Comunicado por los recientes hechos en el municipio de San Luis Acatlán

04.Sep.12    Noticias nacionales
   

Mientras la farsa electoral de los de arriba cubre las primeras planas de los noticieros, la persecución y represión continua para los de abajo.

En la Costa Chica del estado de Guerrero, particularmente en el Municipio de San Luis Acatlán, el gobierno estatal perredista de Ángel Aguirre Rivero viene desarrollando a través de la PGJ, una persecución en contra de los dirigentes de diferentes organizaciones sociales. Esta vez el compañero Máximo Tranquilino Santiago, coordinador regional de la Casa de Justicia Comunitaria de San Luis Acatlán, fue detenido el 28 de agosto a las 7:30 pm, con el pretexto de una averiguación previa de causa penal 76/2012-II por el supuesto delito de secuestro. Por esta razón la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) detuvieron dos agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), lo que provocó tensiones en los últimos días entre las comunidades organizadas y el gobierno estatal de Guerrero.


El compañero Santiago fue liberado el 29 de agosto “por falta de elementos”, luego de más de 24 horas de haber sido detenido. Al mismo tiempo, la asamblea regional de las Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) realizó un juicio popular a los dos agentes de la (PGJE) donde reconocieran que se equivocaron al detener al dirigente Máximo Tranquilino porque desconocían la ley publicada que en su artículo 37 reconoce a la CRAC para todos los efectos y sus actuaciones legales.

Por ello, el Comité Regional del Partido Comunista de México en el estado de Guerrero condena enérgicamente la escalada de violencia en contra de las comunidades organizadas de la región Montaña. Declaramos que el PCM sin temor, con firme convicción, impulsará el poder comunitario y las formas de poder popular, no sólo en la Costa Chica, sino en todo el estado de Guerrero. Desde nuestras trincheras, en el PCM, seguiremos apoyando las expresiones exitosas de justicia popular, como la experiencia de la Policía Comunitaria. Sólo el pueblo unido y organizado detendrá la violencia del Estado. Hacemos responsables al gobierno estatal de Guerrero de lo que pueda suceder a nuestros compañeros de las autoridades comunitarias, si nos tocan a uno nos tocan a todos. Ya basta de que el gobierno del perredista Ángel Aguirre Rivero utilice a la delincuencia organizada para destruir la organización comunitaria de los pueblos, detener a luchadores sociales y a sus organizaciones de base.

¡Por el poder obrero y popular!

¡Sólo el pueblo unido y organizado, detendrá la violencia del Estado!

¡Proletarios de todos los países uníos!

Comité Regional del Partido Comunista de México en Guerrero.

Costas del Sur de Acapulco Gro. 30 agosto de 2012.