Entrevista a la Secretaria de Organización del PCPE en el contexto del VI congreso del PCM

24.Nov.18    Entrevistas
    ()

El PCPE lleva bastantes luchas en distintos sectores en España, en los últimos años estamos intensificando el trabajo del partido, en el movimiento obrero y sindical…


Partido Comunista de México (PCM): ¿Cuáles son las luchas recientes que ha dado el PCPE junto a los trabajadores españoles?

EP: El PCPE lleva bastantes luchas en distintos sectores en España, en los últimos años estamos intensificando el trabajo del partido, en el movimiento obrero y sindical, y eso supone que tenemos distintos niveles de lucha.
Este verano una de las luchas más importantes que ha llevado a cabo el Partido Comunista de los Pueblos de España ha sido la lucha de los trabajadores de Amazon. Ha sido una lucha importante en el país, con cierta repercusión, y que ha tenido sus momentos también de mayor tensión. En una de esas confrontaciones en la huelga tuvimos un camarada, el camarada Hugo, detenido en Madrid: salió en libertad, pero con cargos. Es cierto que la plantilla de trabajadores se mantiene fuerte, se mantiene unida, y tiene muy claro que sólo con la lucha podrá conseguir conquistas reales y conseguir también la retirada de cargos en contra de Hugo y de todos los compañeros que fueron detenidos en aquel piquete.

PCM: ¿Cómo es que los monopolios están golpeando a los trabajadores españoles?

EP: Desde el 2007, cuando estalló la última de las crisis capitalistas, se intensificó la agresión contra los derechos laborales, sociales, políticos. La agresión por parte del capital y la patronal fue brutal, en todos los aspectos, en la desvalorización de la fuerza de trabajo, en la caída de salarios, en la pérdida de derechos. La reforma laboral y la reforma de las pensiones fueron golpes muy duros a las conquistas que en años anteriores la clase obrera en España había conseguido, fruto de la lucha, precisamente.

En esa reforma laboral se perdieron derechos, se atacaron derechos fundamentales como es el convenio colectivo, es decir, se golpearon las pocas conquistas que aún mantenía la clase obrera para poder luchar en unas condiciones más dignas de trabajo. Eso ha hecho que las condiciones laborales legales en España hayan caído brutalmente, porque además funciona una economía sumergida, de contratos o no contratos, que genera todavía condiciones de explotación mucho mayores a la clase obrera en España.

PCM: ¿Cuál es el estado de la lucha sindical en España?

EP: La afiliación sindical en España es muy bajita entre la clase obrera actualmente. Las estructuras sindicales tienen gente muy veterana, y con mucho desprestigio. De hecho la militancia del PCPE que comienza a despuntar luchas sindicales hasta cierta manera encuentra un espacio fácil.

Las grandes centrales sindicales en España durante mucho tiempo han venido desarrollando la política que nosotros llamamos de Pacto Social, de la renuncia a los derechos de los trabajadores y del pacto social o la paz social, de la negociación, pero sin movilización. La lucha sindical en España también ha sido muy golpeada por la socialdemocracia de PODEMOS.

Es fundamental prestigiar de nuevo la lucha sindical. Nosotros estamos por la confianza en un sindicalismo de clase, de un sindicalismo combativo que no traicione los intereses de la clase. Pero cuando hay una baja filiación en sindicatos democráticos cuesta poner a funcionar las herramientas de lucha de los trabajadores, en muchas ocasiones, y eso empeora las condiciones de vida de los trabajadores; siempre que no hay lucha, las condiciones de vida son mucho peores.

PCM: ¿Cuáles son las orientaciones que ha dado el PCPE a los trabajadores que comienzan a organizarse para luchar contra los monopolios?

EP: Cuando participamos en una lucha, hay una serie de principios que siempre les planteamos a los obreros y que consideramos fundamentales. Uno es el tema de la unidad de la clase, por encima de organizaciones sindicales, ya que en España se puede dar la situación de que puedan existir varias secciones sindicales dentro del propio comité de empresa, el órgano de representación de los trabajadores, también varios sindicatos. La primera idea siempre es: por encima de las siglas sindicales, la unidad de los trabajadores en la lucha. El segundo elemento que siempre colocamos cuando hay una lucha obrera es la importancia de la asamblea de los trabajadores en la lucha concreta que se está desarrollando; y el tercer elemento es que por encima de la asamblea no puede haber ninguna otra decisión. Es decir, las decisiones en la lucha las tienen que tomar los propios trabajadores que combaten y los propios trabajadores que se organizan; ésas suelen ser los tres principios que les planteamos.

PCM: ¿Qué avances han logrado los trabajadores españoles junto con el PCPE en la formación de un poder obrero?

EP: Actualmente en España no existe un poder obrero. La mayor parte de la clase obrera y las capas populares en España están bajo la influencia socialdemócrata, con mucho. Lo que sí que es cierto es que el Partido trabaja por fortalecer sus filas y sobre todo por fortalecer su relación con la clase obrera, y por ir elevando su nivel de conciencia, elevando su organización, ir adquiriendo la clase y el partido su propia experiencia de lucha. En ese sentido, claro que cada lucha es un aprendizaje, cada lucha acumula experiencia y va haciéndonos avanzar un poco más en nuestros objetivos.

PCM: En torno a la llegada de otro partido a la cabeza del gobierno español, ¿ha habido algún cambio que vean los trabajadores y obreros?

EP: Pues desde que llegó el gobierno socialdemócrata de Pedro Sánchez, lo que hemos observado es que se está dando un proceso de recomposición de lo que llamamos la vieja socialdemocracia con la nueva socialdemocracia representada en PODEMOS. Hay un proceso político de relegitimación en la política española, el gobierno socialdemócrata ha comenzado su andadura colocando algunos temas muy populistas, engañando a amplios sectores del pueblo. Uno ha sido la llegada del barco Aquarius, un barco de inmigrantes a costas españolas, a Valencia, para darse un rostro humano, a la vez que firmaba por detrás con la Unión Europea el endurecimiento de las políticas migratorias europeas, que son las políticas migratorias asesinas hacia los migrantes trabajadores.

Por otro lado el gobierno aprovechó la coyuntura para firmar un pacto con las centrales sindicales mayoritarias, ya que en los últimos meses en España se estaba dando un proceso de movilización obrera en aumento, las luchas obreras, las luchas populares, también en torno a la lucha contra los recortes a las pensiones, las luchas de la mujer, aún con carácter interclasista estaba movilizando a ciertos sectores populares de obreros en España. Este pacto, en la línea de la paz social: es un pacto que rinde los derechos de los trabajadores con las grandes centrales y aplaza el debate, pero ha conseguido su objetivo que era que ya se estaba cuestionando o se estaba planteando una huelga general para otoño, para octubre o noviembre, y ahora mismo está desarticulado eso en el interior de los sindicatos. La socialdemocracia cumple ahí un papel claro, político ideológico de engaño al pueblo, porque en el fondo lo que acentúa son sus lazos con los monopolios y con la burguesía defendiendo sus intereses, y a su vez el papel desmovilizador de las luchas populares y obreras en España.

PCM: Ante el ascenso de esta socialdemocracia recompuesta como nueva socialdemocracia, ¿cuál es el papel del PCPE y de las juventudes comunistas?

EP: Desde el primer momento el PCPE ha denunciado y va a combatir el carácter de clase de la socialdemocracia, y los intereses que defienden es el carácter de clase de nuestro enemigo, de los grandes monopolios españoles, de su subordinación a las estructuras de la cadena imperialista, a la OTAN, etcétera, y por lo tanto vamos a jugar un papel de combate frontal a la nueva socialdemocracia. Consideramos que es muy peligroso ese engaño que sufre la clase obrera y los sectores populares y que lo que hace es generar falsas ilusiones y una cortina de humo para desmovilizar e impedir que aumente la organización de la clase obrera.

PCM: ¿Qué experiencia ha sacado el PCPE del proceso reciente de reorganización política que ha tenido que pueda compartir directamente al PCM?———————————

EP: La experiencia en este proceso político que hemos vivido es que es fundamental en los partidos comunistas la claridad político-ideológica, es fundamental definir con claridad el rumbo político ideológico del proyecto. Si no hay un debate profundo y real en el conjunto del partido sobre cuál es la estrategia del partido, cuál es el objetivo del partido en la toma del poder por la clase obrera, el partido puede pasar mucho tiempo dando bandazos. Los comunistas podemos ponerle mucha voluntad pero no avanzar en nuestros objetivos ni acumular fuerzas y avanzar en una pérdida de tiempo. Por lo tanto, la primera lección es la importancia tanto en la formación como en el debate colectivo de cuál es la línea político ideológica que los comunistas deben seguir, si realmente su objetivo es la toma del poder por parte de la clase obrera. También hemos aprendido mucho sobre la cuestión del partido, cómo se construye el partido comunista, y cómo ese partido comunista no se puede construir como un verdadero partido comunista si no tiene vinculación con la clase obrera, si no está enraizado con su clase obrera y con las experiencias de lucha de su pueblo. A eso nosotros lo hemos venido llamando también “el giro obrero” en el que el partido tiene que colocar muy bien sus prioridades de trabajo y hacia dónde destina sus fuerzas. Colocar en la centralidad de la lucha a la clase obrera supone que muchas veces no hay que dejarse engañar por luchas interclasistas que parece que nos marcan la agenda de trabajo a los comunistas, y al final lo que hacemos es supeditar incluso los intereses de la clase obrera a otros sectores y capas populares. Por eso decía que la definición de la táctica, de la estrategia del proyecto, y también la elaboración de un programa, que es un acuerdo del último congreso extraordinario del PCPE, la profundización de un programa del partido, consideramos que es una herramienta fundamental que el partido elabore un programa de partido que oriente toda su trayectoria de lucha.

PCM: ¿Por qué debemos trabajar juntos los obreros españoles y mexicanos en torno a nuestros partidos comunistas?

EP: Por muchísimas razones. Empezando por la más sencilla, a nosotros nos sirve como ejemplo la solidaridad que recibimos por parte del PCM con la lucha de los trabajadores de Amazon. Uno de nuestros principios fundamentales es que la clase obrera es internacional, y cuando luchamos junto a los trabajadores en España, uno de nuestros objetivos es que eleven su nivel de conciencia y que entiendan que la clase obrera es internacional para que interioricen lo fundamental de la unidad de la clase. Es la única manera de ir elevando el nivel de conciencia contra nuestro enemigo: el hecho de recibir un comunicado de solidaridad con la lucha que allí se daba, a los propios trabajadores que se encontraban en huelga y que estaban movilizados, les generaba un reconocimiento a su trabajo y una elevación de su conciencia, porque entendían o vivían como experiencia personal de lucha, que en otras partes del mundo había trabajadores que les apoyaban, sentían el aliento, sentían la solidaridad. Ésa es una fuerza tremenda que tenemos la clase obrera y que afortunadamente los partidos comunistas tenemos claro, y que es un arma muy potente para ayudar a la lucha por nuestra clase. Yo creo que el PCPE y el PCM tienen muchísimas tareas que hacer juntos, también en desarrollar el movimiento comunista internacional. Nosotros actualmente compartimos muchas posiciones políticas, muchas posiciones ideológicas, eso también ha sido fruto del encuentro, el fortalecimiento del Polo Leninista dentro del movimiento comunista internacional; o por ejemplo, las experiencias que hemos intercambiado en torno a la revista Comunista Internacional, que es una revista con la peculiaridad de ser un espacio donde realmente podamos entrar al debate de posiciones político ideológicas y no la mera formalidad en la que a veces se han basado las relaciones internacionales. Vamos a entrar al debate concreto, que ayuda mucho a la formación política ideológica, al intercambio, y a ir trabajando por una estrategia común mundial de los revolucionarios para la toma del poder en un futuro. Pensamos que tenemos mucho que aprender y seguramente muchas batallas que librar juntos en estos años.

PCM: ¿Qué mensaje manda el PCPE con motivo del sexto congreso del PCM?

EP: El PCPE desea que el PCM pueda abordar en las mejores condiciones posibles todo el debate tan interesante que ha tenido en su IV Congreso: se nota que es expresión de todo el trabajo de los últimos años del PCM. Para nosotros los debates que se estaban realizando allí eran unos debates de un alto nivel político e ideológico, y con una línea política bien trazada para construir en México un gran PC con vinculación con su clase, para que los comunistas tengan eso, cada vez más raíces entre la clase obrera, y se conviertan en la vanguardia real y reconocida por su clase. Personalmente, creo que los debates que he tenido el honor de escuchar en estos días efectivamente suponen un aporte muy importante no sólo para los obreros mexicanos, sino para el movimiento comunista internacional.

PCM: ¿Qué mensaje da a las mujeres proletarias mexicanas?

EP: Que sólo con la lucha de la clase obrera, sólo con la lucha que defienda los interés de su clase ellas también se podrán liberar de la opresión como mujeres. Sólo la lucha que va encaminada hacia la emancipación de la clase es la que también les va a ayudar a su liberación como mujeres trabajadoras. También les diría que no se dejen engañar por los cantos de sirena del enemigo: en España hay toda una campaña mediática por parte del enemigo para confundir a las mujeres trabajadores en que sus intereses son los mismos que las mujeres burguesas, y al final hay muchas mujeres trabajadoras que desgraciadamente lo escuchan y lo creen, colocando un discurso absolutamente interclasista que pone de nuevo bajo dominación de la clase burguesa a las mujeres trabajadoras. Creo que la lucha de las mujeres es una lucha fundamental para los comunistas y en ese sentido, los avances teóricos y políticos que escuché en el IV Congreso del PCM son importantes para el conjunto de comunistas, para entender y analizar desde nuestra ciencia social, desde el marxismo leninismo exactamente una serie de conceptos y claves en los que la ideología dominante de la clase enemiga ha dedicado mucho tiempo y mucho esfuerzo para confundir a los sectores populares, y ése es el primer paso. Creo que también los comunistas tenemos mucho que aprender en la organización junto a las mujeres obreras, es decir, hay que estar, hay que conocer las condiciones reales que sufren las mujeres trabajadoras y colocar sus reivindicaciones junto a la lucha general de la clase obrera. Ésa es la única manera de poder conseguir su objetivo de emancipación como mujer y como clase.

PCM: ¿Algún comentario para el PCM?

EP: Daros las gracias al PCM también porque el PCPE ha sufrido una crisis interna importante y la verdad es que en todo el proceso siempre hemos recibido el aliento, la claridad político ideológica de vuestro partido, la solidaridad y la fuerza, y en los momentos difíciles recibir solidaridad exponiéndose a ataques de muchos sectores oportunistas, pues demuestra una firmeza en los principios, y una firmeza político ideológica y nosotros tenemos que agradecerlo públicamente. En ese sentido estamos contentos porque nos habéis invitado, por haber podido participar de vuestro IV Congreso… y os deseamos los mayores éxitos en la lucha.

PCM: Muchas gracias

EP: A vosotros.