Policías detienen a comerciantes del FIR, luego son liberados

17.May.13    Noticias nacionales
    ()

200 Jojutla, Morelos. Policías municipales detuvieron y golpearon a 17 comerciantes, entre ellos 5 menores de edad, integrantes de la Unión Revolucionaria de Comerciantes y Artesanos Indígenas Zapatistas (URCAIZ), quienes exigían afuera del ayuntamiento la devolución de mercancía despojada a una de sus compañeras el pasado viernes 10 mayo.

Cerca de las 10 de la mañana del pasado 14 de mayo integrantes de la URCAIZ fueron violentamente desalojados por elementos de la policía municipal quienes recibieron la instrucción de la perredista Hortensia Figueroa, presidenta municipal de Jojutla.

Durante el traslado el compañero Armando Visairo, quien además padece de una discapacidad, quedó inconsciente por los golpes propinados de los policías. Ya dentro de los separos el compañero Visairo fue amenazado de muerte.


Tiempo después, otro grupo de la URCAIZ se dirigió al lugar donde estaban detenidossus compañeros para exigir su libertad y del mismo modo fueron violentamente detenidos sin ningún argumento u orden de aprensión.

En ese sentido, Fernanda Larrainzar y Juan Rojas miembros de la comisión estatal del Frente de Izquierda Revolucionaria (FIR) en el estado de Morelos y los padres de los menores detenidos, exigieron aHortensia Figueroa la libertad inmediata de sus compañeros. La presidenta municipal señaló que los comerciantes estaban “alterando el orden público” y obstruyendo la entrada del ayuntamiento por lo que giró la instrucción de desalojarlos.

Sin embargo, los dirigentes del FIR argumentaron que de ninguna manera permitirían que la falsa izquierda del PRD realizaramás atropellos en contra de los comerciantes, por lo que anunciaron movilizaciones en Oaxaca, Guerrero y Morelos, en solidaridad con los detenidos en el marco de la jornada nacional contra la Reforma Educativa.

Finalmente, los 17 compañeros fueron puestos en libertad sin pagar multa con el compromiso de entablar un diálogo con las autoridades municipales para resolver el conflicto con los comerciantes, lo cual no significa subordinarse a las mediadas gubernamentales.

Los recién afiliados al FIR son comerciantes organizados de la URCAIZ y se niegan a pagar “el derecho a piso” que cobra el ayuntamiento municipal a todos los comerciantes ambulantes, por tal motivo se han convertido en la piedrita en el zapato del ayuntamiento, simplemente por defender su derecho a trabajar y llevar el sustento a sus familias.