Vamos a levantar la alternativa de Poder Popular Revolucionario en Chile, aseguró Marco Riquelme

El Comunista


El Frente Patriótico Manuel Rodríguez nace con el objetivo de disputarle el monopolio de las armas a la reacción que las ocupó para dar golpes de Estado, afirma

Marco Riquelme que visitó México y habló sobre la represión en Chile después de la dictadura, así como las perspectivas revolucionarias en aquel país.

El Comunista tuvo la oportunidad de realizar una entrevista a Marco Riquelme, jefe de inteligencia de la Operación Éxito, la fuga más espectacular de la historia chilena durante el régimen militar de Pinochet. A simple vista nadie pensaría que Marco Riquelme, hombre delgado y sencillo de nariz respingada, junto a sus demás compañeros hayan combatido con las armas en la mano a la dictadura, y por tal motivo hayan sido prisioneros de guerra y encarcelados para luego fugarse por un túnel, junto a 48 presos políticos de la cárcel de máxima seguridad de Santiago, en una acción que es narrada detalladamente en el documental Operación Éxito.



Actualmente Marco Riquelme es un militante público y funge como Coordinador Nacional del Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez, una organización chilena de ex militantes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, que a inicios de los años 90 decidieron mantener viva la esencia y política de esta organización. A continuación presentamos dicha entrevista que concedió Marco Riquelme a El Comunista, órgano de difusión del Partido Comunista de México:


Después de la dictadura

-El Comunista. Camarada, tenemos entendido que recientemente se ha desatado una campaña de criminalización contra los rodriguistas, ¿Cuál ha sido la situación del movimiento popular chileno después de la dictadura?

-MR. Lo que pretende la Concertación es que los movimientos sociales no puedan seguir con su lucha reivindicativa por cambios y transformaciones reales; por ejemplo, se pretendía que la toma de algún lugar debía ser castigado con penas aflictivas, es decir, con un año de cárcel. Esto evidentemente iba dirigido al movimiento estudiantil, que durante el año 2011-2012 pararon sus colegios tomados, entonces, una forma de establecer la represión es criminalizando esas formas de lucha. Otro ejemplo es que un obrero no podía tomar sus fábricas porque se le criminalizaba también, y si permanecía gente adentro de los centros de trabajo, se podía acusar de secuestro.

En ese contexto, el Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez, la organización a la que pertenezco, es la que se la ha visto donde se producen los hechos de protesta, y el Mercurio, que es el diario de la oligarquía chilena, el periódico que más hizo para que se produjera el golpe de estado en Chile y el que más mintió al respecto, es el diario que saca nombres de nuestros compañeros, que muestra información a este tipo de situaciones. Pero esto no es una operación destinada a golpearnos sólo a nosotros, sino que pretende fundamentar la necesidad de una ley que reprima los movimientos populares y sociales. De igual manera esta criminalización va dirigida a los mapuches, a quienes se les aplica una ley que responde a sus inicios a la dictadura militar de Pinochet, y fue creada para reprimir y encarcelar a los movimientos que nos expresamos en armas contra la dictadura. Esta ley se empieza aplicar desde el gobierno de Michel Bachelet, quien por primera vez después de la dictadura la empieza a implementar a los mapuches. Con la ley antiterrorista uno no tiene posibilidades de defenderse, porque a los mapuches se les denuncia colocando testigos sin rostro.

Movimiento obrero, estudiantil y popular
El Comunista. Vimos en 2011-2012 grandes movilizaciones por la educación en Chile, sin embargo el proyecto de privatización sigue en pie ¿Qué pasa actualmente con el movimiento obrero, estudiantil y popular?

-MR. Los estudiantes rodriguistas han dicho: queremos educación pública, laica, gratuita, de excelencia; pero además decimos algo importante, los contenidos académicos son los que tienen que cambiar, porque los actuales reproducen el sistema capitalista que hay. Lo que nosotros exigimos es que nuestros hijos sean educados con contenidos emancipadores, que den libertad, esto es lo que agregamos a todas esas reivindicaciones. Las movilizaciones estudiantiles gigantescas de 2011-2012, fueron un movimiento espontáneo que no está conducido por organizaciones revolucionarias, a pesar de que éstas hacen su aporte en ayudar a entregar elementos que sirvan para la lucha. Sin embargo, el enemigo, la burguesía, la reacción, el burocratismo, nos puede permitir marchar toda la vida; pero eso no es lo que cambia las cosas, sino la demostración de que las cosas tienen que cambiar. Las movilizaciones hay que seguirlas haciendo y hay que apoyarlas, pero son la manifestación de que todo está mal; pero necesitamos a la clase obrera también metida en esto, organizada y metida por la lucha por las transformaciones reales y profundas. Necesitamos a la clase obrera junto a los pobladores para el quiebre de la institucionalidad en Chile, y eso no se manifiesta aun en nuestro país.

Los niveles de conciencia y de organización de la clase obrera todavía no están presentes, en definitiva es la clase obrera la parte importante que va a lograr los cambios. Uno de los triunfos de la Concertación y del actual gobierno de Sebastián Piñeira, son los niveles de desconcientización que ha logrado sobre los trabajadores, y estos niveles tienen que ver con la poca sindicalización, la represión a los obreros que se sindicalizan. Por eso nosotros planteamos que es necesario que la clase obrera se siga organizando, necesitamos crear mundo popular al interior de los sindicatos, de las poblaciones, y que ese mundo popular se ejerza realmente el poder (popular)?, que sean los trabajadores los que determinen las cosas que se van a producir. Para eso estamos las organizaciones revolucionarias, para ayudar en ese sentido, si al final hablamos de comunismo es eso lo que queremos; porque no queremos una casta burocrática que determine lo que hacen los demás; queremos que ese mundo popular se exprese.


-El Comunista ¿Cómo se debe expresarse ese mundo popular?

-MR. Nosotros creemos que si hay una población ella misma debe mandar y no la institucionalidad que se ha impuesto por años; la gente es la que debe de mandar en su población, en su calle y en su barrio. Y en ese sindicato si es que el dirigente es amarillo, entreguista y traidor, tiene que armarse desde los trabajadores el poder popular que ejerza la fuerza para expulsar a todo esa gente nefasta.

Nosotros tenemos una política que se llama el Poder Popular y Revolucionario, y le colocamos el apellido revolucionario porque poder popular pueden ser un montón de cosas, nosotros no estamos hablando del poder popular ese que mira sin ningún inconveniente que la gran mayoría del país son explotados, los trabajadores, mientras “se tiene una pequeña haciendita en donde planto rábanos, una yuca, saco un poquito de harina y a mi población de 50 personas y puedo comer un poquito de acá”, de ese poder popular no estamos hablando. Por el contrario, estamos hablando del poder que se levanta para expulsar a los oligarcas, no se puede vivir tranquilo si tenemos “poder popular” que tiene influencia en determinado territorio mientras en el resto del país nuestros hermanos siguen padeciendo hambre. Esta institucionalidad que hay en Chile es una mierda, por eso queremos quebrarla.

Queremos levantar una alternativa presidencial popular. Vamos a ver la capacidad que debemos tener para levantar la alternativa popular, si hay más de un candidato en el mundo popular, será un fracaso. Nosotros el Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez está apostando independientemente de cuál sea, pero que se levante un solo candidato. Ese candidato tiene que vocear, tiene que aprovechar para difundir la alternativa popular, sino es de esa manera será más de lo mismo, más pobreza, más injusticia social, más represión, más muerte de mapuches, más aplicación del terrorismo de Estado. Entonces nosotros decimos, si logramos sacar un candidato presidencial que se enfrente a este duopolio que hay (la derecha y la Concertación), será un avance muy importante para el movimiento popular en Chile. Y no de la manera como plantea la concertación con el regreso de Michel Bachelet.

La esencia rodriguista
-El Comunista. Varios grupos reivindican al Frente Patriótico Manuel Rodríguez o incluso se deslindan de la organización y plantean su disolución porque lo ven como algo innecesario, pero, ¿Cuál es la esencia del rodriguismo?

-MR. El rodriguismo no es una cuestión que tenga “profundas raíces ideológicas”, nosotros nos consideramos rodriguistas por la audacia, la valentía, la decisión de enfrentarse a las fuerzas enemigas, a los que roban y a los que explotan. Manuel Rodríguez lo hizo, tuvo la decisión, el coraje de enfrentarse al invasor, somos eso, pero también el que va su casa y conversa con su hijo y sale a pasear, y todo esto lo hacemos con honestidad, con sinceridad, con humildad, con mucha franqueza. Vamos a construir y a levantar una alternativa popular en Chile que no es ni la derecha concertacionista ni la derecha aliancista.

-El Comunista. En un contexto donde muchas organizaciones que se dicen revolucionarias condenan la lucha armada y la violencia organizada de los de abajo contra los de arriba como un medio para lograr cambios y transformaciones verdaderas, ¿Tiene vigencia la lucha armada después de la dictadura?

-MR. Nace el Frente Patriótico Manuel Rodríguez con el objetivo de disputarle el monopolio de las armas que siempre tuvieron las fuerzas armadas de la burguesía y de la reacción. Estas armas siempre fueron ocupadas en Chile para dar golpes militares. En Chile hasta hace 20 años atrás siempre han gobernado los militares más que los gobiernos civiles. Cada vez que había un intento de avance del movimiento popular, los militares reprimían haciendo masacres como la de la escuela Santa María o como los obreros del salitre que están pidiendo aumento a su sueldo, represiones en poblaciones como el Salvador, la Coruña, José María Acaro, entre otras. Entonces nosotros nacimos para realizar acciones armadas para desestabilizar a la dictadura y de esta manera la obligáramos a negociar para que se terminara, obviamente nosotros queríamos un cambio radical, si hubiésemos tenido la capacidad para hacer la revolución inmediatamente y tomar el poder lo hubiéramos hecho.

Se podría decir que el Frente Patriótico Manuel Rodríguez perdió. No se pudo lograr una Asamblea Constituyente, hasta el día de hoy la Constitución que rige en Chile es la Constitución de Pinochet. Nosotros nacimos de la lógica de Manuel Rodríguez, un tipo audaz y popular. Necesitamos eso porque queríamos actuar dentro de la ciudad, necesitábamos gente con mucha audacia pero también con mucha decisión y que estuviese ligado al mundo popular. Manuel Rodríguez es lo más cercano a todo eso, cuando todos estaban derrotados, él levanto con su moral, con su conducta y dijo: “¡Aun tenemos patria ciudadanos!” una frase enorme, gigantesca cuando dice que “mientras mis ciudadanos no se satisfagan dignamente, no soltaré ni la pluma, ni la espada”. Lo mismo decimos nosotros, no vamos a soltar el derecho a rebelarnos con violencia, con fuerza ante los que nos oprimen y no soltaremos ni la pluma ni la espada. También ayudamos a generar ese cambio en la gente de que es necesario el uso de la fuerza para cambiar algunas cosas. Hoy la gente cuando quiere pelear por algo hace barricadas, que también fuimos parte de ese aprendizaje del pueblo chileno. Nosotros queríamos recuperar la herencia histórica militar, la rebeldía de nuestro pueblo, nosotros los rodriguistas somos también Lautaro, somos Emilio Recabarren, somos Manuel Rodríguez, somos el cabo Smith que se levantó en armas cuando vino el golpe de Estado. Nosotros también somos Catrileo porque somos hermanos y queremos que ellos también tengan su autonomía e independencia, queremos que tengan las tierras que le corresponde al pueblo mapuche.

Hoy en esta nueva etapa en donde es difícil plantearse la lucha armada de esa manera, nosotros creemos que el uso de la fuerza, tiene que ser capaz de abrir caminos también acá. Por eso cuando esos que se escandalizan que los estudiantes rompen un banco; pero que no se escandalizan por el robo que le hacen los bancos a millones de chilenos y esta banca internacional que roba a todo el mundo. Por esos que se escandalizan cuando los niños roban una galleta, un alimento dentro de los supermercados, y esos que mandan a juicio cuando un obrero se roba un pan y una tajada de mortadela porque tiene hambre; pero no se escandalizan porque esas trasnacionales tienen ganancias gracias a la explotación del obrero, de los niños que echan las cosas dentro de las bolsas y les dan una propina, enriqueciéndose con el trabajo infantil. La Concertación a privatizado más el cobre que la dictadura, la Concertación ha sido la mano que utiliza la burguesía para reprimir y ha sido esta gente de blanco, se encascaran con Allende, se enmascaran con el nombre de socialista, pero son ellos los que más han dañado al movimiento popular.

Internacionalismo
-El Comunista. En esta visita a México, el Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez sostuvo varias reuniones con organizaciones políticas, una de ellas fue el Partido Comunista de México, ¿Cómo es su relación? y ¿Cuál debe ser la actitud internacionalista hoy?

-MR. Para nosotros no nos cabe duda que tenemos que estar con el Partido Comunista de México, venimos, participamos y agradecemos a los comunistas mexicanos que han tenido una actitud muy generosa. Es algo muy importante porque venimos hermanándonos desde mucho tiempo. ¿Cuál es la actitud internacionalista de hoy? Y lo decimos porque no tenemos nada que ocultar como revolucionarios, todo lo que nosotros tengamos de conocimiento de la lucha en Chile en diversos temas del movimiento popular, deben ser entregados a los demás, lo hacemos en Chile y en cualquier otro lugar. Nosotros cuando venimos a México no somos extranjeros, es el imperio el que trata de tirar más al norte a México, pero no lo vamos a permitir nunca porque lo tenemos bien agarrado. Lo tenemos bien agarrado porque México a pesar de que geográficamente está en el norte, lo tenemos en el sur. Entonces lo que tengamos nosotros debemos entregárselo a los compañeros que están luchando acá. A los que luchan en Oaxaca, a todos los que luchan hoy día por tratar de impedir entregar el petróleo mexicano sea totalmente un usufructo de los norteamericanos. Queremos romper la estructura capitalista para que los mexicanos y los chilenos tengamos un buen vivir.

-El Comunista. Algo más que quiera agregar camarada…

-MR. Queremos entregarle un gran saludo a todos los comunistas mexicanos y al pueblo que lucha en México. Agradecer esta tribuna y permitirnos expresar nuestros contenidos, que posiblemente no son de gran aporte pero yo creo que la sinceridad, la hermandad con la que son entregados, yo creo que sirven, porque son los contenidos éticos y morales que tenemos los revolucionarios.