Denunciamos el despido injustificado de nuestra camarada Fabiola Ramírez

08.Oct.12    Noticias nacionales
   

Al pueblo trabajador:

Por medio de la presente queremos dar a conocer un acto de represión hacia nuestra camarada Fabiola Ramírez, maestra municipal que en días recientes ha sido despedida sin recibir justificación alguna. La camarada es conocida en diversos medios electrónicos e impresos con el pseudónimo de “Violet Black”.

Desde el día 10 de junio ella ha participado en diversos eventos manifestando su inconformidad en contra del sistema capitalista en el que estamos inmersos y contra Enrique Pena Nieto, impuesto por los monopolios y la oligarquía mexicana. En su calidad de profesora, ella ha reclamado la falta de recursos para la educación en Tamaulipas, denunciando ante el Gobernador Egidio Torres Cantú la situación insalubre y peligrosa en que viven alumnos en diversas escuelas y que los recursos que su gobierno menciona no se ven reflejados en la realidad. De igual forma, ha reclamado la falta de transparencia en la entrega de becas por parte del Profesor Alfonso Serratos Sánchez titular de Dirección de Educación.


Fue precisamente la secretaria del profesor Serratos quien informo a nuestra compañera su cese de contrato. Creemos que a las autoridades locales, de extracción priista, no les ha parecido el que estemos expresando nuestro descontento, situación que se agravó tras las manifestaciones del pasado 15 de septiembre en la Plaza Principal de nuestra ciudad, por lo que consideramos que el despido de nuestra camarada Fabiola Ramírez es parte de un proceso de represión y amedrentamiento hacia cualquier acto de disenso con el “gobierno electo”.

La situación de inseguridad en nuestro estado no ha impedido que nuestra compañera baje los brazos, pues junto a ella, estamos convencidos que la labor que hacemos dará los frutos deseados, sin embargo, el historial de represión por parte del PRI en Tamaulipas da razones validas para empezar a preocuparnos por la integridad física de ella y su familia.

Por estas razones, exigimos se reinstale en su puesto a la Profesora Fabiola Ramírez, respetando todos sus derechos contractuales. Asimismo, exigimos garantías a todos los órdenes de gobierno de que tanto ella, y sus familiares, no recibirán maltrato físico alguno a causa de los ideales que defendemos.

No somos ingenuos y entendemos que nuestras exigencias van dirigidas a los mismos que acusamos, por lo que desde ya, denunciamos directamente al gobierno priista de Tamaulipas del cese contractual injustificado de Fabiola Ramírez así como de cualquier acto de violencia que pueda darse en contra de ella. Estaremos alertas y tomaremos medidas para repeler y responder a las agresiones contra nuestra militancia y nuestro Partido.

¡Proletarios de todos los países, Uníos!
Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de México