El Comunista

Imprimir

Día internacional de acción de la Federación Sindical Mundial en México, la contribución comunista.

Ernesto Armada :: 04.10.11


Bajo las demandas de: Semana de trabajo de 35 horas - 7 horas al día - 5 días a la semana, seguridad social pública y gratuita para todos, negociación colectiva, libertades sindicales y democráticas, solidaridad con el pueblo palestino y libertad para los Cinco Héroes cubanos; la Federación Sindical Mundial llamó este 3 de octubre a un “día internacional de acción”. El Partido Comunista de México decidió reivindicar tal acción no solo por ser congruentes con las necesidades de la clase trabajadora, sino por formar parte de la articulación internacional que tiene el proletariado…

El día anterior fue de intensa actividad para el PCM en el DF, una fecha histórica donde un respetable contingente de nuestra organización se hizo presente en la marcha conmemorativa del 2 de octubre. A pesar de esto, la militancia se hizo presente el lunes a medio día frente a la Bolsa Mexicana de Valores, apoteosis del capital, para sumarse a esta jornada de lucha internacional.

Se despliega la manta y se alzan las banderas. El número es poco pero la decisión es mucha. Nos plantamos frente a la entrada de la Bolsa. No obstante de parecer David contra Goliat, para nosotros es muy importante aportar nuestro granito de pólvora a la organización mundial.
En las primeras consignas se comienza a bajar la reja de la bolsa. ¡Cierran la entrada! El miedo no anda en burro. La gente mira la manta, la lee. Mayormente responden con indiferencia, aunque una señora no le basta y al terminar dice: “Muy bien compañeros, sigan luchando” o un señor cuyas canas y modo de caminar denotan como octagenario quien solo sube el puño en señal de adhesión mientras cruza la calle y resuena en avenida Reforma: “Luchar, vencer, obreros al poder”. Son muchos los que encuentran la escena fuera de lo común y toman fotos con sus celulares. ¿Por qué no decirlo también? Un repartidor en su moto, ofendido por nuestra consigna “la crisis del sistema no tiene solución, la única salida es la revolución” nos espeta “¡NO SEAN PAYASOS!”. Pobre desclasado atinamos como primer comentario, pero tenemos también de ello una lección para aprender.

A primera vista podrá parecer una actividad loca. Sin razón. Plantarse un puñado frente a la catedral del capital, ¿Qué utilidad puede tener?
Podrán parecer pocos, pero no lo somos, somos cientos, miles, millones. Las protestas alrededor del mundo se confirman: Austria, Bangladesh, País Vasco, Brasil, Cataluña, República Centroafricana, Chile, Costa Rica, Cuba, Chipre, República Dominicana, Egipto, El Salvador, Finlandia, Grecia, Guatemala, Honduras, India, Líbano, Nepal, Nigeria, Pakistán, Panamá, Filipinas, Polonia, Puerto Rico, Rusia, Senegal, España, Sri Lanka y Venezuela.

Somos parte de esos millones de trabajadores que hoy responden al llamado de la Federación Sindical Mundial.

Tiene que comenzar en algún lugar, tiene que comenzar en un tiempo. ¿Qué mejor lugar que aquí, qué mejor lugar que ahora?


http://elcomunista.nuevaradio.org