Sobre la situación en el mundo árabe

El Comunista

Nota del Gabinete de Prensa del Partido Comunista Portugués

El PCP expresa su solidaridad para con las luchas y los levantamientos populares en diversos países del mundo árabe, del Magreb al Medio Oriente, en pro del empleo, por la mejoría de las condiciones de vida, por los derechos sociales y laborales, por la libertad y la democracia.




Miércoles, 23 de febrero de 2011

El PCP reafirma su solidaridad para con las fuerzas democráticas, progresistas y revolucionarias que resistieron durante décadas a la opresión de regímenes apoyados por los EEUU y por la Unión Europea y por organizaciones como la Internacional Socialista y que ahora se integran en amplios movimientos de lucha popular que –al concretizarse sus legitimas aspiraciones- representaran avances significativos de naturaleza democrática en el mundo árabe e importantes reveses para la estrategia de dominación del imperialismo en el Norte de África y en Medio Oriente.

Valorizando las vitorias alcanzadas por los pueblos tunecino y egipcio con el apartamiento de los dictadores, el PCP alerta frente a los peligros y tentativas de condicionar y revertir los avances hasta aquí conquistados por la lucha de masas y reafirma la importancia de la intensificación de la solidaridad para la satisfacción de las exigencias populares, como la separación de todos los responsables de los regímenes opresores, la realización de profundas transformaciones en el plano económico, social y político y el fin de la injerencia externa y de la sumisión a los intereses de las potencias imperialistas.

El PCP condena la represión que se hace sentir en países como Yemen, Bahréin, Argelia, Marruecos y Libia. Llama a la resolución pacífica de los conflictos internos en Libia, llama la atención frente a los peligros, que en el cuadro de una grave situación interna, penden sobre la independencia e integridad territorial de este País y alerta frente a las maniobras protagonizadas por los EEUU, Unión Europea y OTAN que, demostrativas de su política de dos pesos y dos medidas, suscitan profunda inquietud en cuanto a los riesgos de intervención externa en este País.

Ante los levantamientos populares y de cara a la real amenaza a sus intereses, el imperialismo procura retomar la iniciativa buscando garantizar el dominio de esta región, salvaguardando sus profundos lazos y soporte político, económico y militar con regímenes que le sean subordinados y con quien pueda continuar la división y la explotación de los pueblos árabes y el control de sus inmensos recursos energéticos.

Los importantes acontecimientos en diversos países árabes no pueden ser disociados de la larga historia de injerencia y agresión por parte de los EEUU y de las grandes potencias capitalistas de la UE que, clamando por el respeto de los derechos humanos y los derechos de los pueblos, procuran esconder que son los primeros responsables por su más grave violación y falta de respeto a través de su apoyo y profunda convivencia con los regímenes opresores, sus aliados en la región, y por años de injerencia, fuerte presencia militar, agresión y guerra a los pueblos árabes, sea en Palestina, en Líbano o en Iraq.

Al contrario de lo que la orquestada operación de desinformación pretende hacer creer, los EEUU y la UE no están preocupados con el respeto por los derechos humanos y las legítimas aspiraciones y derechos de los pueblos árabes. Además el reciente veto de la Administración Obama en el Consejo de Seguridad de las naciones Unidas a una propuesta de resolución que exigía el fin de la construcción de nuevos colonatos israelitas en los territorios palestinos ocupados desde 1967, viene una vez más a desenmascarar la Administración Norteamericana, poniendo al desnudo su apoyo a la política colonialista y genocida del Gobierno de Israel, su cómplice en los planos de dominio para el Medio Oriente.

Traducción al español del área internacional del Partido Comunista de México.