Abajo la imposición y el miedo en Cartuchos

23.Jun.12    Noticias nacionales
   

Este sábado, sin ningún proceso previo, se realizará una asamblea para “elegir” representación sindical. La empresa, que no tiene absolutamente ningún derecho a meter sus manos, está proponiendo a gente bajo el argumento de “equidad de género”. Su idea es poder manejarlas, para que cuando llegue la revisión salarial se beneficie a la empresa y no a los trabajadores. Esto es un primer paso para exigir más sacrificios a la base trabajadora.

Nosotros pensamos que no se trata de que los representantes sindicales sean hombres o mujeres. Los trabajadores tenemos el derecho de elegir libremente a nuestros representantes sindicales, simplemente porque son ellos los que tienen la obligación de velar por nuestros intereses. Si los representantes sindicales no funcionan, si no luchan por mejorar nuestras condiciones laborales, si no luchan por lograr victorias que mejoren nuestra calidad de vida, entonces no deben ocupar ese puesto. Se trata de que nos defiendan frente a las agresiones de la patronal.


Esta misma semana han despedido a cuando menos 5 compañeros por expresar su inconformidad. Los compañeros recién contratados no tienen plaza. Muchos compañeros están siendo extorsionados bajo acusaciones de robo para aceptar trabajar el tiempo que sea, la manera en que sea, por el salario que sea. La patronal pisotea el contrato, mete miedo y divide a los trabajadores.

-No más terror patronal, el sindicato debe enfrentar con medidas legales y de presión las extorsiones.

-Ni un compañero sacrificado más. El sindicato debe luchar contra los despidos injustificados y por restituir a quienes sean despedidos así.

-No más incertidumbre por el futuro. El sindicato debe luchar por que todos los que aquí laboran tengan plaza.

-Aumento salarial del 10%. Mientras Olegario Vázquez Raña, dueños de esta fábrica y uno de los capitalistas más ricos de este país, puede estar comprando nuevas empresas cada año con valor de varios cientos de millones de pesos, nosotros vemos nuestro nivel de vida descender y descender. El sindicato debe luchar por un aumento salarial decoroso.

-No más deterioro de nuestra salud. Debe conocerse permanentemente el estado de nuestro salud y cuando se detecte un problema el sindicato debe luchar porque el compañero tenga atención médica y garantía sobre sus ingresos.

Admiramos la valentía de los compañeros que se inconformaron, pero ya quedó demostrado que sin organización nos pueden destruir. Nosotros seguimos adentro, como fantasmas, sabemos luchar, nos preparamos y contamos con el apoyo de trabajadores de todo el país y de todo el mundo. Advertimos a los patrones que aún si nos despidieran a todos, las espantosas condiciones de vida y de trabajo a la que nos someten volverían a levantar a los próximos trabajadores.

¡No dejaremos que nos arrebaten nuestros derechos!