Autor: “FUL-APPO”

Las emboscadas políticas son propias del Terrorismo de Estado

AL PUEBLO DE OAXACA

A LAS ORGANIZACIONES SOCIALES

AL MAGISTERIO DEMOCRATICO

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

A LA OPINION PÚBLICA INTERNACIONAL

Mientras por todo el país, se dejaban sentir los efectos de la gran oleada magisterial popular que se vivió en al menos 22 estados de la república y que en Oaxaca tuvo una asistencia muy importante para repudiar la política criminal de Peña Nieto, el movimiento popular sufre una agresión más.

A raíz de la agresión orquestada y vivida por los compañeros de la UCCIDEBAC de Pinotepa Nacional a manos del presidente municipal y en contubernio con elementos de la Marina y Ejercito, la comisión organizadora planteo al gobierno de Gabino Cué Monteagudo una reunión para abordar el asunto y exigir entre otras cosas, la liberación inmediata del compañero Librado Baños y el cese total al hostigamiento que vienen viviendo las bases de dicha organización, los cuales ayer 4 de septiembre fueron brutalmente agredidos a balazos por un comando de paramilitares vestidos de negro quienes hicieron blanco en un compañero el cual a estas horas se encuentra gravemente herido.

Boletín por el asesinato de Arturo Pimentel

Cuando salía de sus vivienda ubicada en San Antonio de la Cal, al filo de las 9:30 Arturo Pimentel Salas, fundador y dirigente del Frente Nacional Indígena Campesino fue abatido a tiros por dos sicarios que se dieron a la fuga; con dos tiros uno que le perforo el pulmón y otro que impactó en la cabeza, fue rápidamente auxiliado por los vecinos de la colonia y trasladado al Hospital Civil Aurelio Valdivieso en donde después de los esfuerzos realizados por los médicos dejo de existir.

Esta ejecución sumada a la de Rafael Rodríguez Enríquez, Heriberto Pazos, y la de tantos dirigentes más y compañeros de base de las distintas organizaciones que integran el movimiento popular en Oaxaca, viene abonando y fortaleciendo la idea de que el terrorismo de estado sigue campeando en el territorio nacional, el asesinato, la desaparición forzada y el uso faccioso de la ley para encarcelar a líderes y luchadores sociales son las medidas que desde algún obscuro rincón del poder se delinea para no tener oposición ante la brutal embestida que vive el pueblo de México a manos de sus verdugos para imponerle medidas que le permitan superar la crisis económica, política y social que se vive, medidas que dejan el principal costo al pueblo trabajador, mientras a los ricos les permiten más y mejores ganancias.