Proyecto de ley del KKE para la abolición de los memorandos, del contrato de préstamo, de las leyes de aplicación y del Programa a medio plazo.Una iniciativa importante para aliviar y movilizar al pueblo

KKE

El KKE presentó en el Parlamento hace unos días un proyecto de ley para la abolición de los memorandos, de los contratos de préstamo, del programa a medio plazo y de las leyes de aplicación, como había anunciado después de las elecciones del 6 de mayo. Esta iniciativa del KKE es de importancia especial para el pueblo y el movimiento dado que el único partido que lucha consecuentemente por la abolición de los memorandos y de todas las leyes antilaborales que los acompañan.

Había otros partidos, como SYRIZA que mientras antes de las elecciones hablaba demagógicamente acerca de los memorandos exigiendo su cancelación, después de las primeras elecciones abandonó esta demanda incluso a nivel de consignas y dócilmente adoptó la lógica de la renegociación, junto con la ND, el PASOK y la Izquierda Democrática. La misma línea siguen los “Griegos Independientes” que exigen la cancelación legal del memorándum y la permanencia del país en la Unión Europea, lo cual conduce también a la “renegociación” sino por otro camino. Cualquiera que sea la renegociación que se haga, no va a impedir el empobrecimiento rápido de una parte significativa de la población. La negociación de Italia y España en la reciente cumbre de la UE que ha llevado a SYRIZA a hablar triunfalmente de “una postura ejemplar en la negociación”, fue acompañada, inmediatamente después del retorno de Monti y Rajoy en sus países, por el anuncio de una nueva ronda de medidas bárbaras antiobreras.



El KKE, al presentar este proyecto de ley, pretende al mismo tiempo informar al pueblo acerca de los textos actuales del contracto de préstamo y de los memorandos que no nunca llegaron al Parlamento en su totalidad. En cualquier caso, la abolición del memorándum en combinación con la cancelación unilateral de la deuda y la retirada de la UE pueden ser actualmente demandas políticas-eslabones de la cadena para el desarrollo de un movimiento agresivo y vigoroso que luchará para defender los intereses de los trabajadores, los autónomos, los campesinos pobres.

Para el KKE, esta lucha debe estar ligada a la perspectiva del derrocamiento político general. La cuestión del poder popular debe ser promovida como la única y verdadera salida de la crisis a favor del pueblo.