¡Hay otro camino! ¡La CSUM!

22.Jul.11    Opinión
   

¿Dejar que nos quiten derechos y conquistas hasta quedar en calidad de verdaderos esclavos?
¡Hay otro camino! ¡La CSUM!

Todo obrero sabe que los comunistas no mentimos cuando retratamos el cuadro de su situación en nuestra propaganda. Con algunas ingenuas excepciones casi todos los obreros entienden que es correcta nuestra apreciación: Que con la crisis los capitalistas, los patrones, van a buscar asegurar sus ganancias a nuestra costa.


La mayoría de los compañeros miran con interés nuestra propaganda, pero no saben que pensar, que hacer ante nuestras posiciones revolucionarias. Les llama la atención pero esperan comprobar de alguna manera lo que el Partido dice y esperan ver más fuerza. Eso es correcto y debemos avanzar en convertirnos en esa organización con la incorporación de los más decididos y claros trabajadores.

Pero sobre todo lo que esperan es una orientación ante los problemas que enfrentan hoy, aquí y ahora.

El Partido Comunista se distingue por estar presente en esas luchas cotidianas pero sin dejar en ningún momento de señalar la tarea de la clase obrera, sepultar a sus opresores.

Los compañeros esperan que los comunistas demuestren como defenderse antes de pasar a atacar a los burgueses.

Entonces, hoy, aquí y ahora, ¿Cómo vamos a hacer frente a estos ataques? ¿Dejar que nos quiten derechos y conquistas hasta quedar en calidad de verdaderos esclavos? ¿Dejar en manos de incompetentes o de vendidos nuestra suerte? ¿Resignarnos?

¿Con que pensamos materializar otro camino, otra línea de acción? ¿Con que proponemos organizar a los obreros aquí y ahora para su defensa?

La Coordinadora Sindical Unitaria de México
Reunidos el 30 de abril de 2011 un grupo de ac- tivistas, sindicalistas, trabajadores y militantes comunistas, reunidos en el local sindical de la sección 9a del SNTE comenzamos el proceso de construcción de la Coordinadora Sindical Unitaria de México (CSUM).

En sus filas caben y llamamos a que se sumen las corrientes sindicales, los sindicatos, los trabajadores autónomos, desempleados, la juventud y la mujer trabajadora. Se trata de ir uniendo a todos los trabajadores que en general estén dispuestos a luchar por un sindicalismo clasista, independiente de los patrones, los partidos burgueses (PRI, PAN, PRD, etc.) y el Estado. Por un sindicalismo combativo que busque la unidad desde la base de los sindicatos y no por acuerdos con las cúpulas charras, sean estas reformistas o descaradamente patronales. Se trata de ir uniendo a los que buscan un sindicalismo democrático que haga hincapié en que este princi- pio se aplica desde la asamblea de trabajadores en el centro laboral.

Incontables veces hemos visto como la huelga se transforma en el petate del muerto. El sindicato hace maniobras para apantallar a la base, exigiendo altos aumentos para después aceptar un aumento minúsculo, una verdadera burla. Revisión tras revisión, año tras año, la huelga no se ocupa, queda como amago y nuestras condiciones de vida y de trabajo se hunden. La CSUM llama a utilizar la huelga como una de las principales armas de la clase obrera, la CSUM impulsa su uso y llama a la solidaridad nacional e internacional con ellas.

Hemos visto como el SME, los mineros y maestros se doblegan ante los artificios jurídicos del gobierno. Ante la declaratoria de la Junta de Conciliación y Arbitraje se detienen casi todas las direcciones sindicales a pesar de la resolución de la base. ¡Un papelito de nuestros enemigos hace que se detengan las huelgas! ¡Como si los patrones y los gobiernos no fueran los primeros en quebrar y violar las leyes! La CSUM se prepara con compañeros abogados para aplicar la legalidad cuando ésta sea una herramienta, pero no la absolutiza. A fin de cuentas, la victoria de cada conflicto se resuelve por la fuerza organizada de los trabajadores. ¡La ley es el de- recho de los trabajadores no las ganancias de los patrones!

La Federación Sindical Mundial
Pero la CSUM no se encuentra sola. Este esfuerzo está en línea y cuenta con el apoyo de la Federación Sindical Mundial (FSM). La FSM agrupa a más de 100 millones de obreros de América, África, Asia, Oceanía y Europa. Encarna el principio del internacionalismo proletario. La FSM lucha por proteger los intereses de la clase obrera en todo el mundo. Se opone a escala global a la Central Sindical Internacional que actúa para detener al movimiento obrero, corporativizarlo, para entregar las direcciones a los intereses de los patrones y causar confusión entre nuestra clase.

¿Y dónde queda la revolución?
Para la CSUM el papel de los sindicatos en el proceso revolucionario no es meramente auxiliar ni ha quedado rebasado pues el papel de la clase obrera y de su organización por centro de trabajo sigue siendo le espina dorsal de todo proceso de cambio que verdaderamente y de forma radical acabe con el actual sistema de producción. Por tanto entendemos a los sindicatos como centros organizadores de la clase obrera, destinados a darles su primera educación de clase, que son escuelas de solidaridad y socialismo. Su objetivo inmediato es la lucha económica contra los patrones, por mejoría y defensa del salario, reducción de la jornada, seguridad social, etc.

Su primera función es terminar con la compe- tencia entre los propios obreros ya que la fuerza social del proletariado se rompe al existir com- petencia entre ellos mismos.

Abiertamente decimos que nuestra visión consiste en orientar los combates económicos en un sentido general de clase, en utilizar cada conflicto económico para elevar el movimiento obrero hacia un peldaño más alto. A través de esta educación práctica se llegará a clarificar el máximo interés del proletariado, la toma del poder político y la transformación revolucionaria de la sociedad a través de la expropiación de los medios de producción y finalmente la construcción del socialismo.

¿Cómo unirse?
Actualmente existe y se consolida un Comité Directivo que acuerpa, enlaza y dirige el trabajo de la CSUM. Ya desde hoy elabora un aparato de trabajo jurídico. Bajo sus banderas se están in- tegrando sindicatos y sindicalistas, por ejemplo compañeros de la educación en Jalisco, compañeros de la industria papelera en Veracruz, sindicalistas de Guadalajara, Estado de México y Tamaulipas, compañeros petroleros y electricistas, etc. También ha organizado conferencias, cursos y publicaciones sobre la reforma a la Ley Federal del Trabajo y lo continúa haciendo para que nuestra clase esté preparada para contraatacar cuando llegue el momento.

Estamos preparando una segunda conferencia para abril del 2012, ahí trazaremos las tareas que siguen para quienes estamos hartos de no defendernos. En este intervalo de tiempo pueden unirse para participar en la conferencia sindicatos, corrientes sindicales, sindicalistas y obreros en lo individual, desempleados, jóvenes y mujeres trabajadoras. Pueden contactarnos a través de los vendedores de este boletín o a través del teléfono y el correo que publicamos.

Tomado del Boletín México Insurgente, órgano regional del PCM.