Unidad, a pesar de todo… La lucha de los ex obreros de CIVSA, un ejemplo a seguir.

El Comunista
20.Jul.11 :: Noticias nacionales

A 20 años de iniciado el conflicto siguen luchando como al principio
En la histórica región textilera de Río Blanco, Orizaba y Ciudad Mendoza, un conflicto laboral que detonó un problema social hace casi 20 años, está por concluir favorablemente para los 292 trabajadores de la empresa textil Compañía Industrial Veracruzana (CIVSA). Los trabajadores despedidos de la fábrica en 1991 y el Sindicato de Trabajadores de la Compañía Industrial Veracruzana se han mantenido, contra viento y marea, en la pelea por hacer valer sus derechos. Durante todo este tiempo muchos han sido los dolores y sufrimientos que han debido soportar los trabajadores, pero manteniendo la divisa de UNIDAD de todos los trabajadores también han saboreado el triunfo en base a que cada pequeña victoria era un obstáculo menos en su lucha.



Creemos que la experiencia de los compañeros trabajadores de CIVSA –una victoria en medio de tantas derrotas– a veinte años de su conflicto laboral, puede aportar grandes enseñanzas a los obreros de México. Por tal motivo el Partido Comunista de México, que durante los últimos tiempos ha construido una relación de confianza a partir del seguimiento del conflicto y el acercamiento solidario a esta heroica lucha de los trabajadores, ha realizado, a través de la Célula Úrsulo Galván, la presente entrevista al compañero Hipólito Flores Alonso, dirigente de los trabajadores despedidos en 1991.
Célula Úrsulo Galván: ¿Compañero cuál es el recuento de daños en estos 20 años de lucha?

Compañero Hipólito Flores Alonso: El conflicto con la Compañía Industrial Veracruzana S.A. de C. V. (CIVSA) inicia el 26 de septiembre de 1991 con el despido de 600 obreros por la manipulación de la empresa hecha hacia el sindicato junto con sus antiguos dirigentes y apoderados legales. En ese entonces era gobernador del estado Dante Delgado Rannauro.

Es importante mencionar que el conflicto laboral del 91, se convierte en un problema social en la clase trabajadora, porque la mayoría de los hijos de los obreros despedidos dejan de estudiar para dedicarse a trabajar, separaciones matrimoniales principalmente por problemas económicos, drogadicción, alcoholismo, etc., todo esto generado a raíz del conflicto con CIVSA.

Uno de los peores daños fue que hubo compañeros en prisión por aproximadamente tres años, por un homicidio, que después las autoridades dijeron el clásico “usted disculpe, ustedes no fueron”, y en lo personal yo también fui encarcelado, nos boletinaron para que no nos dieran trabajo aquí en la región, tuvimos que salir a otros lugares a buscar trabajo, algunos tuvimos que vender nuestras casas y a la fecha andamos rentando.

Otro de los problemas, el más grave de todos, es que hasta el momento han fallecido 35 compañeros que pudieron haber estado disfrutando en su momento lo que les corresponde por ley, quedando sus beneficiarios todos ellos con derecho a la liquidación que les corresponde. Hay casos en los que ha fallecido la esposa y el esposo, entonces aquí se tiene que buscar a los beneficiarios, también tenemos en la antesala de capilla alrededor de ocho o nueve compañeros que están en una situación crítica, esto también es parte del problema que después de ser un conflicto laboral se convierte en un problema social, es entonces donde el gobierno del estado se deslinda argumentando que es un problema que le compete al gobierno federal, en ese sentido a habido discusiones con el gobierno estatal ya que todos como gobierno, estatal, federal municipal, absolutamente todos, tienen la obligación de hacer una intervención para el conflicto, que en su momento tenga solución.

C. U. G.: ¿Cómo le han hecho para mantener la unidad todo este tiempo?

H. F. A. La clave para mantener la unidad han sido las asambleas que se han venido realizando, cada ocho días se les exhorta a los compañeros a mantener la unidad. No queremos reconocerlos, pero entre nosotros mismos tenemos dos o tres gentes que se han encargado de intrigar y querer hacer el divisionismo, son gente que ha pertenecido a partidos de izquierda que en su momento no ven culminadas sus ambiciones, se han ido con partidos oficialistas, afortunadamente los compañeros han creado conciencia porque nosotros nos vemos como hermanos, nos tratamos de esa manera para poder comprendernos y sacar adelante este conflicto de esto hay una prueba muy fehaciente con la venta del terreno de Los Filtros y ahorita la fábrica ya la estamos escriturando para que más adelante la podamos vender.

Hay un punto muy importante precisamente a raíz de la unidad que nosotros tenemos ha habido gente sindicalizada que estaba con la parte contraria, que le revocaron poder al sindicato y se unieron a nuestras filas, estamos hablando de alrededor de 135 ex obreros que están dentro de nuestro movimiento y esto ha sido un factor muy importante porque ha servido de presión tanto a las autoridades laborales como al gobierno del estado para que haga una intervención seria y responsable porque el problema de nosotros ya no es sólo un problema laboral sino que también se convierte en un problema social.

Nosotros buscamos la unidad con la parte contraria porque a fin de cuentas los que manipulan esto son una o dos personas y lo que buscamos es el beneficio común tanto para ellos como para nosotros.

Se le giro un pliego petitorio al gobernador del estado Javier Duarte, solicitando su intervención ya hemos tenido reuniones con el titular de la secretaría del trabajo Marco Antonio Aguilar Yunes y nos ha reiterado el compromiso del gobernador con nosotros, sigue en la mejor disposición, hemos buscado el apoyo del gobierno estatal porque si nos basamos en nuestros mismos esfuerzos no vamos a poder escriturar la fábrica, ya que sólo de impuestos es como un millón y medio de pesos.

Los primeros pasos que dimos fue el embargo de la fábrica, posteriormente vino la adjudicación y los trabajadores del 91 somos los que estamos en la etapa de escrituración de la fábrica, una vez escriturada se empezará a plantearle su intervención al gobierno del estado para que se busquen los probables inversionistas y puedan hacer el pago correspondiente a los trabajadores del 91 y por lo que concierne a los que le revocaron poder al sindicato ya se embargó la hidroeléctrica, la maquinaria, el canal y un lugar que se llama Taza de agua.

C. U. G. ¿Qué experiencia les ha dejado todos estos años de lucha?

H. F. A.: La mentalidad que nosotros tenemos es que este movimiento, esta lucha es única, porque no creo que haya una comparada con la de nosotros y si la hay pues mis respetos para toda esta gente que ha luchado de esa manera pero esto sí es un gran mensaje para todas las organizaciones, sindicatos y movimientos sociales que existen, de que ahí está una prueba más de que querer es poder y dejar de luchar es prácticamente estar acabado, es estar muerto; quiero que esto sirva de ejemplo para todas las partes donde exista un movimiento en este mundo.

C. U. G. ¿Qué opinan de centrales como la CROM, CROC, CTM, UNT?

H. F. A.: Cabe hacer una aclaración, que según nosotros la UNT está considerada como un sindicato de lucha, según tengo entendido así; de los que sí no opino lo mismo son de las centrales como la CTM, CROM o CROC, entre otras centrales más que desgraciadamente ahorita en base a lo que quieren reformar que es la ley laboral, pues ellos son los primeros que no deberían estar de acuerdo pero son centrales que se dejan llevar primeramente por sus dirigentes y de ahí pues son centrales charras que sabiendo que les está perjudicando esta reforma se dejan llevar porque de antemano sabemos que pertenecen a unas siglas que son el PRI, y el PRI y el PAN son los que están promoviendo esta reforma.

C. U. G ¿Los medios de comunicación mencionan que los compañeros de Torres Serrano se unieron al grupo de ustedes, cuáles son los beneficios que se esperan de esta unión?

H. F. A.: Cabe aclarar que esta unión que se está dando en base a que jurídicamente nuestra apoderada legal ha hecho las gestiones correspondientes para que avance el problema, por un lado y por otro lado los trabajadores del 91 hemos promovido y hemos acudido al gobierno del estado y a la dirigencia nacional de la CROM para que ellos ya no nos pongan candados y dar solución al conflicto lo más pronto posible, por eso mismo ellos han accedido a hacer un solo grupo, pero este grupo es entre comillas, porque tal parece que hay un pequeño grupo que no quiere que se resuelva este problema, ya que tienen un beneficio particular con las instalaciones que le corresponden al sindicato; al obtener la resolución lógico que se les acaba su mina. Pero ellos no hacen conciencia de que la necesidad es de todos los que estamos involucrados, tanto de ellos como los trabajadores de confianza y los trabajadores del 91; esta unión se ha dado porque nuestra apoderada legal lo ha promovido jurídicamente ante los tribunales y nosotros los trabajadores del 91 lo hemos promovido política y moralmente ante las instancias del gobierno del estado para que les hagan un extrañamiento y le digan que lo mejor de todo esto es hacer un solo grupo para obtener un beneficio común.

C. U. G. ¿Qué le aconsejarían a los trabajadores de hoy, sus hijos o nietos que se enfrentan o dentro de poco se van a enfrentar al mundo laboral?

H. F. A.: Más que nada, en ausencia de la oportunidad de seguir estudiando porque eso es muy factible, sabemos que estudiando o no estudiando la situación política y social que existe en México da muy poca oportunidad para ellos. Donde quiera que se encuentren estos jóvenes lo que necesitan es organizarse y tener conocimiento real de lo que está pasando primeramente por la parte política que es la que nos ha llevado al traste; que lean, que se documenten y más que nada que luchen.

Por último, repito que aquí no ha terminado esto y vamos a seguir como al principio, este lugar a donde hemos llegado nos ha costado mucho trabajo y es una tristeza que pudiendo tener resolución mucho antes, pudiendo evitarse tantas penas como son los compañeros fallecidos, tengamos que estar luchando contra las mismas leyes que nos amparan y que esas mismas leyes son las que hacen que todo esto sea más difícil en complicidad con los sindicatos y autoridades competentes, además de los tribunales laborales.