El gobierno socialdemócrata de Guerrero es responsable del crimen de Los mártires del 4 de agosto

El Comunista
11.Ago.13 :: Noticias nacionales

Chilancingo, Gro. El 9 de agosto ha sido reconocido por la ONU como el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el gobierno de Guerrero lo celebraba con un acto en la Casa Guerrero, con agrupaciones indígenas afines a él, discursos oficiales llenos de salamería para con los indígenas y exaltaciones grotescas, por cuanto a que son falsas, a favor de las acciones del gobierno para beneficiar a los pueblos indios; afuera de la sede del gobierno del estado un contingente del Partido Comunista de México y campesinos indígenas pobres, miembros de la Liga Agraria Revolucionaria del Sur Emiliano Zapata y de la Organización Popular de Productores de la Costa Grande, protestaban enérgicamente contra el gobierno que dirige el socialdemócrata converso Ángel Aguirre, surgido de las filas del PRI, pero encumbrado hasta el cargo estatal por el PRD, por el artero y ruin asesinato de los camaradas Raymundo Velázquez, Samuel Vargas y Miguel Solano, dirigentes comunistas de la LARSEZ.

La marcha salió a las 3 de la tarde del monumento de La Avispa, convocada por el Partido Comunista de México, la Liga Agraria Revolucionaria del Sur Emiliano Zapata y la Organización Popular de Productores de la Costa Grande. Desde las regiones de la Montaña, Costa Chica, Costa Grande y del estado de Morelos llegaron los contingentes como pudieron para cumplirle a su dirigente caído en la exigencia del esclarecimiento de su asesinato. Los compañeros de Costa Grande tuvieron que tomar dos autobuses por la fuerza, y aun así se quedó mucha gente que ya no pudo llegar a la protesta.

El contingente fue encabezado por las viudas y la madre de los camaradas asesinados, detrás hondearon las banderas rojas del glorioso partido comunista en el que militaron los camaradas asesinados. La LARSEZ y la OPPCG cerraban la marcha. Mantas, cartulinas y consignas como “¡No has muerto camarada, tu muerte será vengada!” gritaba el contingente mientras avanzaba por las calles rumbo a la Casa Guerrero. Los responsables de la seguridad de la marcha se adelantaban para cerrar el tráfico vehicular y resguardaban la retaguardia de cualquier situación que pudiera poner en peligro el desarrollo de la misma.



Al llegar a la Casa Guerrero se instaló un plantón que bloqueó la puerta principal impidiendo el paso a los trabajadores y funcionarios que en ese momento salían a comer. El objetivo era buscar una audiencia con el gobernador para plantearle un pliego petitorio donde resalta la necesidad de establecer una comisión independiente que investigue el artero crimen, y puesto que el gobierno ha mostrado incapacidad y negligencia para resolver los asesinatos de luchadores sociales, de estudiantes normalistas y en general del pueblo guerrerense violentado todos los días en sus garantías individuales, la propuesta de que dicha comisión investigadora la presida un miembro del propio PCM; otras demandas fueron la aplicación de la recién aprobada Ley de víctimas, porque todos los indicios recabados hasta ahora apuntan la responsabilidad intelectual del crimen hacia el gobierno de Guerrero, esto para no dejar en el desamparo a la madre del camarada Miguel y a las viudas y los hijos de los camaradas Raymundo y Samuel, la viuda de éste último con un embarazo avanzado; continuar con el curso avanzado de las gestiones que realizaba la LARSEZ y que en estos días debían comenzar a aterrizar en las comunidades; y, finalmente el compromiso del gobierno de Guerrero de otorgar garantías para la realización de sus actividades sociales y políticas a todas las organizaciones independientes que actúan en Guerrero.

La respuesta del gobierno en un principio tibia y timorata, cambió cuando la comisión responsable de solicitar la audiencia entregó un dossier con todas las muestras de solidaridad internacional para con los familiares de los asesinados y sus organizaciones, y se les hizo saber que una campaña internacional de presión diplomática ha de iniciarse en Europa y que alcanzaría el Europarlamento para condenar las violaciones a los derechos humanos en Guerrero, comprometiéndose a agendar una cita con el secretario general de gobierno a la brevedad posible.

En declaraciones a los medios que cubrían la marcha la compañera de la LARSEZ, Hortensia Gallardo Espinoza, esposa del camarada Raymundo Velázquez Flores, aseguró que de lo que ellos han investigado por su cuenta no tienen ninguna duda de que la responsabilidad intelectual del crimen es del gobernador Ángel Aguirre y funcionarios de su gabinete, pues les resultaba más barato asesinarlo que dar los apoyos que beneficiarían a cientos de familias.

Otro móvil del asesinato fue que el profesor Velázquez estaba impulsando la creación de policías comunitarias en diversas comunidades donde todavía no existen estos cuerpos de autodefensa, tan necesarios en Guerrero ante la incapacidad cómplice del gobierno para contener al crimen organizado y es que los grupos criminales que operan en Guerrero se convierten en paramilitares en tanto son funcionales a los intereses de los monopolios que quieren establecerse en la región para tener el control de materias primas.

La manifestación terminó pasadas las 10 de la noche cuando la comisión informó de los acuerdos y avances logrados con el gobierno, no sin antes hacer el firme compromiso de que marcharan y se manifestarán las veces que sea necesario hasta alcanzar los objetivos del pliego petitotrio.