Actividad del 1° de Marzo, 2013

13.Mar.13    Eventos y convocatorias
   

El Partido Comunista de México, (PCM) y la Liga de la Juventud Comunista, (LJC), expresamos nuestro repudio a los bombardeos, realizados por el gobierno colombiano, el 1° de marzo del 2008, en Sucumbíos, Ecuador. Ese ataque, se dió en medio de negociaciones de paz, para la liberación de prisioneros de guerra, entre militares y policías capturados en combate, contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, (FARC). Ese hecho fue un acto cobarde, cruel y despiadado, que violó tanto las leyes aplicables a los conflictos bélicos, el derecho internacional de Ecuador, el debido proceso, los derechos humanos, y todo tipo de garantías.


Este acto, de terrorismo, fue denominado como “Operación Fénix” la cual tenia, NO como misión la de capturar al comandante de las FARC, Raul Reyes sino de masacrarlo, así fue como perdieron la vida combatientes guerrilleros, sin importar que en ese lugar se encontraban observadores internacionales, entre ellos 5 estudiantes mexicanos. Ahí perdieron la vida nuestros compañeros Juan, Verónica, Fernando y Soren, sobreviviendo la estudiante Lucía Morett quien hoy enfrenta la extradición para ser juzgada en Colombia por supuesto terrorismo.

Sin embargo, los responsables siguen libres, entre ellos el presidente Álvaro Uribe Vélez y Oscar Naranjo (hoy asesor de seguridad de México, del presidente Enrique Peña Nieto), militares y policías.

La Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbíos, el Movimiento Continental Bolivariano, el Partido Comunista y la Liga de la Juventud Comunista, entre otros, nos dimos cita a las afueras de la embajada de Colombia, en la ciudad de México, este 1° de marzo del 2013 para recordar a nuestros camaradas caídos, para solidarizarnos y para expresar nuestro repudio y condena a los responsables de la Pperación Fénix, así como exigir justicia, y respeto al derecho de la autodeterminación de los pueblos. Posterior al mitin, continuaron los actos culturales con la presentación de poemas y canciones, el acto continuó, con claras consignas, de Justicia para los estudiantes y contra el imperialismo que masacra, bombardea, mata, tortura, secuestra, roba, viola en Colombia y que hoy pretende copiar ese escenario en México con Oscar Naranjo el asesino, narcotraficante y paramilitar confeso.