El imperio de los monopolios farmacéuticos

Isa Hussein Naranjo, tomado de Tinta Roja

La actual crisis estructural en la que está inmerso el sistema capitalista reafirma, una vez más, los análisis de Lenin sobre el carácter imperialista de este sistema en la actualidad. Y como bien decía Lenin “el capitalismo tiende al monopolio” y en esto nos vamos a centrar en el presente artículo, en concreto sobre los monopolios farmacéuticos.

Antes de entrar en tema me gustaría definir el concepto ciencia y, para ello, voy a citar al filósofo y psicólogo soviético A.Spirkin ,”La ciencia es la forma superior de los conocimientos humanos; es un sistema de conocimientos en desarrollo, los cuales se obtienen mediante los correspondientes métodos cognoscitivos y se reflejan en conceptos exactos, cuya veracidad se demuestra a través de la práctica social”. Vemos que la veracidad de la ciencia se comprueba con la práctica social para, luego, transformar la realidad en beneficio de la sociedad. Veremos más adelante cual de los siguientes modelos de producción se acerca más a esta definición.

Como lógica del sistema capitalista todo se reduce a obtener ganancias y beneficios. Por todos y todas es conocida la implicación de las grandes multinacionales farmacéuticas en todas las guerras que hubieron, hay y habrá si no le ponemos freno (1). La industria farmacéutica ocupa los primeros puestos en ganancias y beneficios lo que supone un mercado jugoso para los capitalistas.



Durante las últimas décadas, si analizamos la situación desde una óptica marxista-leninista, vemos como se va cambiando la configuración del sector, y todo ello responde a las pungas interimperialistas entre las distintas multinacionales: “Así, se estima que en el 2000 GlaxoSmithKline, entonces líder mundial tras su fusión, disponía de algo más del 7% del mercado. Ahora bien, después de la adquisición de la división farmacéutica de Pharmacia, Pfizer la ha desplazado del primer puesto y copa actualmente el 11% de las ventas mundiales” (2). Esto es una prueba objetiva que corrobora el análisis que hace el partido en IX Congreso sobre el carácter imperialista del sistema capitalista en la actualidad.

Para profundizar más sobre el carácter monopolista de la industria farmacéutica, hay que mencionar el papel que juega el Estado: “Las farmacéuticas Hoffman-La Roche y Glaxo, fabricantes del Tamiflu contra la gripe tipo A, tenían claros vínculos financieros con los expertos que asesoraron a la Organización Mundial de la Salud en la campaña contra la gripe tipo A en la que se vendieron millones de dosis de Tamiflu.”(3) Vemos pues, que el Estado –como bien teorizó Lenin en “Estado y revolución”- con sus distintas organizaciones, responde a los intereses de una determinada clase, la burguesía en este caso. En España esto toma forma objetiva con el “copago farmacéutico” que ha supuesto un robo de hasta 384,22 millones de euro solo de los bolsillos de los pensionistas (4).

Por otra parte, para demostrar el carácter reaccionario y parasitario de este sistema, cabe destacar la ley de patentes. Las multinacionales farmacéuticas con esta ley pretenden copar la mayor parte de los mercados, además lo intentan hacer con el mayor tiempo posible con engaños. Por ejemplo, en la India: “El Tribunal Supremo de la India ha rechazado la solicitud de una patente sobre el medicamento Glivec a Novartis, la compañía farmacéutica que lo fabrica. Según este tribunal, la empresa no hizo cambios significativos sobre la fórmula de esta medicina, utilizada para tratar la leucemia, una práctica bastante común para conseguir ampliar la protección de los derechos de propiedad intelectual sobre este tipo de productos. De este modo, se evita que los pacientes puedan recurrir a medicamentos genéricos, mucho más baratos” (5). Esto es una prueba objetiva de las contradicciones que supone este sistema capitalista entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción, que evidencia un obstáculo para los avances científicos y tecnológicos. ¿Interesa erradicar enfermedades? ¿Interesa curar la enfermedad, o, paliar los síntomas para hacer de los enfermos esclavos de los fármacos?

Estos hechos demuestran la clara evidencia de la crisis estructural de este sistema, pues, vemos como grandes multinacionales no son capaces de copar otros mercados, lo que se traduce a un reducción de la tasa de ganancia. A la vez, vemos como países emergentes como la India, es capaz de hacer frente a estas grandes multinacionales. Otra prueba objetiva del carácter imperialista del sistema capitalista que se traduce en pugnas interimperialistas como las citadas arriba.

Mientras esto ocurre en los países capitalistas, en los países socialistas como Cuba con el brutal bloqueo a la que está sometida y los abusos por parte de su vecino del norte, la industria farmacéutica se elabora en beneficio de toda la sociedad y no para el lucro. Lo que supone un equilibrio entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción, y por ende el avance científico. Prueba de ello es la creación de 4 tipos de vacunas contra el cáncer (6). Además de esto, Cuba como país socialista sigue fiel con su labor de internacionalismo proletario: “La secretaria general adjunta de la ONU, Rebeca Grynspan, dijo en Quito, la capital de Ecuador, que sin los médicos cubanos hubiera sido imposible dar una respuesta al cólera en Haití” (7).

Volviendo a la cuestión planteado arriba no cabría duda de cuál de los dos sistemas ofrece mejor salida a la ciencia y en beneficio de todos y todas. En nuestras manos está cambiar este modelo y avanzar hacia el socialismo-comunismo, hacia la producción y reparto colectivo de las riquezas.

1) http://www.voltairenet.org/article124297.html
2)http://www.nodo50.org/farmundi/recursos/documentos/Acceso%20a%20medicamentos/Doc_b_09.htm
3)http://www.voltairenet.org/article177749.html
4)http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/06/12/actualidad/1371065139_207508.html
5)http://www.elmundo.es/elmundosalud/2013/04/01/noticias/1364813695.html
6)http://www.cubainformacion.tv/index.php/lecciones-de-manipulacion/47891-Cuba-crea-cuatro-vacunas-contra-el-cancer-una-leccion-a-las-farmaceuticas-que-no-sera-noticia
7)http://www.cubadebate.cu/noticias/2013/04/02/onu-reconoce-papel-de-medicos-cubanos-en-haiti/