El movimiento magisterial debe marchar en unidad con otras luchas

20.Ago.15    Noticias nacionales - Opinión
   

Compañeras y compañeros maestros reciban un saludo del Comité Regional de Veracruz del Partido Comunista de México, que se encuentra acompañando su lucha no de manera solidaria, sino de manera militante, comprometida con la causa del magisterio de México en los diferentes estados del país donde tenemos estructura por mínima que esta sea. Lo mismo en Guerrero, donde desde el mes de noviembre del año pasado estamos acompañando al plantón magisterial-popular que se encuentra instalado en el zócalo de Chilpancingo, que en Oaxaca, donde nuestros camaradas marchan codo a codo con los maestros de la sección 22. Pero también con los maestros de Puebla, Estado de México, D.F., Tlaxcala, Jalisco y otros estados del país, donde afirmamos que el movimiento magisterial debe marchar todo unido más allá de las siglas y corrientes sindicales que los dividen, decimos esto con mucho respeto pero también con la convicción de que no hay otro modo de enfrentar lo que tenemos encima.


En el caso de Veracruz creemos que hoy están dadas las condiciones para que pueda impulsarse una Asamblea Popular Estatal con los trabajadores de la educación, con los trabajadores de la salud y los obreros de PEMEX y CFE que se oponen a las reformas constitucionales que eliminan sus derechos laborales y les generan una gran inestabilidad laboral; con los ambientalistas que se oponen a los megaproyectos monopólicos; con los estudiantes con pensamiento crítico que son acosados por el gobierno estatal; con los padres de familia, que serán los que carguen sobre sus espaldas el peso económico de la reforma educativa.

Y son los maestros organizados y movilizados a través del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano (MMPV) quienes tienen la autoridad moral para convocar a esa gran asamblea estatal.

No queremos discutir ahí los procesos electorales, ni a quién hay que apoyar, pues nuestra experiencia nos enseña que votemos por quien votemos todo sigue peor y que esto nos paraliza, nos divide o nos desmoviliza, sino para ponernos de acuerdo en cómo vamos a enfrentar todos juntos estas reformas a pesar de dichos procesos y continuamos en una ruta de acumulación de fuerzas dirigida a las batallas decisivas que deroguen estas reformas.

Una propuesta de esta naturaleza ya está caminando en Morelos impulsada por el Movimiento Magisterial de Bases (MMB) y organizaciones sociales y políticas, dando una experiencia así que es posible retomar y ha abierto una posibilidad de conjuntar las luchas de ese estado para dirigir sus fuerzas contra el mismo enemigo común. Porque, ejemplo ¿qué tiene de común Claudio X. González con los trabajadores y pueblo de Veracruz? Este individuo como presidente de Mexicanos Primero, A. C. es enemigo de los maestros que defienden la educación pública y su estabilidad laboral; como presidente del consejo de administración de Kimberly Clark aquí cerca en Escamela, Ver., es enemigo de los obreros que defienden su derecho al trabajo y se oponen a la reforma laboral; como miembro activo de FUNSALUD, es enemigo de los trabajadores y estudiantes de la salud que se oponen a la reforma a la Ley de Salud; y, como miembro del consejo de administración de Crisoba Industrial, es enemigo de las comunidades de la sierra de Zongolica que se oponen al despojo de sus tierras para que se construya la represa de El Naranjal aquí en la sierra. Esta cara de los monopolios en México es también el rostro de ese enemigo común contra el que debemos unirnos.

Esto es más necesario hoy que otros problemas de la crisis capitalista se agravan e inciden en la explosividad social que amenaza este país, la devaluación acelerada del peso, la militarización permanente del territorio, el terrorismo ejercido por los cárteles del crimen organizado.

Compañeros maestros, les deseamos éxito en los trabajos de este Encuentro Magisterial de la Región Sur de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y estén seguros de que apoyaremos todos los resolutivos que permitan avanzar en la lucha contra las reformas constitucionales que tanto daño le ocasionan al pueblo trabajador.

¡Maestro campesino, maestro proletario, enséñame el camino del revolucionario!