Autor: “Marco Vinicio Dávila”

Es el tiempo de los trabajadores, es la hora del partido comunista

En México, las diferentes marchas que se expresaron el primero de mayo pasado, Día Internacional de los Trabajadores, ofrecieron un muestrario de posiciones clasistas de los que en ellas intervinieron, han servido para destruir una serie de mitos que se construyeron desde diversos enfoques de la clase dominante y los que le hacen comparsa, y hacen evidentes varias afirmaciones de plena vigencia que enarbolamos los comunistas.

En las marchas fueron primero el sindicalismo oficial, los charros. Demás está decir que la concentración del Congreso del Trabajo, con la CTM y la CROC a la cabeza, fue un acto sin contenido de clase; discursos vacíos y desideologizados, propios de un colaboracionismo abyecto, que agradece al “señor presidente” y que se suma incondicionalmente al Pacto por México. Mientras los trabajadores aburridos sólo se preocupaban por “pasar lista” para que no les descontaran el día. Al manifestar su adhesión incondicional a Enrique Peña Nieto, manifiestan su pertenencia al PRI.

Aproximaciones a los fundamentos teóricos de la primera lucha armada por el socialismo en México

En el Partido Comunista de México hemos reivindicado como parte de nuestra historia y tradición las luchas del pueblo mexicano contra sus opresores. Reconocemos y nos nutrimos de las experiencias de organizaciones que teniendo como guía el marxismo aportaron su esfuerzo al esclarecimiento de la situación del país y pusieron toda su capacidad a la causa de su transformación revolucionaria.

Es el caso de Arturo Gámiz y el Grupo Popular Guerrillero, “precursores en desarrollar el deslinde con la ideología burguesa de la Revolución Mexicana” y cuya discusión teórica culminó con el Asalto al Cuartel de Ciudad Madera, Chihuahua, el 23 de septiembre de 1965, inaugurando en nuestra patria el periodo de las luchas armadas por el socialismo.

Entre machos anda el diablo


A mi querido amigo Arcadio Jiménez,
ávido lector de cuentos mexicanos
e incansable trabajador de la construcción…
del socialismo-comunismo en nuestro país.

Por razón de las actividades propias de mi profesión hube de viajar a un pueblo cercano a Córdoba, y me pasó algo digno de un cuento de Bruno Traven, Juan Rulfo o de Francisco Rojas González, lamento no tener el talento de cualquiera de ellos para sacar alguna ventaja de esto en beneficio de la literatura mexicana que tan necesitada anda hoy de verdaderos escritores, pero en todo caso les narro los hechos para que estén aprevenidos cuando viajen de tierras jarochas hacia el altiplano por la carretera que le llaman federal en esos autobuses que se conocen como “burritos” y a los que también se les llama “camiones de la muerte” por los constantes percances funestos para muchos pasajeros que han dejado sus vidas en las cumbres de Acultzingo, y si acaso viven alguna situación semejante, tengan ustedes un referente para ayudar a su discernimiento y si un problema moral se les plantea tengan idea de cómo resolverlo.

Algunas consideraciones sobre el nuevo proceso de paz en Colombia

Ponencia presentada en la ciudad de Orizaba, Ver., durante la presentación del libro Marulanda y las FARC para principiantes, el día 13 de septiembre de 2012.

Queremos aprovechar la oportunidad que da la presentación del libro Marulanda y las FARC para principiantes para referirnos a un tema que siendo vigente desde hace casi 50 años, hoy precisamente cobra una actualidad tal que no es posible hablar de lo que ocurre en el mundo y sin hablar de él. Nos referimos desde luego al anuncio hecho tanto por el gobierno colombiano en voz de su presidente Juan Manuel Santos y confirmado por el Comandante en Jefe de las FARC-EP, Timoleón Jiménez de que se ha iniciado de manera formal un proceso de diálogo para lograr la paz en Colombia.

Madera, entre la reivindicación y el oportunismo

En el Partido Comunista de México la reivindicación de todas las formas de lucha, incluyendo la lucha armada, no es una pose temeraria para engañar a las masas, ni una frase discursiva para un cartel alusivo a determinada efeméride con el cual tranquilizar a la militancia. En el programa del partido afirmamos que en nuestro haber se encuentra el acumulado histórico “de generaciones de revolucionarios que han luchado de todas las formas y bajo todas las condiciones contra el poder de la burguesía”. Y dicha afirmación no es letra muerta, por el contrario nos compromete a reconocer como parte de nuestra historia y nuestra herencia desde las luchas de los insurgentes contra el colonialismo español y por la independencia, las luchas contra los conservadores y la resistencia contra las intervenciones extranjeras, francesa y norteamericana, las luchas de los ejércitos campesinos y populares de Villa y Zapata hasta las luchas de Arturo Gámiz, Genaro Vázquez y Lucio Cabañas. Son estas luchas armadas expresión genuina del ansia de libertad de nuestro pueblo, ni se inventan ni se importan, las impusieron condiciones políticas y económicas adversas y sofocantes; le corresponde a los revolucionarios de hoy sistematizarlas para aprender de ellas.

EPN, JVM y AMLO, entre asesores extranjeros se vean

(El Plan Mérida política de Estado para la seguridad nacional)

El anuncio de que el director de la Policía Nacional de Colombia durante el gobierno de Álvaro Uribe y parte del gobierno de Juan Manuel Santos, Óscar Naranjo Trujillo será asesor presidencial del candidato del PRI, Enrique Peña Nieto en caso de llegar a la presidencia de la República ha generado una serie de reacciones entre los otros candidatos que se sienten con posibilidades de ganar las elecciones del próximo 1 de julio.

Tanto Josefina Vázquez Mota como Andrés Manuel López Obrador, sus equipos de campaña o los dirigentes de sus partidos han cuestionado este nombramiento argumentando meras formalidades legales, morales o nacionalistas; es decir señalando que el mismo es ilegal desde el punto de vista constitucional pues viola los artículo 32 y 33 de la ya de por sí tumultuariamente violada Constitución de la República; o si tienen confianza o desconfianza tanto en las fuerzas armadas de México: ejército y marina, como en los extranjeros que trabajan como asesores; o si son patriotas o antipatriotas quienes contratan asesores extranjeros.

Peña Nieto y el PRI de los monopolios

Cuando en el año 2000 Ernesto Zedillo declaró incluso antes que el IFE, que el PAN y su candidato Vicente Fox eran los ganadores de las elecciones presidenciales, terminando así lo que Vargas Llosa definió como una “dictadura perfecta” de más de 70 años, hasta ese día mucha gente pensaba que el PRI era el enemigo de los mexicanos, el responsable del desastre nacional en que nos encontramos.

La verdad es que el PRI había agotado sus posibilidades de seguir gobernando desde que Salinas de Gortari realizó las contrareformas constitucionales que permitieron terminar de privatizar la industria nacional, la entrada de la tierra, los ejidos y las tierras comunales, al mercado y, la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio.

Reconocemos que la política no es más que el reflejo de la economía. Y debemos reconocer que las condiciones económicas del país hasta principios de los ochentas habían cambiado drásticamente. El proceso de concentración y centralización capitalista que inicia la burguesía al triunfo de la revolución de 1910-1917 y que despega durante el sexenio del General Lázaro Cárdenas, al amparo del Estado mexicano había conducido a donde inexorablemente debía conducir: el país entró de lleno a la fase de los monopolios, ocupando un lugar intermedio en la pirámide imperialista mundial, con fuertes relaciones de interdependencia. Se acabó por tanto cualquier posibilidad de desarrollo independiente del país. La transferencia del sector estatal de la economía a particulares vía privatizaciones logró la consolidación de grandes y fuertes monopolios, varios de ellos de capital mexicano. El Estado mexicano se había transformado en un Estado de los monopolios.

Breve respuesta a un artículo por encargo

Con la afirmación muy optimista pero muy vaga y subjetiva de que “millones” de personas en todo el mundo comienzan a ocupar edificios públicos, empieza Raúl Zibechi su artículo por encargo Las dificultades para manejar nuestros desacuerdos publicado en la Jornada el día 4 de noviembre pasado, y así con el mismo subjetivismo afirma que el Partido Comunista de Grecia se coordinó con la policía griega para contener a algunos “miles” que, en Grecia querían tomar el parlamento para manifestar su descontento.

Un año del nuevo paso: PCM


Trabajo colectivo, discusión colectiva, responsabilidad colectiva
Hace poco más de un año se hizo publico nuestro documento “Un nuevo paso, completar la tarea fijada hace 16 años”, con el cual zanjábamos de manera definitiva una lucha ideológica, política y orgánica que se intentó resolver en el seno de el, en aquel entonces, Partido de los Comunistas. En dicho documento declarábamos fracasado un proceso unitario al que le sobró voluntad pero le faltó decisión, ya que a la construcción de un partido comunista de nuevo tipo no le corresponde una ecuación matemática simple, es decir, una suma de cuadros, miembros y simpatizantes de las organizaciones unitarias. Por otra parte, haber señalado que el único punto de nuestro programa era la toma del poder no fue en modo alguno un mero discurso propagandístico, pero evidentemente tampoco podía quedarse en una mera frase incendiaria. Darle contenido y forma a la estrategia y a la táctica del programa era una tarea pendiente para la discusión colectiva en el seno de esa nueva organización, pero esa tarea reclamaba la necesidad de abrir un debate ideológico serio, profundo y de altura, para estar en condiciones de poder construir el partido que la clase obrera de nuestro país necesita como destacamento de vanguardia para la lucha por la