Condena a la brutal represión de mineros en Sudáfrica

Área Internacional del Partido Comunista de México

El Partido Comunista de México condena de manera enérgica la represión policiaca de mineros huelguistas ocurrida en Sudáfrica. Esta represión no puede ser caracterizada más que como masacre, pues 38 mineros fueron asesinados y cuando menos 78 fueron heridos.

Este suceso nos remite necesariamente a la peor época del apartheid, cuando los asesinatos de trabajadores estaban a la orden del día, amparados por el régimen de segregación racial. Esta impresión se refuerza por las descaradas declaraciones de Riah Phiyega, comandante de la policía sudafricana, que abiertamente acepta que la agresión fue para proteger al grupo financiero dueño de Lonmin, que desde esa mina obtiene el 96% del platino que exporta.

Queda demostrado que cuando el Estado defiende el poder de los monopolios frente a la lucha de los obreros no basta conseguir adelantos democráticos, superar la segregación racial o la opresión nacional. Hay que proseguir al derrocamiento del poder burgués, socializar los medios concentrados-centralizados de producción, y resolver las necesidades modernas de los obreros y los pueblos edificando el socialismo.



Inclinamos nuestras banderas rojas ante los mineros caídos. Sabemos que las balas no acabarán con la fuerza de nuestros hermanos de clase, organizados en el sindicato NUM.

¡Proletarios de todos los países, Uníos!
Área Internacional del Partido Comunista de México