1º de Marzo: A 3 años de la Masacre de Sucumbíos, Justicia para Verónica, Soren, Fernando y Juan. Justicia ahora ¡Nada más pero tampoco nada Menos!

El Comunista

Honor y Gloria a Raúl Reyes y a los cuatro estudiantes Mexicanos y a los 25 hijos de la nueva Colombia masacrados en territorio Ecuatoriano.



Han pasado tres años del alevoso ataque a mansalva, en territorio ecuatoriano, del Campamento de la paz de Raúl Reyes, campamento que servía como espacio seguro para adelantar encuentros internacionales para el intercambio de prisioneros y liberaciones unilaterales por parte de las Farc-ep y la búsqueda de una salida política y pacifica al conflicto Colombiano. Decimos campamento de la Paz, pues allí llegaron delegados de gobiernos Europeos , Norteamericanos y latinoamericanos , así como la Cruz Roja Internacional , periodistas, gestores de paz e incluso el propio Gobierno colombiano. Es así como en los primeros días de Marzo del año 2008, una delegación internacional de compañeras y compañeros de la Coordinadora Continental Bolivariana (hoy MCB) llegaron a visitar ese campamento.

El campamento de Raúl Reyes para el gobierno de Uribe, significaba un aislamiento de sus políticas guerreristas para resolver el conflicto político, social y armado colombiano, conforme se abría paso el dialogo y la necesidad de intercambio humanitario y una salida política a más de 50 años de guerra; eso era algo que la oligarquía Colombiana y sus amos imperialistas no lo podían permitir.

La dupla genocida Uribe- Santos ordenó el ataque al Campamento de la Paz, pese a que ello significase tener que atacar a un país hermano o que hubiesen civiles extranjeros allí , arriesgándose a ser duramente condenados por la comunidad internacional. Sin ningún empacho trataron de engañar al presidente ecuatoriano Rafael Correa mientras preparaban (según recientes informes) un ataque a Venezuela.

“La guerra no puede ser el destino de Colombia” ha increpado el Comandante de las Farc-ep a Santos ¿Cual ha sido a respuesta del presidente de Colombia? Más asesinatos de líderes sociales, bombardeos indiscriminados, nuevos falsos positivos, más de 7500 presos políticos que repletan las inhumanas cárceles colombianas, impunidad y más impunidad. En medio de ello valientemente la doctora Piedad Córdoba ha dicho “la Paz no tiene reversa”, en respuesta es perseguida, inhabilitada por el congreso, calumniada y amenazada de muerte.

Frente a esta realidad el MCB convoca a movilizarnos este 1º de marzo y unirnos al grito de justicia de los familiares de las victimas de Sucumbíos.

Nada esta olvidado, Nadie esta olvidado!
Juicio y castigo a los responsables de la masacre de Sucumbíos!
Honor y gloria para Raúl Reyes!
Justicia y fin de la persecución contra Lucia Morett sobreviviente y testigo de la masacre.

…Sin verdad no habrá justicia, sin justicia no habrá paz….

Carlos Casanueva Troncoso.
Secretario Ejecutivo.
Movimiento Continental Bolivariano.