Comunicado del Partido Comunista de Bolivia, sobre la actual coyuntura

PCB

El país está en una coyuntura en la cual la derecha y la ultraizquierda están jugando un papel desestabilizador, con mentiras y engaños en los medios de comunicación a su servicio, para recapturar el poder político perdido. El gobierno ha contribuido, en alguna medida, a esta desestabilización con una mala o baja comunicación en la aplicación de un modelo de conducción del proceso y la adopción de las medidas apropiadas.



La Central Obrera Boliviana -COB- está discutiendo con el Gobierno tres puntos centrales: la reactivación económica, la abrogación del DS 21.060 y el ajuste salarial.

Queremos expresar nuestro criterio, de manera sintética, sobre los 3 puntos mencionados.

Reactivación económica. Tenemos la necesidad de pensar en acciones a largo, mediano y corto plazo. La primera acción es la planificación coordinada en los diferentes niveles, nacional, regional y local, con la participación del pueblo organizado, que permita la elaboración de planes, proyectos y programas económico-sociales en respuesta a las justas demandas de los diversos sectores. La participación del pueblo también significa ser partícipes de las tareas y responsabilidades que demanda el proceso. La puesta en marcha de proyectos que se encuentran estancados en los anaqueles oficiales. Ejecución de la inversión de proyectos en los sectores: de hidrocarburos, minero y agroindustrial, utilizando una parte suficiente de las reservas internacionales (10.000 millones de dólares), para objetivos tales como la planta de separación de líquidos, la de gas licuado de petróleo (GTL); la de urea; otros proyectos petroquímicos; la refinería de zinc, ingenio azucarero y otros dirigidos a la producción de alimentos.

Abrogación del Decreto Nº 21060. Este decreto es inconstitucional, está en franca contraposición con la nueva Constitución Política del Estado. Si bien muchos de sus artículos han sido derogados por medidas de este gobierno (CPE, leyes y decretos), eso no es suficiente. Debe abrogárselo inmediatamente, no existe razón valedera para que se lo mantenga. Abrogarlo significa otro paso más en el rompimiento con el neoliberalismo y su enmarañado legal.

Ajuste salarial. El ajuste salarial debe contemplar la inflación y el aumento de los precios de los artículos de amplio consumo de las familias bolivianas. Para los trabajadores no asalariados se debe adoptar medidas que alivien el alza del costo de la vida (pulperías barriales, de organizaciones populares; organización del transporte estatal o municipal; mercados campesinos, prolongación del régimen simplificado y otros), atendiendo equitativamente las demandas de los trabajadores, en el marco de las posibilidades reales de la economía del país.

Los comunistas, al reconocer objetivamente el deterioro de las condiciones de vida, a causa del alza de los artículos de primera necesidad, convocamos a una resuelta defensa de los derechos de los consumidores más humildes y postergados, en particular la clase obrera y los demás sectores sociales, sin caer en provocaciones que llevan a la frustración, por obra del radicalismo aventurero.

El Partido Comunista de Bolivia ratifica su voluntad de apoyar al Proceso de Cambio y contribuir a su desarrollo y evolución hacia una transformación revolucionaria de la sociedad boliviana para construir un nuevo orden democrático de total Soberanía y liberación nacional; la libertad para el desarrollo integral de los trabajadores y los pueblos y encausarnos firmemente hacia la construcción de una nueva sociedad que excluya la explotación del hombre por el hombre.

La Paz, 23 de febrero del 2010.

Por la Comisión política del Partido comunista de Bolivia.