¡Luego de 66 años, recuperamos nuestra legalidad!

Partido Comunista Paraguayo

Hoy la democracia paraguaya está de fiesta. Nuestro Partido Comunista Paraguayo fue reconocido por el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) y está habilitado a participar en el proceso electoral con sus siglas y con la hoz y el martillo, histórico símbolo de la alianza obrero-campesina, alianza de productores y productoras de todos los bienes y servicios con los que cuenta la humanidad.

Es tan particular y paradójica esta coincidencia de fechas, ya que un día como hoy, pero hace 58 años, en 1954, triunfaba un golpe militar en nuestro país, que marcaría el inicio de una de las más largas y sangrientas tiranías fascistas de la historia latinoamericana: nos referimos al régimen militar del tirano Alfredo Stroessner, principal enemigo de las y los comunistas, así como también uno de los hombres más corruptos de la historia paraguaya.



Nuestro Partido, fundado el 19 de febrero de 1928, formó, forma y formará parte inherente del pueblo paraguayo en sus luchas por la liberación nacional, lo que significa luchar por el poder del pueblo, por la reforma agraria integral, por la libre asociación de trabajadores y trabajadoras en la producción de bienes y servicios, por la total garantía para el acceso a la vivienda, la educación y la salud gratuitas y de calidad, por la libertad de asociación, de reunión y efectiva libertad de prensa con garantías de difusión de todas las ideas que circulan en el seno de la sociedad paraguaya.

Por luchar en favor de todas las libertades y los derechos humanos, miles de comunistas fueron perseguidos/as, encarcelados/as, torturados/as, ejecutados/as y desaparecidos/as. El Informe Final de la Comisión de Verdad y Justicia reconoció que la organización más brutalmente perseguida por la tiranía stronista fue el Partido Comunista Paraguayo.
Esta legalidad recuperada representa para nosotros un enorme desafío y un gran compromiso revolucionario con la lucha por el socialismo y la plena democracia. Estamos absolutamente seguros de que la humanidad (en la que nos incluimos paraguayos y paraguayas) se merece un sistema en el que hombres y mujeres nos reconozcamos como parte de la naturaleza y sepamos relacionarnos dentro de ella para garantizar el desarrollo de las potencialidades de cada uno, de cada una de las y los miles de millones que poblamos este planeta Tierra.

También, esta legalidad recuperada nos trae a la memoria las y los miles de militantes por la democracia y el socialismo que dieron su vida en favor de un mundo sin explotados/as y excluidos/as. A todas ellas, a todos ellos, nuestro fraterno y revolucionario abrazo con el firme compromiso de asumir con la mayor responsabilidad el proyecto histórico transformador para el Paraguay y para el mundo.

Constituye todo un desafío lograr que de ahora en más, cada 4 de mayo se recuerde aquel nefasto Golpe de Estado fascista y a la vez recordemos su reverso democrático y combativo: la legalización del glorioso Partido Comunista Paraguayo.

Con el ánimo de compartir con todos y todas, convocamos para el próximo viernes 11 de mayo, a la tardecita, en el Panteón de los Héroes, a un Festival Popular que recupere lo mejor de la tradición de lucha de nuestros pueblos y celebre esta nueva etapa que se abre para las y los revolucionarios en el Paraguay.

¡Viva el Partido Comunista Paraguayo!

¡Viva la democracia y el poder popular!

¡Otro mundo es posible, necesario y será socialista!

PARTIDO COMUNISTA PARAGUAYO