Cuando la burguesía anuncia su próximo crimen

17.May.12    Opinión
   

Además de ofrecer el decadente espectáculo de desnudarse mutuamente, el debate presidencial ofreció la posibilidad de constatar las coincidencias entre los partidos de la burguesía. Fuera de las diferentes ofertas de gestión de la crisis, los partidos coincidieron en cuestiones como la aprobación de la ley de seguridad, mantener los tratados imperialistas internacionales y la evaluación magisterial, es decir en temas sobre los cuales las centrales patronales están ejerciendo una presión directa y que revelan el trasfondo clasista de estos partidos. De hecho la cuestión de la evaluación magisterial se ha vuelto un clarín de guerra para la burguesía en su conjunto.

El Consejo Coordinador Empresarial, en voz de Gerardo Gutiérrez Candiani y por medio de un boletín emitido el 26 de Abril, calificó como inaceptable el que no se haya aplicado hasta ahora la evaluación y presiona para que sea ejecutada ahora. Basta recordar que ha sucedido cuando esta central patronal ha pedido la extinción de Luz y Fuerza, cuando ha pedido que no se aprueben reformas en materia de respeto a las comunidades indígenas o cuando ha ordenado la represión sobre movimientos populares. Todos los Partidos burgueses han expresado su sumisión a esta demanda de asestar el mayor golpe del último siglo contra los derechos laborales de los maestros.


El Partido en el gobierno, mediante la secretaría de educación y su candidata, expresan su disposición a orquestar la agresión. En una reunión en Morelos el 27 de Abril Josefina Vázquez Mota declaró que no se daría marcha atrás en la evaluación.

Los otros dos partidos han ratificado su papel de cómplices ante la burguesía al tiempo que pretenden lavarse las manos frente al magisterio. El mismo día que salió el boletín del CCE Enrique Peña Nieto lamentó que el SNTE no cumpla su parte en el acuerdo de evaluación y lavándose las manos dijo que “La última palabra la tiene el gobierno federal (…) y la buena voluntad que tenga el magisterio”. AMLO en conferencia de prensa del 25 de Abril anticipaba que de ganar la elección presidencial aplicaría la evaluación a los maestros, y vertiendo lágrimas de cocodrilo dijo que se trataba de una amarga necesidad porque “las cosas no funcionan bien”.

Los órganos de expresión de los monopolios; es decir las principales televisoras, radiodifusoras, casas editoriales, operadoras de portales electrónicos, etc., se suman en este concierto del aparato de dominación insistiendo en formar una corriente de opinión favorable a la aplicación del examen.

El mito de la “todopoderosa” Elba Ester depende de su capacidad de controlar al magisterio, capacidad que sería desbordada de nuevo en el actual escenario, y del aparato financiero y operacional que puede poner a disposición de alguno de los partidos burgueses que disputan la dirección gubernamental, que no resultó lo suficientemente atractivo para ninguno de ellos ante la presión de las patronales. En la actual coyuntura Elba Ester Gordillo, a sabiendas de que no logrará controlar al magisterio y que sin apoyos en otros partidos podría perder la cabeza, pide que se retrase la evaluación “cuando menos un año”. Por supuesto que son pocos los maestros que se convencen con esta pose de un viraje en el papel que desempeña Gordillo.

Tal vez por eso el candidato de su Partido, Quadri, ha enfocado como objetivo obtener más del 2% de los votos atrayendo a capas de la pequeña burguesía intentando mostrarse como alguien con capacidades superiores a sus contrincantes y como un genuino representante de la burguesía –“Los empresarios son héroes de la patria que invierten sus capitales a sabiendas del riesgo, etc.”. En todo caso el capital en su funcionamiento diario compra habilidades y talentos para mantener las ganancias fluyendo y a las masas obreras controladas, no tiene ninguna novedad esto. De la misma manera que se compran actores para generar espectáculos rentables, ingenieros para diseñar piezas de ingeniera más avanzadas, etc., el PANAL de Gordillo puede comprar a un investigador como candidato con un gasto de 3 millones de pesos diarios extraídos del SNTE. Es impensable que en el PANAL Elba Ester pueda colocar a su antojo, por ejemplo, a su hija Mónica Gordillo, o a su yerno, René Fujiwara, como candidatos plurinominales y que el candidato presidencial pretenda sostener el engaño de que “no depende de Elba Esther”.

La COPARMEX, en voz de Elberto Espinosa exigió el golpe a los derechos laborales y explícitamente agregó en su conferencia de prensa, que el magisterio debía desistir de movilizarse o enfrentaría las consecuencias.

Sin embargo queda claro que estas amenazas no han surtido el efecto de paralizar al magisterio. Basta recordar que a nivel nacional solo 130 mil de 550 mil maestros de nivel primaria han cubierto los trámites, que; por ejemplo, 80% de los educadores en el Distrito Federal rechazaron inscribirse para presentar el examen. Inclusive, la dirigencia de las secciones 18, 22 y 9 ya anunciaron movilizaciones en contra de esta medida.

El 24 de Junio se cumple la fecha para la evaluación, justo a unos días de las elecciones. Dependiendo del nivel de respuesta del magisterio la tentación de la burguesía por quebrar violentamente la resistencia será elevada. A manera de conspiradores palaciegos, uno y otro partido burgués es impulsado a ensayar maniobras para aprovechar el choque, no para detenerlo o para darle una salida favorable al pueblo.

El Partido Comunista llama a todos los maestros, independientemente de su posición frente a las elecciones a que se preparen para rechazar con su movilización y con acciones militantes a la evaluación. El Partido Comunista llama a las organizaciones de clase, a las organizaciones populares, solidarias y revolucionarias a que estemos prestos a movilizarnos con el magisterio.

Cuando la burguesía anuncia su próximo crimen los trabajadores pueden y deben realizar todas las preparaciones para derrotarlo. Sin pequeñas victoria no habrá victoria final.