Denuncia obrera. Agresiones de la patronal contra los obreros de Amigo Tecnología S.A. de C.V.

07.Abr.21    Obrero Sindical - Reportaje
   

Amigo Tec, como también es conocida, es una empresa radicada en Tijuana, Baja California, desde 1992. Es proveedora de EMS, de capital nacional e inversión estadounidense, con plantas y almacenes en Estados Unidos. (…)


Desde inicios de la pandemia las medidas de seguridad empleadas en la Industria Maquiladora de Exportación (IME), en Baja California, no han favorecido a la clase obrera. Al contrario. Se ha impuesto la creencia de que basta simular; tomar la temperatura, colocar gel antibacterial y guardar sana distancia. Al mismo tiempo, se obliga a los trabajadores a no detener la producción, a laborar en un ambiente que ha sido propicio para miles de contagios. Este también es el caso de Amigo Tecnología.

 

Amigo Tec, como también es conocida, es una empresa radicada en Tijuana, Baja California, desde 1992. Es proveedora de EMS, de capital nacional e inversión estadounidense, con plantas y almacenes en Estados Unidos. Durante el primer semestre de 2020, con ayuda de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de Baja California (STPS), dependencia del Gobierno del estado que encabeza Jaime Bonilla (Morena), ocultó ser parte del sector médico y prosiguió labores ilegalmente.

 

En ese lapso Amigo Tecnología reconoció algunos “beneficios” para las y los trabajadores: transporte de personal, bonos, entre otros, mientras el semáforo estatal no estuviera en color verde. Esto último no se ha cumplido por el patrón, que además presenta estos y otros derechos obreros como si fueran gestos generosos de su parte y por lo tanto sólo le competa al patrón decidir sobre ellos. Como es de saberse, no hay trato que esté por encima del interés patronal en ampliar sus ganancias.

 

Al igual que en toda la IME, los patrones han impuesto sin mayores problemas a los obreros sus propios intereses. Han tenido para ello la ayuda del Gobierno del Estado, del Gobierno federal y de las Secretarías del Trabajo. Desde mayo de 2020, Amigo Tec ha tomado medidas para limitar el número de personas en resguardo sanitario. Hoy en día la plantilla de trabajadores se encuentra laborando en un 90%, lo cual incluye a personal vulnerable, siendo Baja California un estado en semáforo rojo.

 

Como ocurrió en 2019 en buena parte de la industria fronteriza en Baja California, con la entrada de 2021 llegó el incremento salarial determinado por el Gobierno federal; pero las empresas han vuelto a actuar a su conveniencia, perjudicando a los obreros. En Amigo Tec se ha reconocido el incrementó y al mismo tiempo han cancelado parte de las prestaciones otorgadas a los obreros: bono covid, transporte de personal, etc. Los obreros quedan a su suerte, se les despoja del derecho laboral a contar con un transporte que les permita mayor seguridad en los traslados, negándoles un ingreso extra que bien les corresponde. Además, a los trabajadores que aún permanecen en resguardo domiciliario se les ha reducido el salario y se les paga únicamente el 60% del ingreso que deberían recibir.

 

La patronal de Amigo Tecnología –empresa que según MarketDataMexico, con 400 empleados, concentra el 72% de las personas que trabajan en el polígono de la colonia Castro y es parte de las 94 empresas que, en total, en dicha zona, obtienen ingresos anuales por 1,200 millones de pesos– no obstante, alega que le “afecta el ajuste salarial”, que le está “pagando a los que están en cuarentena sin trabajar”. Se lava las manos afirmando que buscan, que necesitan, ahorrar. Los obreros deben estar conscientes de que eso es una total mentira. Los y las trabajadoras de Amigo Tec, como de toda la IME, producen lo suficiente, y más, para poder tener un salario digno, sin condiciones ni desventajas.

 

Es importante comprender primero que ningún beneficio laboral es una dádiva del patrón, sino un derecho del trabajador, sea para conservar lo que existe, sea para ampliarlo mediante la lucha y organización. El salario y las condiciones dignas de trabajo son impedidos por la voracidad del patrón, por las medidas que toma para sortear y/o beneficiarse de la actual crisis económica, por el apoyo de los gobiernos actuales; por la falta de unidad entre los obreros y de una organización en las plantas industriales que contribuya a pensar y luchar sindical y políticamente como mejor convenga entre obreros.   

 

Hoy, en la actualidad del nuevo año, bajo la “nueva normalidad” la patronal aprovecha para violar con mayor arbitrariedad los derechos de la clase obrera. No hay manera de cambiar eso sino sea planea y se apoyan todos los paros, protestas, o huelgas que puedan surgir de los obreros, hoy o más adelante, y sin actuar distinto a como se ha actuado; sin la organización de los trabajadores en su conjunto; sin convencerse de que el gobierno es aliado de la patronal, sea de Morena u otro; y sin ser conscientes de que la última causa de los problemas de la clase obrera es el actual modo de producción capitalista.