Autor: “Julián Conrado”

La solidaridad es mi certeza

Hermanas y hermanos con la causa por mi libertad y asilo político:

Un abrazo de corazón; ahora recuerdo los nombres de James Petras, Anita Leocadia Prestes, Ivan Pinheiro, Istvan Mezaros, Jean Salem, Néstor Kohan, John Catalinotto, Henri Alleg, Teresa Forcades, Luis Brito García, Vladimir Acosta, Hindu Anderi, Lil Rodríguez… bueno, son muchísimas las personas de los pueblos del mundo, así como organizaciones políticas, sociales, culturales, religiosas y defensoras de los Derechos Humanos, entre la que se encuentra FUNDALATIN, a quienes tengo que agradecer su voz de aliento moral.

Mi soledad de preso se hace menos dura gracias a esa solidaridad.

Este 31 de mayo se cumplen dos años de mi ilegal e ilegitima captura en la República Bolivariana de Venezuela. No se explica el por qué, si ya la Fiscal General de la nación, Dr. Luisa Ortega Díaz, manifestó que mi extradición no es procedente, no se ha procedido aún con mi libertad y asilo como corresponde en derecho. El propio Comandante, el gigante Hugo Chávez, expresó que, así como el gobierno colombiano otorgo asilo a Pedro Carmona Estanga, el gobierno venezolano también podía, en ejercicio de su soberanía, hacerlo conmigo.

En otros tiempos Venezuela, en cumplimiento de sus leyes, tratados y acuerdos internacionales con que está comprometida, dio asilo a perseguidas y perseguidos políticos de otros países… Aunque yo, en verdad más que un perseguido político, soy un perseguido cantor, como Alí Primera, Víctor Jara, Benjo Cruz, Carlos Puebla, Mercedes Sosa; y también Silvio Rodríguez, Vicente Feliú, Gerardo Alfonso, Daniel Viglietti, Gloria Martín, Carlos Ruíz, Lilia Vera, La Chiche Manaure, Amaranta Pérez y tantas, y tantos que hemos tenido el valor de cantar verdades de nuestros pueblos.

Carta de Julián Conrado al presidente Nicolás Maduro

Camarada presidente Nicolás Maduro:

Un abrazo de corazón revolucionario aún con el dolor por la partida física del compañero Hugo Chávez, nuestro amado comandante eterno, te envío ésta nota para contarte algo sobre mi caso.

Yo, al igual que Ali Primera, soy un cantor de los pobres de la tierra. Soy de los que se entregan totalmente y a cambio de nada por la causa de la paz con justicia y amor.

El próximo mes de mayo se cumplen dos años que fui hecho prisionero, ilegalmente en la República Bolivariana de Venezuela; 7 días me tuvieron esposado, vendado y desaparecido; luego me pasaron a un calabozo donde me entero que estoy en poder de la DIM. Actualmente me tienen en el hospital militar Carlos Arvelo.