¡Frenemos la agresión imperialista a Libia!

    ()

El Partido Comunista de México condena la agresión imperialista, instrumentada por la OTAN, EEUU, Francia y Gran Bretaña, contra Libia.
Como siempre el imperialismo miente. No se trata de apoyar la lucha anti-dictatorial, ni de proteger a la población civil, se trata de asegurar para los monopolios el petróleo y las riquezas naturales en la región.


El Partido Comunista de México condena la agresión imperialista, instrumentada por la OTAN, EEUU, Francia y Gran Bretaña, contra Libia.

Como siempre el imperialismo miente. No se trata de apoyar la lucha anti-dictatorial, ni de proteger a la población civil, se trata de asegurar para los monopolios el petróleo y las riquezas naturales en la región.

Durante mucho tiempo el imperialismo ha sido cómplice y beneficiario de la explotación y represión a la clase obrera no solo en Libia, sino en Egipto, Marruecos, Túnez y en todo el Medio Oriente. Han fortalecido y asesorado los órganos policiales y militares de las dictaduras y regímenes opresivos. Han sido cómplices de genocidios contra la población, tales como los cometidos por el
Estado en Colombia contra su propio pueblo, o por Israel contra Palestina.

Simultáneamente, una vez más, y como fue en el caso de la agresión a Irak, la ONU se revela como una simple caja de resonancia de los dictados del imperialismo, de los intereses de los monopolios. Es evidente que no es ya un instrumento para la paz, sino una cobertura para justificar la barbarie, la rapiña del imperialismo.

El Partido Comunista de México condena la complicidad del Gobierno Federal de México, que una vez más asume de corifeo de los intereses imperialistas al apoyar incondicionalmente los términos de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU. El Gobierno de Felipe Calderón a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores se convierte así en corresponsable de tal agresión de los ejércitos imperialistas.

El Partido Comunista de México expresa su posición de que los pueblos, sin la intervención del imperialismo, pueden desarrollar luchas victoriosas que les permitan avanzar en conquistas sociales, al tiempo que considera que la condena a la agresión militar no es para nada un cheque en blanco al régimen opresivo de Gadafi en Libia.

¡Proletarios de todos los países, uníos!
Buro Político del Comité Central del Partido Comunista de México