Autor: “Isa Hussein Naranjo, tomado de Tinta Roja”

El imperio de los monopolios farmacéuticos

La actual crisis estructural en la que está inmerso el sistema capitalista reafirma, una vez más, los análisis de Lenin sobre el carácter imperialista de este sistema en la actualidad. Y como bien decía Lenin “el capitalismo tiende al monopolio” y en esto nos vamos a centrar en el presente artículo, en concreto sobre los monopolios farmacéuticos.

Antes de entrar en tema me gustaría definir el concepto ciencia y, para ello, voy a citar al filósofo y psicólogo soviético A.Spirkin ,”La ciencia es la forma superior de los conocimientos humanos; es un sistema de conocimientos en desarrollo, los cuales se obtienen mediante los correspondientes métodos cognoscitivos y se reflejan en conceptos exactos, cuya veracidad se demuestra a través de la práctica social”. Vemos que la veracidad de la ciencia se comprueba con la práctica social para, luego, transformar la realidad en beneficio de la sociedad. Veremos más adelante cual de los siguientes modelos de producción se acerca más a esta definición.

Como lógica del sistema capitalista todo se reduce a obtener ganancias y beneficios. Por todos y todas es conocida la implicación de las grandes multinacionales farmacéuticas en todas las guerras que hubieron, hay y habrá si no le ponemos freno (1). La industria farmacéutica ocupa los primeros puestos en ganancias y beneficios lo que supone un mercado jugoso para los capitalistas.