Condena a las provocaciones belicistas del régimen surcoreano contra la RPDC

El Comunista

200 El Partido Comunista de México y la Liga de la Juventud Comunista (México) han tomado conocimiento de las denigrantes y absolutamente injustificadas provocaciones por parte del régimen surcoreano contra el pueblo de la República Popular Democrática de Corea.

A raíz del duelo que se ha guardado en la RPDC con motivo del fallecimiento del camarada Kim Jong Il, los medios surcoreanos han dado vuelo a una campaña calumniadora y provocativa en contra de la dirección revolucionaria de la RPDC y han adoptado una línea abiertamente belicista.

Un botón de muestra de esto es que en el último periodo las unidades militares títeres han colgado en la región fronteriza retratos de los dirigentes revolucionarios históricos de la RPDC con insultos y modificaciones denigrantes, acompañándolo de denostaciones contra la RPDC. Otro ejemplo es que se ha sabido que en los campos de entrenamiento de Corea del Sur se utilizan como blancos de tiro los retratos de la dirección revolucionaria, se gritan consignas anti-RPDC a la hora de levantarse, acostarse, comer y entrenar, que en general se prepara a las tropas coreanas en un espíritu de odio a sus connacionales.



En medio de las duras contradicciones que azotan nuestro mundo, provocadas por la crisis del imperialismo, y que están preñadas de los horrores de la guerra para los pueblos, este tipo de actos por parte del Estado surcoreano no pueden calificarse de otra manera más que como actos de locura y de infamia.

Por supuesto que este acto no ha sido espontáneo, sino que obedece a órdenes directas de Lee Myung Bak, quien desde hace tiempo promueve con las fuerzas del imperialismo una sanguinaria agresión contra la RPDC. Este acto merece toda nuestra condena y censura, es un acto más que se suma a la interminable lista de crímenes cometidos por el régimen títere. La conducta barbárica del imperialismo, que tiene como componente medular la histeria anticomunista, debe ser rechazada en cada una de sus manifestaciones y derrotada a escala general como condición para salvaguardar la civilización humana.

Nos permitimos recordar que el socialismo que se construye en la RPDC cuenta, entre otros muchos recursos, con una punta de lanza que son 5 millones de jóvenes dispuestos a defenderse de todas las múltiples agresiones que enfrenta su país. Advertimos que estas provocaciones deben cesar ya que ningún pueblo puede mantenerse impasible viendo su dignidad ofendida día y noche.

A nuestros queridos camaradas de la Unión de la Juventud Socialista Kim Il Sung les transmitimos nuestro saludo fraternal y combativo, les expresamos nuestra firme solidaridad en todas las medidas que tomen para rechazar la agresión imperialista y expresamos nuestra solidaridad a su lucha por la paz en la península coreana.

¡Mano a mano, luchemos enérgicamente por la paz del mundo y el futuro hermoso!

¡Proletarios de todos los países, Uníos!

Por el Buró Político del PCM
Diego Torres, Segundo Secretario

Por el Consejo Central de la LJC
Omar Cota, Responsable nacional