Entrevista con Felipe Cuevas, miembro del Comité Central

09.Jul.14    Opinión
   

Camarada Felipe, desde temprana edad participas en la lucha por la transformación revolucionaria, desde una militancia comunista. Háblanos de cómo fue tu primer contacto con las ideas del marxismo-leninismo?

Como relato en un documento de aporte al próximo congreso del partido, a los 15 años de edad ingresé al Mexe, siendo un niño trabajador no caía del asombro cuando en los primeros días de ingreso nuestros compañeros que ya tenían tiempo en esa escuela nos propusieron leer y discutir parte por parte el Manifiesto Comunista, al menos yo no paraba de decir ¡es cierto, es cierto!, fue el encuentro con la lectura fiel del mundo, y también de nuestras vidas. Eso me marcó, en adelante comencé a participar de la vida política de mi escuela, en todos los ámbitos de organización que me dijeran y al mismo tiempo conocí nuestro país andando de internado en internado cubriendo comisiones. En el Mexe vivíamos asediados por el enemigo de clase y era indispensable prepararnos al máximo, así que lo asumí con pasión, además que me encontré afín a este propósito, encauzó mi vida.


Entonces inmediatamente comencé una sed terrible por la teoría revolucionaria, me fui haciendo mis propios planes de estudio siempre de la mano de los clásicos, fijándome objetivos de conocimiento, año tras año, hasta alcanzar a comprenderla. Estaba tan enfiebrado que a los 17 años me fui en verano a trabajar las tierras de mi abuelo (mi querido viejito de la tropa zapatista) para poder comprarme El Capital y me puse a estudiarlo con mi hamaca y mi cuaderno. En fin ya no pude parar de estudiar nunca jamás, siempre pensando en la direccionalidad que nos ayuda a construir estudio de nuestras realidades.

Eres conocido y reconocido como un camarada que ha estudiado profundamente la teoría del materialismo dialéctico e histórico, la economía política y el socialismo científico. Porque es vigente el marxismo-leninismo?

Es muy simple esto de la vigencia, en lo personal lo siento trillado, porque los viejos dogmáticos se guarecían ahí para no desarrollar la teoría y vivir el conformismo con su pereza ideológica, pero bueno mi opinión es: Porque es una teoría revolucionaria contra el estatus de dominación social, que lo despeja en sus raíces, que traza perspectivas de acción contundentes contra las clases explotadoras y porque nos brinda una clara transición al comunismo, y todo eso sigue haciendo falta en nuestro mundo.

Simultáneamente y plantándote contra los dogmas has señalado que es necesario combatir los esquematismos como retrancas de la lucha, hablamos de ello camarada.

Combatir los esquematismos. Eso debe hacerse porque todo esquematismo es un mecanismo refractario del desarrollo crítico-revolucionario de la lucha de clases, de su práctica y de su teoría. Los esquematismos son posiciones cómodas que luego se presentan como acabadas, en ese sentido cualquier buen elemento de ideas incluso de sujetos pueden caer en esquematismos, nadie está exento ni exenta de este problema. Uno adquiere experiencias y entonces puede darlas por únicas o por unidimensionales y apostar a que ninguna otra cosa las cambie, ni siquiera los hechos, luego buscamos acomodarlos, cuando eso sucede pues ahí está la trampa, sembramos un esquema que nos va a impedir que veamos mejor progresivamente y dialécticamente. Un esquema es la inercia pesada de experiencias y logros pasados que no se colocan a debate renunciando a uno de los mejores atributos de nuestra teoría que es juzgarse a sí misma críticamente. Los esquemas no son malos por sí mismos, sino por la manera en que los aceptamos en calidad de irrevocables, pueden servir de plataformas, pero siempre es necesario amplificar dichas plataformas, lo que permite recrear el pensamiento y acción dinámica.

Que es lo fundamental hoy de la lucha ideológica en el marco general de la crisis del capitalismo y la lucha por el socialismo-comunismo?

Lo fundamental de la lucha ideológica es desatarla en todos los frentes tomando en cuenta sus márgenes de maniobra de manera que siempre tengamos oportunidad de volver a persistir en ella con más y mejores recursos sin que se nos cierre ninguna puerta. Para eso hay que conocer mejor las clases a que queremos influir, así como las ideologías que estamos combatiendo, sin esto no pasaremos de buenas generalizaciones pero que no nos sirven para dejar caer todo el peso de la lucha revolucionaria. La lucha de las ideas nos posibilita que engrandezcamos y detallemos nuestro proyecto histórico como nunca antes para que sea una realidad viable a los pueblos.

Camarada recientemente en Venezuela bolivariana te han editado el libro Crítica de los fundamentos del capitalismo y está en proceso de impresión el que elaboraste de Argonáutica de la dominación, que tesis planteas ahí?

De los ensayos. El de la crisis bueno ustedes lo han remarcado claramente, que la crisis es de sobreproducción de capital y mercancías, que es un nuevo elemento de la crisis económica partiendo de su cumbre financiera que oprime al mundo, así también que esta crisis trajo consecuencias más graves que sus estragos económicos, y es que replantea la lucha por la hegemonía mundial y configuración del orden mundial capitalista envolviéndonos en una catástrofe futura de la cual sólo la lucha de los pueblos podrá detenerla o la civilización humana sufrirá como en ninguna otra calamidad del pasado conocido.

En cuanto al ensayo de la argonáutica quise dibujar los trasfondos de las relaciones sociales y cómo las clases opresoras marcaron una condición de dominación, en este sentido el poder le dio un eje de inhumanidad a la sociedad. Así que me dediqué a mapear estas relaciones de dominación, en parte debo decirlo cuestionando las academias críticas que se dedican a dar por sentadas muchas de las relaciones sociales sin ver su naturaleza de clase, cuyas conclusiones dificultan nuestra visión proletaria ya que siempre van en pos de programas reformistas y moralistas de corrección de la ética política particularmente –aunque ahí tuve el cuidado de ponerlo en segundo plano como material que debe brotar de las reflexiones del lector o lectora–. Naturalmente mis ideas ahí no desembocaron completamente, espero tener la oportunidad de desarrollar una posición más clara de las relaciones revolucionarias que apenas pude señalar.

Camarada has un resumen de tu libro La dictadura perfecta, pues consideramos de utilidad que se conozcan las tesis allí esbozadas como elementos teórico-programáticos indispensables en la lucha contemporánea de la clase obrera y el pueblo de México.

México tiene un régimen que se proclama heredero de la revolución de 1910-17, eso es suficiente para llevarnos al engaño de que por lo menos debiese ser democrático popular, la burguesía coquetea con esa subjetividad, pero sólo para eso de la familia mexicana. Es cierto que la revolución marcó la construcción del estado moderno, en la continuidad histórica que sabemos, pero ya viendo su “evolución” es claro el servicio del estado al progreso de la burguesía en medio de sus conflictos. No hay mejor dictadura que aquella que se sabe disimular y es el caso del estado mexicano, por eso se dice que es tan perfecta que ni lo parece. Pero la realidad es que nada se puede hacer en los marcos de la institucionalidad que no vaya en pro de las relaciones de dominación, cualquier otra cosa chocará con el estatus. Es una dictadura de las grandes empresas, de la gran aristocracia, de las elites político-económicas de la ciudad y del campo. Es dictadura por clases, por colores de piel, por caracteres culturales, por estratificaciones, por legalidades e ilegalidades donde se dictan las leyes de los más fuertes política, militar o económicamente. Esta dictadura atropella la vida, los derechos, la salud, el trabajo, los géneros, las juventudes, los sueños, la migración, las creencias; y en cambio simula la concordia, ofrece un progreso siempre en espera por más de cien años. En todos los terrenos de la vida social cada perjuicio es presentado como bondades del sistema, a pesar de que es dictado por las prerrogativas irrestrictas del capital.

En la experiencia de tu militancia que abarca casi tres décadas cuales premisas están en el norte de la revolución socialista en México?

Es cierto, no lo había pensado, ya corrió mucho tiempo desde 1985, coño, en el norte está aperturarnos a crear direccionalidad y conciencia al poderoso movimiento revolucionario del pueblo mexicano, crecer y crecer aceleradamente para tener partido de masas, es decir, numéricamente abarcante de una intensa labor porque motivos y condiciones las ha habido y seguirán estando presentes, pero estas dotaciones nos han faltado.

Camarada como enfocar ideológicamente los procesos de cambio en América y en específico el de Venezuela?

Los procesos de cambio en Latinoamérica, son puntos de apoyo, pero con todo y que nos puedan gustar son insuficientes. Las burguesías y el imperialismo hicieron su labor impermeabilizando nuestras sociedades para que las posturas más consecuentes en cuanto a revolución y socialismo no alcancen su revuelo necesario.

Con respecto al imperialismo yanqui, pues todo parece indicar que en su sed de hegemonía cavará su propia tumba.

En cuanto a Venezuela, el sacrificio de este pueblo ha sido grande, y ahora sus dificultades van aumentando, al margen de lo que ustedes saben sobre la guerra económica, las agresiones del imperialismo y la persistencia de la política fascista interna; es evidente que el pueblo no ha derribado el capitalismo ni el estado burgués, buena parte del pueblo chavista sólo ve la idea general de ir al socialismo pero todavía no encuentra las formas, independientemente de que el proyecto socialista sea motivo de debate. El problema gravita en la perspectiva inmediata y el que haya una especie de renuncia a la ofensiva revolucionaria. La reacción está a la ofensiva, el gobierno está entrampado en la burocracia típica, muchas de las izquierdas se sectarizan o navegan sin proyectos concretos y efectivos, y el pueblo no logra levantarse, pero ya habrá tiempo de charlar de estas cosas.

Como debe organizar su estudio el militante comunista y el conjunto del Partido?

El estudio debe organizarse para aprender toda nuestra teoría de manera ordenada y amplia eso lleva su tiempo, pero también debe dar su lugar al conocimiento del país, debe destacar los aportes de cien años de lucha a nivel mundial. En las nuevas generaciones y sectores populares siempre hay que ir a lo concreto para sembrar las ideas revolucionarias sacando conclusiones de la experiencia, eso es lo que abre brecha.

Que libros recomendarías tú de obligada y esencial lectura a tus camaradas del Partido?

Libros hay que leerlos de todo género, mas siempre hay que pensar en los de cabecera revolucionaria para evitar extravíos, cada militante tiene sus gustos, recomendaría “los de abajo”.

Camarada, como evalúas la actividad del PCM, en que debemos reforzar la actividad?

La actividad del partido va bien, transpira energía. Debe luchar por establecer sus correctas relaciones revolucionarias internas y con las clases del pueblo, con esto cualquier exigencia podrá atenderla. El partido en la condición que queremos impregnarle debe ser un factor orgánico al proletariado y a las clases aliadas.