de acciones coordinadas en las que participan el magisterio guerrerense, en plantón indefinido desde el 8 de octubre en el zócalo de Chilpancingo y organizaciones sociales que se han sumado, en cumplimiento a los acuerdos de la Segunda Asamblea Nacional Popular de fortalecer dicho plantón para evitar la criminalización al magisterio por parte del gobierno. Los medios lo llaman “vandalismo” y los empresarios y el gobierno consideran actos “terroristas” o “incitación a la violencia” porque así desvirtúan el contenido político de que tienen implícito dichas acciones.

Si fue el Estado, derroquemos al Estado…

200 ¡Fue el Estado! Ese es el señalamiento popular que ha ido agarrando mayor fuerza desde aquel trágico 26 de septiembre pasado. Y en una actitud gatopardista el PT y Movimiento Ciudadano trataron de deslindarse del Estado cuando en la tribuna de la Cámara de Diputados legisladores de estos partidos acusaron al Estado mexicano de ser el autor de la tragedia que costara la vida de seis personas, tres normalistas y tres civiles y la desaparición forzada de otros 43 normalistas en Iguala, Guerrero. Puesto así en abstracto: ¡Fue el Estado! Cualquiera puede acusar al Estado, incluso esos diputados. Hay que decirlo claro y fuerte, el poder legislativo, todo, con sus 500 diputados y sus 128 senadores forman parte del Estado.