El tren interurbano México – Toluca, primero los monopolios y sus ganancias aun en la 4 Transformación

05.Oct.20    Reportaje
   

A 5 años de haber iniciado la lucha popular contra el megaproyecto del tren interurbano en las colonias de Observatorio al poniente de la ciudad de México, hoy queda claro a quién representa en realidad Morena, al querer mantener y justificar un proyecto totalmente carente de fundamentos,


En semanas pasadas el actual gobierno anunció que se reiniciarán las obras del tren interurbano México - Toluca (obra peñista), esto a pesar de la cantidad de auditorías como también del descontento de comunidades y colonias que han manifestado su oposición, debido a la afectación ambiental y social. Pareciese que al gobierno de la cuarta transformación se le olvida que en 2015 a 2018 buscó la forma de cooptar a los movimientos en contra de este megaproyecto como parte del botín electoral.

Fue justamente que a finales de 2015 se definieron dos líneas totalmente opuestas a la lucha contra el megaproyecto del tren. Por un lado, los que decidimos la lucha popular por todas sus formas, pero sobre todo en la búsqueda de crear y construir conciencia entre los pobladores, sobre el objetivo y la finalidad que tenían estos megaproyectos, así como exponer quiénes eran en realidad los verdaderos beneficiarios. Es decir, los diferentes monopolios tanto del grupo Atlacomulco como los consorcios españoles que buscaban en el despojo grandes ganancias. Mientras, por otro lado, hubo quienes prefirieron sumarse a Morena bajo la esperanza de qué dicho partido socialdemócrata por medio de la legalidad, en otras palabras, que al llegar al gobierno se cancelaría dicha obra. Sin embargo, estos últimos, trataron desde un principio de engañar a los pobladores creando elementos como puntos de acuerdo en la asamblea legislativa del entonces distrito federal, los cuales ni siquiera eran vinculativos en la parte jurídica. Incluso estos más allá de servir a la lucha popular al poniente de la ciudad de México, mostraban la salida y el salto, como chapulines, de algunos políticos que salían del PRD para pasarse a Morena.

A 5 años de haber iniciado la lucha popular contra el megaproyecto del tren interurbano en las colonias de Observatorio al poniente de la ciudad de México, hoy queda claro a quién representa en realidad Morena, al querer mantener y justificar un proyecto totalmente carente de fundamentos, tanto técnicos que niegan las afectaciones ambientales y sociales, como económicos que bajo el pretexto de que se han utilizado recursos se debe continuar. No obstante, a pesar de que varios de los funcionarios que hoy abanderan la 4T, que informados y que incluso fueron participes de lo que llamaron oposición, actualmente ignoran u omiten el conocimiento de que no hay viabilidad sobre una obra qué afectará las zonas de manantiales e inclusive la barranca de Tacubaya, la cual supuestamente decían hace 5 años que iban a defender “a capa y espada”. Mientras tanto la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, propone crear zonas inmobiliarias dentro de la barranca cómo incluso crear la cuarta sección de Chapultepec en una región que debería ser considerada, más allá del papel, en una zona de conservación ambiental para la ciudad de México.  Además de supuestamente darle un peso social agregando una estación más, en la zona del pueblo de Santa Fe a una obra inconclusa de la cual alegan no hay presupuesto.  

A pesar de que muchos compañeros dan por concluida la lucha en oposición, por estar el gobierno socialdemócrata de la 4T, ante la promesa hasta ahora incumplida de cancelar definitivamente las obras del tren interurbano, queda claro que las acciones de despojo seguirán a favor de los monopolios y solo el resurgimiento de la lucha popular será la respuesta si Morena busca aplicar las mismas medidas del PRI y el PRD por medio del engaño, la desinformación, la represión y el clientelismo.