Entrevista a Héctor Fraginals, Consejero Político de la Embajada de Cuba en México.

El Comunista
08.Sep.11 :: Opinión

El pasado mes de agosto el periódico El Comunista realizó una entrevista a Héctor Fraginals, Consejero Político de la Embajada de Cuba en México, en la que abunda sobre los retos de la Revolución Cubana tras las decisiones tomadas en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, las acciones de solidaridad con los 5 héroes cubanos presos por el gobierno norteamericano y su relación con el Partido Comunista de México. A continuación reproducimos para nuestros lectores la entrevista.

1. De acuerdo a las nuevas posturas y lineamientos tomados por el Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) en el pasado congreso en el mes de abril ¿Cómo considera que Cuba seguirá desarrollando el socialismo y que esto lleve de por medio la cohesión de toda la población cubana, sobre todo con el consenso y el ánimo de seguir manteniendo en pie de lucha la revolución cubana?

Bueno muchísimas gracias en primer lugar por la posibilidad de conversar con ustedes, para nosotros es sumamente grato, sumamente edificante poder conversar con ustedes como hacemos periódicamente, realmente quiero significar que nos llama poderosamente la atención desde que prácticamente comenzamos la relación con los compañeros del Partido Comunista la estimulante sangre joven que se percibe entre los compañeros del Partido, me parece que es un elemento muy importante, un elemento muy interesante, un elemento muy significativo…



Realmente en el intercambio que hemos tenido la posibilidad de sostener durante los últimos meses con los compañeros del Partido nos ha resultado sumamente gratificante comprobar y tener la experiencia práctica de reflexionar, de dialogar, de intercambiar criterios y opiniones con miembros y simpatizantes del Partido en distintos escenarios, desde la universidad hasta otros momentos en que hemos tenido la posibilidad de dialogar con ustedes, entonces esto es lo primero que quería realmente significar y agradecerles una vez más la posibilidad de conversar.

Mira como ustedes conocen en Cuba nos encontramos en estos momentos enfrascados en una gran tarea, una gran tarea que es la actualización de nuestro modelo económico, evidentemente hay una serie de aspectos que tenemos que actualizar que tenemos que enmendar consientes del momento en que vivimos, el escenario internacional, las condiciones especiales y concretas a las que ha estado sometido nuestro país a lo largo de más de cincuenta años de intenso bloqueo por parte de la potencia más poderosa del mundo, que no nos perdonan ni nos perdonaran jamás precisamente la intensión, la voluntad y la decisión del pueblo cubano de construir una sociedad socialista, una sociedad independiente, una sociedad soberana a noventa millas de ese imperio que hoy, repito, es la primera potencia del mundo. El hecho de querer construir y pretender y decisivamente empeñarnos en construir esa nueva sociedad lógicamente ha traído como consecuencia que le imperialismo sistemáticamente ha estado elaborando nuevas herramientas, perfeccionando esas herramientas de bloqueo a Cuba con la intención de someternos y con la intención de revertir el proceso revolucionario que se inició el 1ro. de enero de 59 y que se mantiene hoy más fuerte que nunca, esto es muy importante. Esto último que decía, hemos conversado varias veces, que precisamente la fortaleza principal de la revolución cubana, del proceso revolucionario cubano es el pueblo, es el acompañamiento popular y ese acompañamiento popular que se mantiene plenamente y probadamente nos garantiza que continuaremos desarrollando y perfeccionando nuestro socialismo y que lograremos vencer los obstáculos, vencer los retos y seguir adelante en la construcción de una nueva sociedad.

Siempre hemos estado consientes, hemos estado convencidos de que la consigna de que un mundo mejor es posible es perfectamente realizable, no es una consigna abstracta, no es una consigna virtual, es una realidad, una realidad a la que podemos llegar todos si las condiciones, si las reglas cambian, si realmente los pueblos son los que pueden decidir su propio destino. Sobre esa base hemos construido nuestro proceso, nuestro modelo revolucionario cubano, con particularidades nuestras, con especificidades. También hemos insistido muchas veces, precisamente hablando de las experiencias del desarrollo del proyecto revolucionario cubano y del famoso tema de las alternativas que tanto se debate, que esas alternativas, esos procesos tienen que tener muy en cuenta las condiciones particulares, las condiciones específicas del país donde se pretenda aplicar, donde se pretenda desarrollar realmente un modelo transformador, en el caso nuestro una de nuestras particularidades es esto mismo que estábamos conversando, o sea que durante muchísimos años hemos estado sometidos al bloqueo, a la persecución de la potencia más grande del mundo y por supuesto que las consecuencias de eso repercuten de forma importante en todo el quehacer y en todo el proyecto revolucionario y también nos dan más fuerza, y nos dan más seguridad para continuar desarrollando y construyendo nuestro proceso político revolucionario social.

En este camino andamos, en el VI Congreso del Partido (PCC) como ustedes señalaron culminó un proceso de discusión, de análisis, de aprobación de los lineamientos para la política económica y social del Partido y la revolución. Este es un proceso que se desarrolló en Cuba desde la base, sobre la base de un documento general que se elaboró y se discutió, se enriqueció en centros obreros, en comunidades tanto rurales como urbanas, en las organizaciones de masas, se discutió y analizó ampliamente con todo el pueblo cubano y el proceso culminó con la aprobación de estos lineamientos en el VI Congreso del Partido. Estamos ahora en la fase ya de instrumentalización de todo lo aprobado en esos lineamientos generales, eso lógicamente no queda ahí, se requiere un trabajo de instrumentalización ahora de todo lo aprobado, hay que hacer los reglamentos necesarios, hay que establecer las normas necesarias, los preceptos necesarios y empezar entonces a reorganizarnos en estos aspectos que estaba señalando.

El proceso contempla entre otras cosas importantes, por ejemplo, el incremento de la productividad, del rendimiento y de la eficiencia económica. Necesariamente nosotros tenemos que desarrollar, tenemos que potenciar nuestra economía y tenemos que potenciarla y desarrollarla sobre la base de una serie de principios y de preceptos fundamentales, por ejemplo el ahorro, hay que tener una política de ahorro de todo lo que podamos ahorrar, de reorganizar toda la esfera productiva, de hecho, esto implica también un reordenamiento de la fuerza laboral, no es posible que pretendamos ser más eficientes, tener mejor rendimiento, tener más productividad si nosotros mantenemos una estructura laboral de lo que denominamos en Cuba plantillas infladas o lo que es lo mismo, que el trabajo que puede desarrollar un determinado número de personas tengamos el doble o tengamos más trabajadores de los que realmente se requieren para desarrollar este trabajo.

En este proceso, de reordenamiento de la fuerza laboral, que es una de las cosas de las que más se ha hablado internacionalmente hemos contemplado la potencialización del sector informal, o sea, desarrollar el sector informal, hay una serie de labores que perfectamente pueden desarrollar personas individuales, personas con un trabajo particular, privado, no necesariamente subordinado a la estructura del Estado, y esto, lógicamente, primero permite que una serie de actividades laborales que no están cubiertas puedan ser cubiertas por estos trabajadores por cuenta propia y por tanto se satisfacen un grupo de necesidades que hoy tiene la población y que hay dificultades para poder cubrir precisamente porque al estar todo en función de la estructura del Estado y bajo la dirección del Estado se limita la posibilidad de satisfacer un grupo de necesidades, entonces abrir este sector informal. Ahora, abrir el sector informal no va a implicar un divorcio de los trabajadores por cuenta propia de la estructura del Estado, sino al contrario, todo está previsto para que estos trabajadores por cuenta propia se mantengan vinculados directamente a la estructura del Estado, quiere esto decir; a través de sus organizaciones obreras, el vínculo con el Partido, el vínculo con la Unión de Jóvenes Comunistas, el vínculo con las organizaciones de masas, el derecho a la jubilación, el derecho de disfrutar igual que toda la población, por supuesto, de las ventajas que en salud, en educación, en cultura, en recreación tiene y goza el pueblo cubano. Hemos pensado en que estos trabajadores de ninguna manera se desvinculen de la marcha, del proceso revolucionario cubano. Estos son algunos elementos incluidos dentro de los lineamientos y dentro del proceso de actualización del modelo económico nuestro que pensamos son importantes, todo esto dirigido a qué, tenemos que mejorar por ejemplo el control también, tenemos que mejorar el control sobre la actividad económica, eso es muy importante, y todo va dirigido, decía, a qué, a ser más eficientes, a ser más productivos, a consolidar, a fortalecer nuestra economía, en la medida en que seamos capaces de hacer eso, entonces lógicamente tendremos muchas más posibilidades de satisfacer las necesidades de la población, que es el objetivo central de la revolución y de fortalecer también todo nuestro trabajo en todos los órdenes, no sólo en el orden económico, sino también en el orden político, en el orden social. Esto es a grandes rasgos el momento en que estamos, las tareas que estamos enfrentando, la situación que tenemos por delante y de más está decirles que estamos totalmente optimistas, somos muy optimistas. Pensamos que este es el camino correcto, que estas son las medidas que se corresponden a la situación actual, las decisiones están tomadas, el camino está trazado y en esa esa dirección estamos caminando. Les repito y creo que es un elemento fundamental, estamos caminando, el pueblo cubano está caminando, la inmensa mayoría del pueblo cubano convencidos todos de que este es el camino. Hemos estado durante muchos años constantemente enfrentando retos. La revolución cubana si por algo se ha caracterizado es que nunca hemos estado cómodos, nunca hemos podido hacer todo lo que hemos deseado, no nos lo ha permitido la situación internacional, el escenario internacional, el embate del imperialismo norteamericano. Por supuesto en este camino también hemos cometido errores, errores que estamos perfectamente claros, primero están identificados, segundo estamos trabajando para resolveros, no estaremos nunca exentos de errores, esto es lógico, esto es un proceso normal, pero sí les garantizamos que estamos en absoluta disposición de resolver los problemas que tengamos, de enfrentar los problemas que tengamos y de enmendar todo lo que tengamos que enmendar en este camino. Esto es repito a grandes trazos el momento en que estamos y la proyección en que está la revolución cubana.

2. ¿Cómo se plantea el Comité Central del PCC el fortalecimiento de la conciencia revolucionaria de la población cubana, en tanto las nuevas disposiciones de este desarrollo económico?

Bueno, este es un aspecto, lógicamente siempre esencial y muy importante para todos los revolucionarios. Mira, hay un primer elemento importante en el sentido este de la conciencia revolucionaria y es precisamente la participación revolucionaria. Es muy importante la participación de los distintos sectores de la población en el proyecto revolucionario que se pretenda construir, esto que yo decía al principio es un elemento cardinal, es un elemento esencial, y es un elemento esencial también en la creación y en el desarrollo de la conciencia política y social. Entonces yo creo que este es un elemento muy importante, la participación permanente de las personas en el proyecto revolucionario, y esta es una de las cosas en las que estamos trabajando con mucha fuerza, o sea, la participación de todos los sectores; el sector obrero, campesino, productivo tiene que tener una participación fundamental en la acción revolucionaria, en la movilización revolucionaria, en la dinámica política revolucionaria, en el proyecto y en las tareas que tú estás enfrentando, y eso es generador de conciencia, es un elemento muy importante generador de conciencia. Pero esto es, estaba hablando, del sector obrero, campesino, productivo. El resto de los sectores tienen que marchar también al mismo nivel, estamos hablando por ejemplo, de la incorporación de las mujeres a la labor revolucionaria, al proyecto revolucionario, de ir perfeccionando cada vez más eso, de ir propiciando cada vez una mayor integración de las mujeres al proceso en su totalidad. El sector de la juventud, un sector sumamente importante para la marcha del proceso revolucionario, para el desarrollo y para el futuro y para la actualidad del proceso y de las tareas que estamos enfrentando, el sector juvenil tiene que, cada vez acompañarnos con más fuerza, cada vez participar con más fuerza, cada vez tener más capacidad de decisión en este proyecto y en este camino, o sea, no estamos hablando solo de participación e integración, estamos hablando del rol fundamental y protagónico que estos sectores deben jugar y muy importante es el sector de los jóvenes. Estos son elementos generadores de conciencia, estos son elementos fundamentales generadores de conciencia.

Paralelamente a este proceso de integración y de participación y de generación de tareas, de ideas, de conceptos y de que además todos los sectores se vean reflejados claramente en el proyecto revolucionario, hay también lógicamente un elemento que tiene que ver con el orden cultural, con el orden educativo y con el orden teórico, estamos hablando entonces de la comprensión, del estudio, del análisis de los referentes teóricos y de la enseñanza, la experiencia y la realización del proceso revolucionario cubano. Nuestro proceso revolucionario tiene elementos que los diferencian de otros procesos, no hay dos procesos iguales, no puede haber dos procesos iguales. Nosotros pensamos que el criterio de que se pueden edificar el proyecto revolucionario exactamente iguales es fatídico. No sólo es un error, sino que es un grave error. Cada país tiene su historia, tiene sus realidades, tiene sus condicionantes y los procesos difieren unos de otros. Los principios tienen que ser coincidentes, el principio de soberanía, el principio de independencia, el principio de autodeterminación, entre otros, son principios que sí son comunes, pero hay elementos que son particulares, hay elementos que son individuales, por tanto, en el desarrollo y creación de la conciencia que tu mencionabas y del fundamento teórico del por qué luchamos y qué pretendemos, en ese camino entra el análisis, el estudio permanente de estas particularidades, ahí entra el estudio de la historia, la ética, la moral, una serie de elementos fundamentales que tienen que acompañar lo que te decía de la integración al proyecto revolucionario, o sea, es el componente ideológico, es el componente político ideológico que precisamente pertrecha a la persona una serie de conocimientos básicos para ser también más eficientes, más productivos y contribuir más al desarrollo de ese proyecto revolucionario. Estas dos cosas creo que deben marchar al unísono, tenemos conciencia de eso y en este camino también vamos.

En cuanto a tu pregunta concreta está la participación, la dinámica de participación y al mismo tiempo el apertrechamiento teórico de los conceptos que dan fundamento y base al proyecto revolucionario en el orden internacional, de la historia universal y también de la historia, de la experiencia del proceso revolucionario cubano que tiene sus particularidades.

3. Hay algo muy importante que ha acontecido en los últimos tiempos a Cuba referente a los 5 héroes cubanos. ¿Cuáles son los avances del gobierno cubano y de la solidaridad internacional respecto a estos 5 héroes vejados y transgredidos por el gobierno imperialista norteamericano?

Hace un rato conversaba con Diego (Torres) que precisamente en el mes de septiembre se va a realizar la Jornada Internacional de Solidaridad con los 5 Héroes Cubanos. Se van a realizar una serie de acciones en el mundo entero de solidaridad con los 5 héroes. Ustedes conocen perfectamente la historia de este caso, es un caso con trasfondo puramente político, los EEUU, los gobiernos norteamericanos lo han manejado con una intencionalidad política clara de acuerdo a los criterios, la influencia y el peso que han tenido en estos gobiernos fundamentalmente los sectores más reaccionarios de la comunidad cubana en los EEUU, ustedes conocen que se presentan contradicciones tan grandes como la de que, por ejemplo, mientras están presos estos cinco compañeros por luchar contra el terrorismo, o sea, por buscar información acerca de las acciones terroristas que pretendían realizar contra Cuba organizaciones contra-revolucionarias radicadas en los EEUU, apañadas, agrupadas por los gobiernos norteamericanos, mientras estos compañeros estaban realizando esa función y están prisioneros, y están condenados a varias cadenas perpetuas algunos de ellos, como Gerardo por ejemplo, se presentan contradicciones como el hecho de Luis Posada Carriles que precisamente pasó por aquí por México en un momento de su fatídico peregrinaje y uno de los culpables ideológicos organizadores del atentado contra un avión cubano en Barbados; decenas de muertos, mientras este señor es terrorista, es torturador, conocido además en América Latina por su labor en varios países en funciones de este tipo, se pasea libremente por los EEUU. Y cuando más se pretendió condenarlo por una causa ínfima, que no tiene ninguna relación con la realidad el daño que este ciudadano ha hecho, mientras esto ocurre, pues los cinco compañeros están presos. Están presos y además se les imputan condenas absolutamente injustas, absolutamente arbitrarias, absolutamente irracionales.

Realmente el único elemento que puede obrar a favor de nuestros cinco compañeros es la solidaridad internacional, de eso estamos absolutamente convencidos, o sea, es la presión internacional que lleve a que el gobierno de los EEUU adopte unas decisiones en cuanto al caso que permita precisamente la liberación de nuestros compañeros, de ahí por ejemplo, entre otras acciones, esta Jornada que les decía que se va a realizar en el mes de septiembre. Nosotros en las coordinaciones que sistemáticamente tenemos con nuestros amigos, con las organizaciones e instituciones, etc., ue son muchísimas, con las que tenemos relaciones en el mundo entero, estamos coordinando las acciones para esta Jornada de Solidaridad. Muchos compañeros, muchas instituciones, muchas organizaciones nos han expresado su intención de –aprovechando y en correspondencia con esta jornada- realizar acciones de pronunciamiento, de protesta, de declaraciones, de intercambio, de diálogo, de reflexiones en función de dar a conocer la causa de estos compañeros, la injusticia que se ha cometido con ellos, contra ellos y reclamar la liberación de los compañeros. Por supuesto que nosotros conocemos perfectamente que en este caso el Partido Comunista como siempre ha ocurrido será una de las organizaciones que le brinden toda la solidaridad, todo el apoyo, todo el reconocimiento a la causa de estos compañeros y seguramente también exigirán la liberación de los 5 héroes. Esta es la situación en torno al caso.

Camarada, a nombre del PCM y a nombre del periódico El Comunista, el órgano de difusión nuestro partido le agradezco por el tiempo, por el espacio, por contestar estas preguntas que serán de mucha utilidad, no solamente para nosotros como camaradas y militantes del partido sino para las personas a quienes va dirigido el periódico, a la clase trabajadora a los estudiantes y nuestros principales centros de injerencia que tenemos como PCM y a menos que quiera decir una última cosa, eso sería todo, gracias.

Muchas gracias de nuevo a ustedes, mis felicitaciones al Partido, a los miembros del Partido, mi reconocimiento y nuestra disposición permanente a estar siempre en contacto y a fortalecer nuestras relaciones y nuestros lazos de amistad que son absolutamente indestructibles. Muchas gracias a ustedes.